La crisis alimentaria global, otra notable ausencia en la Cumbre de las Américas

Con el telón de fondo del conflicto entre dos de los mayores productores de trigo del mundo, la problemática no estará en la mesa de discusiones entre el presidente Joe Biden y sus pares americanos, ni en la declaración final.

La crisis alimentaria global, otra notable ausencia en la Cumbre de las Américas

En América Latina, la crisis ucraniana ha dejado en evidencia las enormes diferencias que hay en la producción de alimentos. Foto: AFP

Internacionales

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 08 DE JUNIO DE 2022

El cambio climático y el precio de pan no dan tregua. La ONU advierte de hambrunas catastróficas en países pobres. Rusia, Turquía y Europa se disputan sacar el grano de Ucrania bloqueado por la guerra. El mundo habla de seguridad alimentaria, pero el tema no está en la agenda oficial de la Cumbre de las Américas que se realiza por estos días en la ciudad de Los Ángeles y a la que asiste el presidente Alberto Fernádez.

Con el telón de fondo del conflicto entre dos de los mayores productores de trigo del mundo, la problemática sí será abordada en las márgenes de la cumbre por funcionarios estadounidenses, aunque no estará en la mesa de discusiones entre el presidente Joe Biden y sus pares americanos, ni en la declaración final.
 

La jefa del organismo que distribuye la ayuda exterior de Estados Unidos (Usaid) tenía previsto dar este miércoles un discurso sobre "la creciente inseguridad alimentaria" en América y el desarrollo de sistemas alimentarios sustentables, equitativos y resistentes", informó el propio organismo, dependiente del Departamento de Estado, en un comunicado.

La administradora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Samantha Power, presidirá un panel de expertos que aportarán su visión, entre ellos el excanciller hondureño Eduardo Enrique Reina y el director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (ICCA), el argentino Manuel Otero.

Un funcionario estadounidense dijo a periodistas que Biden anunciará esta semana en la cumbre de Los Ángeles más de 300 millones de dólares en ayuda económica para América Latina y el Caribe en caso de inseguridad alimentaria.

El comunicado de Usaid no aclaró si Power, exembajadora de Estados Unidos en la ONU, se referirá al anuncio de Biden cuando dé detalles en el encuentro los esfuerzos de Washington "para lidiar con el impacto de la crisis alimentaria global en América Latina y el Caribe", según la nota.

Otero tiene previsto presentar en el evento una serie de propuestas "para reforzar la acción colectiva en las Américas a fin de combatir la inseguridad alimentaria y asegurar el desarrollo sostenible", informó el ICCA, el organismo de agricultura de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Otero dijo este miércoles a Télam que valoraba la convocatoria de hace tiempo del Departamento de Estado a la reunión y el interés de Estados Unidos en el tema. "Queremos ser de alguna manera los voceros que en esta reunión enfaticen que la seguridad alimentaria tiene que estar al tope de la agenda mundial", señaló.

"No puede haber hambruna. La conflictividad social por ese lado es un hecho que no está lejano. Entonces, sin querer dramatizar, nos parece que este es el tema", agregó.

 

Ucrania y Rusia producen un tercio del trigo mundial.
 

Ucrania dice que el bloqueo de sus puertos por Rusia le impide exportar 22.000 millones de toneladas de granos. Rusia, gran productor de fertilizantes, no puede venderlos en el mercado internacional -tampoco sus cereales- por sanciones occidentales.

En América Latina, la crisis ucraniana ha dejado en evidencia las enormes diferencias que hay en la producción de alimentos.

La región podría producir alimentos para abastecer a toda la población de sus países, pero debido a sus desigualdades y a factores climáticos, políticos y técnicos, como lo prevé el Programa Mundial de Alimentos (PAM), de la ONU, América Latina atravesaría una aguda crisis de inseguridad alimentaria.

De acuerdo con el PAM, antes de la invasión de Rusia a Ucrania, cerca de 9,3 millones de latinoamericanos ya sufrían inseguridad alimentaria. Ahora, en el transcurso de la invasión y el recrudecimiento del conflicto, se espera que esta cifra aumente a 13,3 millones de personas.

El panorama también es desolador en África. La ONU ha dicho que los países africanos, entre los más vulnerables en términos alimentarios, importaron de Ucrania y Rusia el 44% de los granos que consumieron entre 2018 y 2020.

Según datos de la Unión Africana (UA), fertilizantes en África son tres veces más caros ahora que en 2001, y casi no hay. Perú es de los países sudamericanos más afectados por la falta de fertilizantes.

