“Huggy Wuggy” vuelve a generar preocupación en madres, padres y docentes

Meses atrás se hablaba de que este juego generaba ansiedad, llanto y miedo en chicos y chicas. Hoy, se investiga si genera que existan autolesiones por el surgimiento de los spin-offs o “copias” del juego.

"Huggy Wuggy" vuelve a generar preocupación en madres, padres y docentes

“Huggy Wuggy” vuelve a generar preocupación en madres, padres y docentes. Foto: Télam.

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 22 DE SEPTIEMBRE DE 2022

"Huggy Wuggy", el monstruo de color azul y de dientes grandes vuelve a tomar popularidad, pero de una forma preocupante. La semana pasada, siete niños uruguayos debieron ser internados en Montevideo con cortes luego de "interpretar" un videojuego que los habría incentivado a autolesionarse.

Los menores, que se encuentran bien de salud, se habrían autolesionado con la hoja de un sacapuntas.

El juego en cuestión es Poppy Playtime, una aplicación de terror disponible para celulares, cuyo protagonista se llama "Huggy Wuggy" del cual hay que intentar escapar a lo largo de las partidas.

Es un juego “single player” (un solo jugador), en el cual no hay chat, por lo que no se interactúa con otras personas. La mecánica del juego no incluye nada relacionado a cortes y menos a un sacapuntas. Sin embargo, el mencionado personaje alcanzó tanta popularidad que permitió el surgimiento de los spin-offs o “copias” del juego, los cuales están disponibles en Youtube.

Es en uno de estos videos es que la figura del monstruo es utilizada para incentivar a menores a realizar peligrosos retos y a autolesionarse. Uno de ellos consistía en desarmar un sacapuntas y autolesionarse con el filo de este, una prueba que intentaron realizar los estudiantes de la escuela uruguaya.

Esta no es la primera vez que "Huggy Wuggy" es noticia. Un par de meses atrás, la licenciada en psicología Leticia Valladares pasó por  Like a las 10 (Señal U) y mostró su preocupación por el hecho. “El mayor problema es que, cuando estas cosas se ponen de moda, rápidamente se viralizan y llegan a todos los sectores de la sociedad. En esta oportunidad, el problema más grande es que el público al que está dirigido es menor, especialmente los que tienen entre 6 y 10 años”.

En relación a eso, Valladares explicó que los síntomas más repetidos en chicos y chicas, producto de la visualización de este videojuego, son “ansiedad, crisis de angustia, llanto y miedo a irse a dormir”, entre otros.

(Huggy Wuggy alcanzó tanta popularidad que permitió el surgimiento de los spin-offs o “copias” del juego, los cuales están disponibles en Youtube). Foto: Télam.

Hubo alarma en la comunidad educativa de Mendoza

Algunos de los efectos perjudiciales en las infancias fueron advertidos por autoridades de colegios de Mendoza. En su momento, por ejemplo, desde la escuela Rainbow, mandaron un comunicado oficial a padres y madres para advertirles sobre posibles problemas en la salud mental de sus hijos e hijas a raíz de este juego de terror.

“Se encuentra circulando por Internet un juego llamado Poppy Playtime. Se trata de un muñeco de peluche llamado Huggy Wuggy”, comienza el escrito. “Este muñeco posee una dentadura muy afilada que amenaza al jugador con quitarle la vida asfixiándolo. También invita a los participantes a cumplir desafíos violentos y peligrosos”, aseguraron las autoridades del colegio mendocino.

“Los videos del personaje y personas jugando se han vuelto virales; incluso existe merchandising como muñecos y figuritas”, informaron. Las autoridades advirtieron: “Estamos en condiciones de afirmar que en el colegio ya tenemos casos de niños y niñas (en quienes) están surgiendo cambios anímicos, angustias, miedos y pesadillas a causa del contenido. Por este motivo, le sugerimos ejercer el control parental sobre los dispositivos electrónicos”.

(El problema más grande es que el público al que está dirigido es menor, especialmente los que tienen entre 6 y 10 años”, expresó Valladares en Like a las 10). Foto: Télam.

Cómo prevenir

En cuanto a las recomendaciones para evitar que las infancias accedan a este siniestro juego, Valladares consideró fundamental que “los padres –más allá de preocuparse– se ocupen de la situación y pongan limites”, básicamente “estando cerca de los chicos y viendo a qué contenidos tienen acceso” para evitar que lleguen a juegos virtuales inapropiados. “Cada tanto pasa que aparece un juego así, o algún desafío que implica alguna interacción entre padres e hijos. Muchas veces, los papás se asustan y ahí se dan cuenta de que los chicos están solos frente al avance de la tecnología”, agregó Valladares .

La psicóloga, además, resaltó la importancia de lograr “un abordaje familiar adecuado” para impedir el avance de este tipo de problemáticas. Lo primero que hay que hacer, según interpretó, “es comenzar con un diálogo, que va a cambiar según la edad del niño o niña”, con la idea de “no prohibirle de cuajo la visualización del video, pero sí que sirva para advertirles que a eso no se juega” porque les va a “provocar un daño”.

Fuente: Télam / La Nación

huggy wuggy reto videojuego