Falta de anestesistas: "La ley es un parche que no soluciona los conflictos"

Así lo aseguró Arturo Salassa, médico anestesista y portavoz de los Anestesiólogos Autoconvocados de Mendoza. Además, acusó al Gobierno provincial de "utilizar el sistema legislativo" para "dilatar las cosas y evitar el diálogo con el sector".

Falta de anestesistas: "La ley es un parche que no soluciona los conflictos"

Foto: ADN País

Provincial

Dale!

Brecha salarial

Radio U

Unidiversidad

Publicado el 19 DE MAYO DE 2022

Luego de la sanción exprés que obtuvo este martes en la Legislatura, la Ley de Emergencia en el Servicio de Anestesiología fue oficializada este jueves en el Boletín Oficial a través del Decreto 9391.

"Declárese la emergencia en la especialidad de anestesiología en todos los servicios y/o unidades y/o divisiones y/o secciones de los establecimientos sanitarios del subsector público de la Provincia de Mendoza, por el plazo de ciento veinte (120) días", con posibilidad de prórroga por otro período igual por única vez, explica el texto.

El médico anestesista y portavoz de los Anestesiólogos Autoconvocados de Mendoza, Arturo Salassa, dialogó con Radio U sobre la sanción de esta nueva ley de emergencia, a la que entendió “como un parche” que no soluciona los problemas de fondo, y repudió el accionar del Gobierno al entender que “nunca quiso dialogar" y utilizó al sistema legislativo para "estirar las cosas”. Además, Salassa puntualizó los problemas diarios a los que se enfrentan las y los anestesistas de Mendoza y explicó la situación de renuncias y no renovaciones que hubo en el sector.

En primer lugar, Arturo Salassa se mostró “disconforme” con la forma de actuar del Ejecutivo provincial y criticó el “espíritu” que tiene la nueva ley de emergencia en anestesiología de Mendoza. El médico anestesista detalló los motivos por los que no está de acuerdo con la nueva normativa: “A nosotros nos cuesta mucho ser positivos después de las muestras que hemos tenido por parte del Gobierno. No hubo en 80 días un intento verdadero de sentarse a dialogar por el reclamo. Nosotros presentamos las notas el 24 de febrero y tuvimos intención de generar acuerdos y consensos para avanzar positivamente en esto. Sin embargo, tuvimos que terminar en una ley, en vez de reglamentar una mesa de diálogo, lo que nos parece un despropósito y una preocupación, que a los 85 días del comienzo de todo esto se establezca por un instrumento legislativo un plazo de 120 días más como una solución”.

A su vez, Salassa remarcó que esta situación está generando inconvenientes en las personas que se deben operar: “Nuestra preocupación principal son los pacientes que no están pudiendo ser operados a raíz de este conflicto. Por eso, nos permitimos pensar que esta es la primera vez que pueda haber una voluntad verdadera de diálogo, con intervención de todos los bloques del arco político, para poder dar una solución racional a todo esto. La única salida a este problema es una mesa de diálogo urgente”.

“Esta ley de emergencia es un parche que no soluciona los problemas de fondo. Acá el inconveniente central es la cuestión salarial. Además, existen problemas organizativos y de gestión de los recursos humanos”, aseguró el referente.

Por otra parte, el portavoz de los Anestesiólogos Autoconvocados de Mendoza se refirió a la polémica que se creó alrededor del pedido de aumento superior al 100 % por parte de la asociación: “Lo primero que hicimos fue acudir a un grupo de economistas de la UNCUYO, que elaboraron unos informes que revelaron varios temas preocupantes alrededor de nuestro trabajo diario. Los trabajadores y trabajadoras de la salud de Mendoza han perdido las 2/3 partes de su poder adquisitivo en solamente 3 años. Esto se explica por las paritarias a la baja y por el aumento nulo de los salarios durante la pandemia, lo que generó un desequilibro importantísimo respecto del resto del país”.

“No queremos ganar 2000 dólares mensuales como pasa en Chile, queremos ganar lo mismo que ganan en Buenos Aires o San Luis”, avisó Salassa.

Finalmente, Arturo Salassa se refirió a las renuncias y a las no renovaciones que hubo en los contratos de prestación de servicios: “Fuimos 68 las y los prestadores de servicios del Estado que decidimos, durante los últimos días de febrero y los primeros de marzo, presentar notas anunciando el conflicto con 30 días de anticipación. Lo hicimos porque tenemos voluntad real de resolverlo. A eso se sumó que, tras 80 días de conflicto, solo quedaron las y los médicos nombrados de planta”.

 

El anuncio en el Boletín Oficial

 

Audio

  • Entrevista a Arturo Salassa.

    Médico anestesista y portavoz de los Anestesiólogos Autoconvocados de Mendoza

ley de emergencia anestesistas conflicto salarios gobierno diálogo mendoza