Clases presenciales: las faltas deben ser justificadas

Así lo aclaró la DGE. Quienes no acudan deberán presentar un certificado médico. El reclamo de San Rafael.

Clases presenciales: las faltas deben ser justificadas

Foto: Unidiversidad

Provincial Unidiversidad Educación / por Unidiversidad / Fuente: Diario UNO / Publicado el 05 DE MAYO 2021

En medio de la discusión entre jurisdicciones acerca de la conveniencia de que haya clases presenciales, Mendoza no acató el decreto del Presidente y mantuvo la disposición de que las clases se desarrollen en las aulas. Desde la Dirección General de Escuelas (DGE), aclararon que la asistencia a las clases es obligatoria para estudiantes, a excepción de los que integren grupos de riesgo.

Desde febrero de 2021 rige la Resolución 387 del Consejo Federal de Educación. Esta indica que si el niño o niña no pertenece a uno de los grupos de riesgo epidemiológicos y si no convive con un familiar directo que esté incluido en una de estas categorías, está obligado a asistir a clases. Así lo confirmaron desde la DGE a Diario UNO, recordando que en Mendoza se decidió no acatar el decreto presidencial por el cual las zonas consideradas en alerta epidemiológica debían pasar al sistema de educación virtual.

De esta manera, en la provincia la asistencia a las clases presenciales no es una elección sino que debe mediar un certificado expedido por un médico para que las faltas queden justificadas.

"El mejor lugar para que estén los chicos es la escuela. El último lugar que hay que cerrar es la escuela", enfatizó esta semana en una conferencia de prensa el titular de la Dirección General de Escuelas, José Thomas.

 

San Rafael pide clases virtuales

Mientras tanto, en la comuna de San Rafael hubo un pedido en sentido contrario: el intendente Emir Félix le solicitó a Rodolfo Suarez, entre otras medidas, que se aplique allí la virtualidad por 14 días. “Es bueno tener clases presenciales, pero las clases se recuperan", justificó Félix, que aseguró a la vez que la población sanrafaelina está “preocupada por el aumento de contagios” y que muchos padres están “angustiados por la obligatoriedad de enviar a sus hijos a clases ante esta situación sanitaria”.