Inicia la I Cumbre de la Celac y la Unión Europea

Desde el sábado 26 hasta el domingo 27 de enero se desarrolla en Santiago de Chile, la I Cumbre de mandatarios de la Celac y la UE, donde se abordarán tratados de cooperación entre ambos bloques regionales. Representantes académicos de las universidades latinoamericanas y caribeñas presentarán a los jefes de Estado convocados un documento  con propuestas educativas para el bienestar continental, que trabajaron días atrás en la previa del encuentro.

Inicia la I Cumbre de la Celac y la Unión Europea

Internacionales

Unidiversidad

Edición Cuyo

Publicado el 27 DE ENERO DE 2013

La Cumbre Celac-UE está compuesta por 61 países de ambos bloques regionales, 33 de los cuales son latinoamericanos y caribeños. La magnitud del evento ha tomado relevancia mundial ya que en él participarán más de 40 jefes de Estado, incluida la presidenta argentina Cristina Fernández, la canciller Angela Merkel, el primer ministro de España Mariano Rajoy, y sus pares Dilma Rousseff y Enrique Peña Nieto, por Brasil y México.

Evoca además un hecho políticamente histórico, pues los países europeos, sumergidos en una intensa crisis económica, se abocarán a escuchar las experiencias que en el último decenio les han permitido a los países del bloque latinoamericano generar políticas de integración con el fin reparar daños estructurales causados por la profundización del neoliberalismo,  principalmente en los años 90.

En este sentido, cabe señalar que la Celac se creó el 23 de febrero de 2010, como resultado de la Cumbre de América Latina y el Caribe (Calc) y el Grupo de Río. Incorpora a todos los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), excepto Estados Unidos y Canadá, con la intención de favorecer la integración y el desarrollo de los países latinoamericanos y de revertir el sometimiento histórico al que los han mantenido históricamente las políticas externas de las naciones centrales.

En esta línea, la cumbre culminará con el paso de la presidencia pro témpore del organismo a Cuba de parte del país anfitrión. De esta manera, el liderazgo del bloque quedará en manos del presidente cubano Raúl Castro por dos años más, lo que ha desatado expresiones de descontento que parten de los sectores conservadores del país vecino y el respaldo popular de los defensores de la unidad latinoamericana.

Entre los distintos objetivos del cónclave se encuentra el de construir una Alianza para el Desarrollo Sustentable que promueva inversiones de calidad social y ambiental, así como también mejoras sustanciales en materia de educación, ciencia y tecnología, innovación y emprendimiento, e igualdad, según ha explicado el gobierno chileno en distintos comunicados.



Respecto al trabajo interregional se anunció que tanto Europa como la Celac trabajarán sobre "inversiones amigables", respetuosas con las comunidades locales, el medio ambiente, las leyes laborales y que den seguridad jurídica a sus inversionistas, entendidas estas como “un motor para el crecimiento y el desarrollo de las sociedades ya que generan empleo y dinamizan las economías”.

Se espera la participación de unos cuarenta organismos internacionales, parlamentarios de ambas regiones, las más altas autoridades del Poder Judicial, sindicatos, empresarios, académicos, y grupos de la sociedad civil y organizada.Declaración de Santiago. Rectores, académicos e investigadores de más de 200 universidades de ambas regiones participaron en uno de los encuentros que se organizan de manera paralela al evento y que tuvo lugar entre el 22 y 23 de enero pasados, denominada “I Cumbre académica de la Celac”.

El documento final elaborado por los académicos se conoció como “Declaración de Santiago” y  será entregado a los jefes de Estado para exponerles una serie de medidas que estimulen la cooperación entre los centros de estudio de Europa y América Latina y el Caribe.

Según establece el texto, estas propuestas tienden a "armar el espacio euro-Latinoamericano, en crear las condiciones para integrar la educación superior en ese espacio, que la investigación en este espacio se vincule a la solución de los problemas que existen en el mundo, además de vincular a la Universidad con la sociedad de una manera distinta".

Se incluyen temas como "la formación, movilidad e intercambios estudiantiles, universitarios y profesionales, así como la cooperación educativa, científica y tecnológica, en una perspectiva de largo plazo y reciprocidad".

También plantea la posibilidad de generar un sistema de acreditación común para los centros de estudios superiores en los países de ambas regiones, así como marcos de convalidación de estudios, reconocimiento de títulos, de grado y postgrado.

Finalmente propone  la creación de un Foro Académico Permanente para  tratar estas temáticas.

integración latinoamérica europa