"Los despidos de trabajadores por la aplicación de la ley de medios son un mito"

El Sindicato Argentino de Trabajadores de Televisión regional Mendoza (SAT-SAID)  desmiente las versiones impuestas por el Grupo Clarín acerca de los cientos de puestos de trabajo en riesgo que depararía su adecuación a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Los trabajadores están respaldados por un acuerdo entre el Gobierno Nacional, el AFSCA y los sindicatos que el mismo entramado hegemónico se ha ocupado de invisibilizar”, aseguró Marcelo Aparicio, secretario general del gremio a nivel provincial.

"Los despidos de trabajadores por la aplicación de la ley de medios son un mito"

El titular de la AFSCA, Martín Sabbatella, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, reunidos con delegados de prensa de Canal 13 y TN, y del Sindicato Argentino de Televisión. Foto: Télam

Sociedad

Unidiversidad

Penélope Moro

Publicado el 04 DE NOVIEMBRE DE 2013


Mientras avanza la  adecuación de oficio del Grupo Clarín a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el monopolio agota frentes de batalla con el fin de perpetuar la situación de privilegio que detenta hace décadas. Además de las operaciones judiciales que pergeña por estos días, el frente de las orquestaciones mediáticas para deslegitimar socialmente la norma permanece al día. La supuesta pérdida de fuentes de trabajo como consecuencia de la plena aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es la idea que pretende instalar desde cada uno de los medios que mantiene bajo su órbita.

Ante esta situación, el Ministerio de Trabajo de la Nación y y la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) convocó el último sábado a una reunión con los delegados de Canal 13 y TN para ratificar la vigencia del convenio rubricado el año pasado, creado para garantizar la continuidad de los puestos de trabajo de los medios o grupos que deban adecuarse a la norma y que estén vigentes hasta el momento en función de la aplicación de la LSCA.

Frente al panorama de desconcentración mediática que finalmente habilitará el reciente fallo de la Corte Suprema, el secretario general de dicho sindicato a nivel local, Marcelo Aparicio, fue consultado por Radio Nacional Mendoza acerca de la situación real a la que se exponen los trabajadores de prensa de la provincia, donde el monopolio cuenta con infinidad de repetidoras.
A los temores de despedidos que pretende instalar el Grupo Clarín sobre sus trabajadores y audiencia, Aparicio antepone aquel acuerdo firmado el 27 de noviembre pasado entre el gobierno Nacional, la AFSCA, la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y el SAT-SAID al sostener que presenta “poder de ley”. 

El convenio fue promovido semanas antes del 7 de diciembre el año pasado, fecha convenida en un principio como el límite para la vigencia de la cautelar otorgada a Clarín y que impedía la plena vigencia de la LSCA. Para ese momento, según detalló el gremialista, la incertidumbre de los trabajadores del monopolio sobre su futuro se hacía evidente debido a las propias advertencias de las patronales acerca de una posible reducción de personal como consecuencia de la transferencia de licencias a la que debía someterse para cumplir con la legislación.

“En este contexto, desde SAT-SAID y otros gremios de prensa planteamos la situación al Gobierno Nacional. El acuerdo surgió como respuesta a ese planteo y como resultado de las asambleas que llevamos adelante en todo el país informando cómo sería la implementación y los frutos positivos para de esta ley”, expresó.



La letra del convenio plasma el compromiso de que, en los pliegos de los concursos para la transferencia de licencias que se lleven adelante en el proceso de adecuación de los grupos de medios, se establezca como “requisito y condición
sine qua non, el mantenimiento de las fuentes de trabajo y las condiciones laborales”. Lo mismo se exige respecto de las “condiciones de trabajo, reglas convencionales y legales aplicadas por el transmitente”.

Aparicio señaló además que, con el fin de regular y controlar el cumplimiento del convenio, se creó la Comisión de Coordinación integrada por representantes del Ministerio de Trabajo y de AFSCA con activa participación de los sindicatos intervinientes. En este sentido, consideró que la idea de riesgo de los puestos de trabajo responde a una “falacia” y a los “cucos” que el entramado hegemónico pretende imponer.

“Nosotros conocemos muy bien a las patronales de Clarín, los combatimos y hemos ganado muchísimas peleas”, dijo respecto de la militancia  del gremio por la nueva ley de medios. “Apoyamos la ley porque promueve una sociedad más justa e igualitaria, pero nunca nos desatendimos de las implicancias que tendría su aplicación sobre los trabajadores”.

Participación y reivindicación laboral

Finalmente, consultado por la situación actual de los trabajadores de televisión de la provincia, aseguró que viven “un momento de mucho trabajo, lucha y organización”. Según expuso, desde el 2003 a esta parte el sector a alcanzó el 1150 por ciento de aumento salarial. “Pero las reivindicaciones no solo son salariales, también se expresan en la participación de los trabajadores en el gremio”, expresó. Como botón de muestra, aportó que en la actualidad el gremio cuenta con 1050 afiliados, mientras que10 años atrás participaban del sindicato solo 120 asociados.

Las expectativas de SAT-SAID sobre el escenario que abre la aplicación plena de la nueva ley de medios es que multiplique fuentes laborales a partir de condiciones dignas de trabajo que el propio Estado deberá asumir, además de las patronales comerciales. "La ley fue hecha para democratizar la comunicación, esto lleva a que nuevos canales y espacios se abran. Sin dudas la aplicación se va a traducir en mayor demanda laboral. Es un despropósito sostener lo contrario", concluyó Aparicio.

satsaid trabajadores mendoza grupo clarín ley de servicios de comunicación audiovisual