Infraestructura: el gran freno para que más alumnos tengan jornada extendida

En Mendoza están incluidas en el programa solo 438 escuelas y 21 640 chicos.

Infraestructura: el gran freno para que más alumnos tengan jornada extendida

El programa incluye actualmente a los chicos y chicas de sexto y séptimo grado de 438 escuelas primarias públicas. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad Unidiversidad Educación / por Verónica Gordillo / Publicado el 09 DE AGOSTO 2019

La infraestructura: ese es el problema central que impide sumar más chicos y chicas y más escuelas primarias a la jornada extendida. La radiografía no cambió mucho en los últimos años: en Mendoza están incluidos en el programa solo 438 escuelas de nivel inicial y 21 640 alumnos de sexto y séptimo año, de un total de 188 mil.

Los alumnos incluidos en esta propuesta, además del horario usual de clases, almuerzan en el colegio y luego se quedan más horas (en total, siete), en las que refuerzan los contenidos y tienen talleres artísticos.

Aunque la jornada extendida es obligatoria por ley, un informe del Ministerio de Educación determinó que en 2015 estaban incluidas en el programa el 22 % de las escuelas primarias del país (4964) y el 14 % de las chicas y chicos (652 734). En el documento también se detalló que la región Cuyo tenía una mayor cobertura por colegios (el 39 %) y que estaba en una situación intermedia en cuanto a la cantidad de alumnos (el 13 %).

Pese a esto, desde el gobierno escolar mendocino evaluaron como positiva la experiencia y explicaron que el impedimento más importante para extender el programa a las 729 escuelas primarias es la infraestructura, o lo que es lo mismo, el financiamiento para mejorarla. Desde el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE), expresaron que, si bien están de acuerdo con la propuesta, es un “parche” porque no tiene un financiamiento sostenido que permita incluir a más escuelas, ni brindar mejores condiciones a los docentes.

 

En marcha

El Programa Provincial de Jornada Extendida (JE) se puso en marcha en Mendoza siguiendo los postulados de la Ley de Educación Nacional (26206). En su artículo 28, establece: “Las escuelas primarias serán de jornada extendida o completa con la finalidad de asegurar el logro de los objetivos fijados para este nivel”.

La primera resolución local respecto del programa data de 2013, cuando se determinaron los lineamientos generales de la propuesta. Pese a esto, después de la aprobación de la Ley Nacional en 2006, la Provincia puso en marcha el programa de Doble Escolaridad con objetivos muy parecidos.

Actualmente, en el Programa de Jornada Extendida solo están incluidos los chicos y chicas de sexto y séptimo grado. Los colegios son seleccionados siguiendo dos postulados básicos: muchos están en zonas rurales e incluyen a comunidades que enfrentan situaciones de marginalidad.

El mismo programa se implementó en un puñado de colegios secundarios y en educación especial, aunque el alcance es mucho más acotado. De acuerdo a información oficial, en el nivel medio son 139 divisiones, es decir, 4000 alumnos de primero y segundo año.

Sólo 1 de cada 10 niños tiene doble escolaridad en Mendoza

Apenas 21 500 alumnos de los 183 mil que asisten a las escuelas primarias públicas de Mendoza -es decir solo el 11,7 %- acceden a la jornada escolar extendida (JEE), según el último informe del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, con base en los datos del Anuario Estadístico Educativo 2015 elaborado por el Ministerio de Educación de la Nación.

 

Evaluación positiva

El director de Educación Primaria de la Dirección General de Escuelas (DGE), Sergio Márquez, explicó que la propuesta se puso en marcha hace tres años en 400 escuelas, a las que en el presente ciclo se sumaron 38, y que incluye a  21 640 chicos de los 188 mil que cursan ese nivel. Márquez comentó que el objetivo pedagógico de la propuesta, que comenzó el 15 de abril y se extenderá hasta el 30 de noviembre, es profundizar los saberes que los chicos y chicas adquieren en el horario normal de cursado, a lo que se suman los talleres artísticos.

El funcionario explicó  que los chicos almuerzan el colegio, lo que no solo tiene que ver con la alimentación en sí, sino con adquirir hábitos sanos. Después tienen clases de acompañamiento de estudios en distintas materias, una hora de taller literario, una de juego matemático, otra de lenguaje artístico (puede ser de teatro, música o plástica) y una de lengua extranjera (solo para los alumnos de sexto).

El funcionario comentó que la evaluación del proceso es positiva. Explicó que, aunque es difícil hacer análisis cuantitativos en la primaria –especialmente por la forma en que se evalúa–, los datos muestran que los/as alumnas que están incluidos en el programa mejoraron su rendimiento en algunas áreas. A esto –comentó– se suman los talleres artísticos, que permiten a los pequeños desarrollar otras capacidades.

1+1= doble escolaridad

Se puso en marcha desde el año 2000 y tiene una proyección a 10 años. El objetivo apunta a promover la igualdad de oportunidades y brindar apoyo a las escuelas ubicadas en zonas económica y socialmente deprimidas.

 

La pata débil

Si bien la ley nacional marca que es obligatorio que Argentina avance hacia la doble escolaridad, Márquez reconoció que la gran limitante es edilicia, ya que muchas escuelas no tienen espacio físico para brindar la alimentación a los alumnos (una cocina adecuada) ni espacios para que los docentes puedan desarrollar los talleres artísticos. El funcionario dijo que, como la modalidad implica doble turno, en muchas escuelas no están dadas las condiciones edilicias para concretarlo, ya sea porque tienen turno tarde o porque comparten el establecimiento con otros colegios, aunque sean de otro nivel.

Mañana comienzan las inscripciones en primaria

Mañana (jueves 8) comenzarán las inscripciones de los niños y niñas que ingresarán al nivel primario en 2020, que se concretarán en cuatro instancias. Así lo anunciaron desde la Dirección General de Escuelas (DGE). Por medio de un comunicado, las autoridades del gobierno escolar garantizaron bancos para los niñas y niñas que ingresen a la primaria.

 

Política de “parche”

Para el secretario de Educación del SUTE, Pablo Massutti, la propuesta es positiva, pero aseguró que con el tiempo se convirtió en una política de “parche”. Explicó que la razón central es que no existe una inversión sostenida que permita ampliarla a todos los alumnos ni brindar certezas a los docentes que trabajan en este programa.

Massutti también apuntó al aspecto pedagógico. Dijo que el gremio no participó en la elaboración del proyecto pedagógico, y que el solo hecho de permanecer más tiempo en la escuela no significa una mejora de los saberes de los alumnos. Por el contrario, recalcó que es necesario que los profesores puedan hacer una evaluación y seguimiento de los chicos y chicas, lo que consideró imposible por las condiciones de trabajo de quienes están incluidos en este sistema.

El secretario de Educación recalcó que la apuesta del sindicato es que el sistema se organice y que a futuro se extienda a todas las escuelas primarias y a todos sus alumnos, sin restringirlo a los que asisten a sexto y séptimo ni a los colegios rurales o que están en contextos de marginalidad.