Crece la pelea entre la Barrick y Gioja

Un informe de la minera dice que le avisaron del incidente al gobernador a las 15.00. Los ciudadanos recibieron información a la medianoche.

Crece la pelea entre la Barrick y Gioja

Recorte del informe preliminar de la Barrick donde explica cómo fue el derrame ocurrido en Veladero

Sociedad Unidiversidad Derrame en Veladero / por Cecilia Amadeo / Publicado el 17 DE SEPTIEMBRE 2015

Según publica hoy jueves 17 el Diario de Cuyo, el informe preliminar entregado por Barrick Gold, la empresa que opera la mina Veladero, al gobierno de San Juan detalla cómo ocurrió el incidente que derramó 224 mil litros de solución cianurada, el equivalente a seis camiones de combustible.

El reporte reveló que las máximas autoridades sanjuaninas supieron del incidente a las tres de la tarde del domingo 13, es decir, cinco horas después de que ocurrió. Sin embargo, la población no recibió información oficial hasta la medianoche, cuando se movilizó a la Municipalidad de Jáchal para reclamar ante los rumores que corrían por las redes sociales.

Entre las versiones que circulaban esa noche, había un mensaje de Whatsapp que señalaba que se habían derramado 15 mil litros de cianuro y mercurio. A los ojos de los sanjuaninos, esa cantidad parecía una monstruosidad. Nada haría prever que la realidad multiplicaría la cifra casi por 15.

La información sale a la luz justo un día después de que el Gobierno sanjuanino anunciara su decisión de investigar y denunciar penalmente a la minera. Se pone en evidencia un escenario inédito donde la firma canadiense responde con un informe implicitamente crítico al gobernador sanjuanino, a quien se lo ha visto, históricamente, prominero.
 

El incidente, minuto a minuto

Ese domingo, el primero en reportar una anomalía fue un operador multifunción del valle de lixiviación, quien a las 10.00 notó un aumento del caudal en una de las compuertas del valle y lo comunicó a su supervisor. Una hora y cuarto más tarde lograron detectar la fuga y recién a las 11.31, es decir, una hora y media después de haberse detectado el incidente, se ordenó el cierre total de la planta, tarea que demandó otros 15 minutos. Cerca del mediodía, los operarios de la mina descubrieron el lugar exacto de la pérdida, una válvula de venteo de una cañería, y comenzaron el proceso para cerrarla, lo cual les demandó una media hora de trabajo.

El reporte detalla también cómo fue convocada la cadena de mando de la mina y cómo se enteraron de lo sucedido las autoridades del Gobierno de San Juan. Siguiendo el reporte de la minera, se supo, por ejemplo, que las gerencias se enteraron a la 15.00, es decir, cinco horas después de iniciado el problema, y recién ahí comunicaron la novedad a las autoridades provinciales. Concretamente, el reporte de la Barrick dice que "se dio oportuno aviso telefónico al Sr. Secretario de Gestión Ambiental y Policía Minera (Marcelo Carlos Ghiglione), así como también al Sr. Gobernador de la Provincia (José Luis Gioja) y al Sr. Ministro de Minería (Felipe Saavedra)".
 

Otros datos

El reporte consigna también que "el dato inicial de solución cianurada derramada en virtud del incidente ocurrido, alcanzaría a 224 m3", aunque también aclara que no se puede identificar el momento preciso de la "contigencia operativa" ya que el último control sobre las vávulas se realizó el sábado 12 a las 18.00.

Otra curiosidad que entrega el informe es el detalle de las medidas "preventivas" que la empresa dice haber adoptado en conjunto con la autoridad minera de San Juan. "Se han decidido otras medidas adicionales de tipo ambiental y social, las que se están implementado desde el día 15/09/15 en las zonas de las poblaciones del Chinguillo, Malimán y Alaguasto. Tales medidas son: a) avisos a la comunidad para que esté alertada sobre la posible presencia de sustancias contaminantes en el Río Blanco, b) entrega de agua potable para bebida humana y animal; c) agregado controlado de hipoclorito de sodio a fin de neutralizar cualquier presencia de cianuro, mayor a los parámetros legales", señala el informe recibido por el Ministerio de Minería sanjuanino el miércoles 16.

Queda claro, entonces, que la población recibió alertas oficiales y por parte de la megaminera dos días después de haberse producido el incidente.