Interclaustro, nueva propuesta política en la Universidad

Este espacio formado por representantes de los cuatro claustros fue presentado ayer en un acto en Ciencias Económicas. Sus referentes en la UNCUYO son las decanas de Educación Elemental y Especial, Mónica Castilla, y de Ciencias Políticas y Sociales, Graciela Cousinet. Al lanzamiento asistieron Julio Cobos, Alfredo Cornejo y dirigentes del socialismo y de Libres del Sur. Sus consignas son lograr una universidad plural y reformista. Aunque aún no tienen candidato, disputarán el poder en la elección del rector y vicerrector el próximo año, cuando por primera vez se hará a través del voto directo.

Interclaustro, nueva propuesta política en la Universidad

Foto: Axel Lloret

Sociedad

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 22 DE NOVIEMBRE DE 2013


Con la presencia de referentes del radicalismo, como Julio Cobos y Alfredo Cornejo, del socialismo y de Libres del Sur, se presentó ayer Interclaustro, un espacio conformado por alumnos, graduados, docentes y personal de apoyo académico de la UNCUYO que levantan la bandera de la reforma universitaria de 1918 y que buscarán consensos para disputar el poder en la elección de autoridades que se realizará el próximo año, por primera vez con el sistema de votación directa.

El lanzamiento se realizó en uno de los auditorios de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCUYO, hasta el que llegaron el exgobernador y diputado electo por el radicalismo, Julio Cobos; el presidente de ese partido en Mendoza, Alfredo Cornejo; los legisladores provinciales Néstor Parés y Tadeo García Salazar; dirigentes y exfuncionarios de distintas gestiones radicales, así como también representantes del socialismo y de Libres del Sur.

La agrupación estudiantil Franja Morada y el Movimiento Nacional Reformista (MNR) también forman parte de este espacio y fueron los encargados de recibir a los invitados.

Los organizadores y el propio Cobos desmintieron que Interclaustro fuera la proyección del cobismo dentro de la UNCUYO, aclararon que formaban parte del proyecto referentes de otros partidos e invitaron a sumarse a todos los independientes que quieran una universidad plural y reformista.

Graciela Cousinet, decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y una de las referentes del espacio, explicó que la inquietud surgió desde los estudiantes y que están trabajando hace un año en la iniciativa. Indicó que levantan los principios de la reforma universitaria de 1918, un movimiento que cambió la universidad no solo en Argentina sino en toda la América Latina.

Cousinet explicó que trabajarán por la pluralidad y por la búsqueda de consensos, y recalcó que siguen apostando a los acuerdos que permitieron que peronistas y radicales se turnaran como autoridades universitarias, aunque recalcó que existen algunos sectores que quieren romper estas alianzas, lo que hoy consideró como una “amenaza” y no como algo que esté sucediendo realmente.

Cousinet también se encargó de desmentir que Interclaustro significara el ingreso del cobismo a la universidad: “Cobos vino en su condición de exdecano, es un referente pero ni el radicalismo es Cobos, ni este espacio es Cobos. Este es un acto académico con intencionalidad política”, explicó.

La decana señaló que el espacio no tiene un candidato para la elección de rector y vicerrector, aunque adelantó que seguramente lo tendrá y que surgirá del acuerdo. El año próximo, la UNCUYO elegirá autoridades y utilizará por primera vez el sistema de voto directo, ponderado según la representatividad de cada claustro.

Los integrantes de Franja Morada tuvieron una participación activa en el encuentro. Facundo López, Yamel Ases y Federico Letard explicaron que, a partir de las coincidencias ideológicas, construyeron Intercalustro con el objetivo de defender la pluralidad y el espíritu reformista que, entienden, la universidad perdió especialmente luego de la muerte del exvicerrector Gustavo Kent, en octubre de 2011.

Universidad plural y reformista

La mesa académica estuvo presidida por las dos decanas que representan el nuevo espacio: Mónica Castilla, de la Facultad de Educación Elemental y Especial y Graciela Cousinet. A su lado se sentaron los disertantes invitados: Julio Cobos; el exrector de la Universidad Nacional de San Luis y diputado electo por la UCR, José Luis Riccardo; el secretario de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Alejandro Gómez, y el rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Francisco Morea.

Los expositores hablaron sobre “Aportes para una universidad plural y reformista” desde distintas perspectivas, aprovechando sus conocimiento al frente de distintas instituciones educativas públicas.

José Luis Riccardo enumeró algunas de las consignas de la reforma universitaria de 1918 y dijo que la mayoría hoy siguen vigentes, como lograr mayor equilibrio en la representación, convertir a la investigación en uno de los pilares de su acción, poner el acento en la extensión, además de seguir fomentando el concurso público y desarrollar un tema pendiente como la libertad de cátedra.

Riccardo destacó la transformación que significa para una universidad elegir a sus autoridades por el voto directo, tal como lo hará la UNCUYO por primera vez el próximo año. Dijo que las elecciones siempre están atravesadas por intereses legítimos que con este sistema se transparentan, lo que tiene un enorme impacto hacia el interior de la universidad.

Alejandro Gómez planteó que la universidad pública y gratuita está viviendo uno de los momentos más importantes en su historia con los 30 años de democracia, ya que nunca tuvo el nivel de investigación actual. La mala noticia, señaló, es que los reformistas deben plantearse cómo seguimos, resolver la enorme deuda que tiene con la sociedad, reflexionar sobre la obligación de mirar al 25 por ciento de las personas que nunca irá a una facultad y asumir el compromiso de incluirlos.

Gómez invitó a los presentes a redoblar esfuerzos para ser verdaderamente reformistas y pluralistas, a transitar y superar la etapa de la reflexión y pasar a la práctica.

El rector de la Universidad Nacional de Mar de Plata, Francisco Morea, también centró su exposición en la reforma. La reivindicó por haber dejado atrás a una universidad feudal, oscurantista y anticientífica y destacó a la autonomía como uno de los pilares de su funcionamiento que es necesario defender. “Esto no es privilegio, no hay desarrollo científico sin autonomía”, señaló.

Morea planteó el nuevo desafío que, a su entender, debe guiar a los reformistas. Dijo que la universidad debe ponerse al servicio del pueblo y del país, y hacer aportes para la solución de los problemas. “Si el sistema científico no responde a las necesidades de la sociedad, corremos el riesgo de tener una universidad desconectada de la gente. Tenemos que integrarnos al país y al mundo y tratar de que la gente viva mejor”, fueron sus palabras.

Luego fue el turno de Cobos, quien aseguró que para lograr una universidad progresista, pluralista y con conexión con la sociedad, es necesario recordar las misiones que tiene: la formación, la extensión y la investigación.

Para el diputado nacional electo por la UCR, otro de los pilares fundamentales es la calidad educativa. Señaló que es necesario reforzar los saberes y materias básicas, para luego aportar las materias tecnológicas y brindar a los alumnos herramientas que les permitan interpretar los procesos de cambio que se están dando a nivel mundial.

Cobos planteó que la universidad debe responder a las demandas sociales, articular con el Estado y con las empresas, aunque aseguró que no se puede hablar de cambio en la matriz productiva mientras no existan cambios profundos en la matriz educativa.

El exgobernador recalcó que las universidades públicas deben colaborar en la resolución de los problemas sociales y consideró que, hoy, el más acuciante es la cantidad de personas que viven en situación de pobreza.

interclaustro radical franja morada cousinet