Gilad Pereg: el juicio, las repercusiones mediáticas y una condena

La prensa provincial y nacional siguió la evolución de las pruebas del caso del exmilitar israelí. Qué dejó el juicio por jurados.

Gilad Pereg: el juicio, las repercusiones mediáticas y una condena

Foto: Prensa Poder Judicial

Sociedad

Crimen de las israelíes

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 04 DE NOVIEMBRE DE 2021

Ocho. Esa fue la cantidad de días en los que la cara de Gilad Pereg estuvo en los medios provinciales y nacionales, pero no así en los internacionales. Aunque el hombre fue condenado a prisión perpetua por los crímenes de su madre, Phyria Saroussy, y su tía, Lily Pereg, sus apariciones se transformaron en una especie show mediático. Repasamos qué dejó su juicio por jurados.

El caso de Nicolás Gilad Pereg fue el 26º juicio por jurado realizado en Mendoza y el primero que ocurrió en el nuevo Polo Judicial Penal, que lleva un mes de funcionamiento. Este proceso permitió abrir una nueva instancia en la que los juicios por jurado aumentarán, ya que las instalaciones cuentan con cuatro salas para la realización de audiencias en simultáneo.

Con mucha expectativa se esperaba que el israelí estuviera presente durante la semana y media que duró su juicio, pero, el primer día entró a la Sala 15 y comenzó a maullar. Los más de 230 sonidos de gato generaron que la prensa lo titulara como “el hombre gato”, y esta fue la estrategia que la defensa trató de sostener durante todos los días que duró el juicio. Además, su forma de vestir, el mantenerse descalzo en la audiencia y su mala higiene contribuyeron a la causa.

Desde los primeros días, los testigos no apuntaron a la criminalidad del hecho en cuestión, sino al estado de salud mental del exmilitar israelí. En concreto, se buscaba conocer si era imputable o no, pero el gran problema que mantenía este caso fueron las diferencias de criterio entre profesionales de la Salud. Sin embargo, algo quedó claro: su diagnóstico, un “trastorno esquizotípico de la personalidad”, no afectaba su juicio crítico.

La tarea fue muy compleja para el jurado popular, ya que debían juzgar si Gilad Pereg actuaba la sintomatología, o si verdaderamente mantenía ese estado de salud al momento de cometer los asesinatos. En tanto, la fiscalía, la querella y la defensa buscaban convencer al jurado de sus posturas.

Al tratarse de una situación en la que se debían recordar términos exactos de la salud de una persona, un dato no menor que se tuvo en cuenta es que dentro del equipo de jurados se encontraba una psicóloga de 26 años. Las conclusiones externas presumían que podía llegar a liderar el grupo o, al menos, “mover la balanza” hacia un determinado lado.

Por ser un caso que trascendía Argentina, la información llegó a 23 medios internacionales, aunque el interés principal estuvo a nivel provincial. Como ejemplo, el veredicto que fue transmitido en inglés mantuvo conectadas a unas 40 personas y, el que se encontraba en español, a unas 600 personas. Además, para llevar a cabo ese trabajo, se realizó la primera cabina de traducción para casos judiciales y se trató del primer caso de juicios por jurado en Mendoza que contó con dos traductoras en simultáneo.

Si bien las familias de las víctimas eran parte de esa audiencia que necesitaba la traducción del juicio, no tuvieron una gran participación durante el proceso. De hecho, Moshe Pereg, uno de los hermanos de Nicolás Gilad Pereg, fue pedido por la defensa para prestar testimonio, pero los abogados defensores remarcaron que “quisieron ponerse en contacto, pero nunca respondió”.

La “locura” y el abordaje en los medios de comunicación

Otro de los puntos que deja el caso de Gilad Pereg son las falencias en el tratamiento de la Salud Mental. Tanto la querella, la defensa, el Ministerio Público Fiscal, como así también los medios de comunicación, hablaron de brotes psicóticos (sin tener conocimiento exacto sobre si Gilad Pereg alguna vez los padeció) y hasta hicieron referencia a “los locos” y “la locura”.

En términos generales, aunque el veredicto de los jurados estableció la pena máxima en ambos asesinatos, hasta el momento quedaron dudas: ¿Gilad Pereg cumplirá un tratamiento en El Sauce? ¿Su estado de salud ha empeorado? Para la defensa, el israelí “entendió a su modo” la condena y remarcan que sigue siendo inimputable.

condena a gilad pereg imputabilidad de gilad pereg salud mental