Argentina produce urea, de los fertilizantes más usados, pero la demanda ha superado la producción, con la consecuente necesidad de importaciones.

De acuerdo con estimaciones, la producción de cereales en África caerá entre un 20% y un 50%".

Según advirtieron esta semana dos organismos de la ONU, la falta de comida se volverá más habitual por factores climáticos a los que se suma la escalada mundial del precio de los de los alimentos causada por la guerra en Ucrania y la pandemia de coronavirus.

"A más crisis, tiene que haber más cooperación internacional, más articulación entre lo público y lo privado, y esto encierra una oportunidad para algunos países del continente y la necesidad de tener más comercio, sobre todo con las regiones vulnerables", dijo Otero.

El director del ICCA -uno de los dos argentinos que preside un organismo internacional-, adelantó a Télam que sus propuestas a los líderes reunidos en la cumbre tendrán foco en el fortalecimiento y la transformación de sus sistemas agroalimentarios.

"Esto es fundamental para la seguridad alimentaria, la sostenibilidad ambiental y, también, para la búsqueda de paz y estabilidad democrática", dijo.

Otero preside el ICCA desde 2018. El organismo tiene su sede en San José de Costa Rica.

El otro argentino que preside un organismo internacional es Rafael Grossi, el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dependiente de la ONU y con sede en Viena, Austria.

 

Alberto Fernández rumbo a la Cumbre

El presidente Alberto Fernández sostuvo este martes que participará en la próxima IX Cumbre de las Américas para "defender" los derechos de los países de la región y se refirió a la salida de Matías Kulfas del Ministerio de Desarrollo Productivo como un "tema superado".
 

"Vamos a defender la unidad de Latinoamérica. La unidad no se declama, se ejerce; y la mejor forma de ejercerla es no segregar a nadie", subrayó sobre la postura que llevará a Los Ángeles como gobernante de la Argentina y presidente pro-témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
 

En cuanto a la negativa de Estados Unidos a cursar invitaciones a Cuba, Venezuela y Nicaragua, dijo que que Argentina "lamenta" la ausencia de esos países que no fueron invitados y adelantó que él, en tanto titular del bloque regional, tratará de "llevar la voz" de esas naciones.

Con motivo de las exclusiones decididas por EEUU, varios presidentes de América Latina -entre ellos el mexicano Andrés Manuel López Obrador y el boliviano Luis Arce- anunciaron que no concurrirán al cónclave.

Según informaron oportunamente fuentes oficiales de la Presidencia, Fernández concurrirá a la Cumbre en su rol de jefe de Estado pero, además, transmitirá en el foro hemisférico la posición de la Celac, tras haberlo acordado con los principales referentes políticos de la región.

Rumbo a la Cumbre

El mandatario viaja acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el canciller, Santiago Cafiero; la ministra de Salud, Carla Vizzotti y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

El jefe de Estado y su comitiva partieron a las 23.34 desde el aeropuerto Internacional de Ezeiza.

También forman parte de la comitiva oficial el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; las secretarias de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Cecilia Nicolini. Acompañarán además al jefe de Gabinete de Asesores, Juan Manuel Olmos; y el diputado nacional Eduardo Valdés.

La Cumbre de Líderes, encabezada por el presidente estadounidense Joe Biden, se desarrollará entre este jueves y el viernes.

Fernández intervendrá este jueves a las 15.10 (las 19.10 en Argentina) en calidad de titular de la Presidencia Pro Témpore de la Celac y expresará la necesidad de una Latinoamérica unida y sin exclusiones; esto último a raíz de la decisión del país anfitrión de no invitar a esta Cumbre a Venezuela, Nicaragua y Cuba.

"Vamos a defender la unidad de Latinoamérica. La unidad no se declama, se ejerce; y la mejor forma de ejercerla es no segregar a nadie", subrayó ayer sobre la postura que llevará a Los Ángeles.

Por su parte, la primera dama Fabiola Yañez tomará parte de las actividades sociales organizadas en el marco de la Cumbre de las Américas, invitada por la primera dama estadounidense, Jill Biden: "En tiempos difíciles para el mundo, celebro que existan estos valiosos espacios de intercambio regional", publicó la Primera Dama en su cuenta de la red social Instagram.

El encuentro internacional contempla también la realización del noveno Foro de la Sociedad Civil -que se realizó el lunes-, la Cuarta Cumbre de "CEO" de las Américas -que se desarrolla este martes- y el sexto Foro de Jóvenes de las Américas, que comenzará el miércoles.

 

Fuente: Francisco Alcácer, enviado especial para Télam

cumbre de las américas crisis alimentaria