La electrónica experimental se abrió paso en Mendoza

El Teatro Universidad recibió al Ciclo Sincro 2012 de la mano de Markus Popp, conocido también como Oval. Entrevista con Asolaar, integrante de Sincro. La electrónica experimental se abre camino entre esquemas culturales rígidos.

La electrónica experimental se abrió paso en Mendoza

Música experimental y digital corrió este domingo en el Teatro Universidad. Fotos gentileza.

Cultura Unidiversidad por Analía Martín / Publicado el 22 DE SEPTIEMBRE 2012

Entre las muchas definiciones que nos da el diccionario de “Sincro” encontramos “motor cuya velocidad de rotación se corresponde exactamente con la frecuencia de la corriente eléctrica que lo alimenta”. Yo propongo otra definición, a saber, Sincro: motor que se alimenta de música electrónica capaz de hacer mover grandes estructuras arcaicas.

El pasado domingo llegó al Teatro Universidad el ciclo Sincro, que es una serie de eventos de música electrónica y experimental. Desde el 2001 se llevan a cabo en la ciudad de Mendoza. En agosto de 2006 Sincro comenzó a funcionar como netlabel, con el lanzamiento de su primer compilado "Artificios". Se denomina netlabel (también online label, web label o MP3 label) a los sellos discográficos que distribuyen su música en formatos digitales (normalmente MP3 u OGG) a través de la red.

Desde el 2009 hasta la fecha no han parado de traer artistas internacionales y lanzar compilados. Pura música en movimiento, de manera independiente y, por el momento, gratuita.

Los que encienden esta maquinaria de electrónica, música y experimentación son Darío Pinto o Asolaar y Miguel Onofri. Con la idea de echar luz sobre este género que se empieza a conocer de a poco en el país y Latinoamérica, Edición Cuyo entrevistó a Asolaar.

 ¿Qué tipo de música creás?

Individualmente, como músico, lo que hago es música experimental, casi en su totalidad es procesada por medios digitales. De todas maneras sampleo muchos instrumentos acústicos o análogos los cuales después intervengo por medio de software o también hardware, porque también fabrico algunos pedales y distorsionadores personalizados. Dentro de la electrónica experimental, te encontrás con un montón de vertientes como el noise, glitch, clicks & cuts, IDM, dong, etc. El último material que he editado y tenemos publicado en el Netlable Sincro es más hacia el lado del noise o dong.

¿Pero es música apta para todo público?

No es una música para nada comercial ni de fácil escucha, pero también es muy subjetivo esto, depende de lo que cada uno haya incorporado. Yo digo que a la gente que escucha pop, quizás le cueste un poco más que a la gente que le gusta escuchar música un poco más arriesgada. Esto no quiere decir que es mejor ni peor, sólo que hay gente que le gusta escuchar cosas nuevas y otros que prefieren la FM con cosas que ya han escuchado.

Es extraño encontrarse con esto por estos pagos…

En Argentina, es difícil decir que somos los únicos porque es algo que está surgiendo ahora. Había un par de sellos antes pero que han caído como Digital Media que está la web pero no han publicado más nada. Y por ahí no hay un sello que hace algo experimental sino que edita más bien algo dance o música de bits, que también es electrónica pero es más como para el club. Pasa que también hay muy poco feedback a nivel nacional. Para darte un ejemplo, nosotros tenemos en Facebook 3 o 4 mil amigos, de los cuales el 90% son de otros lugares, entonces no tenés escena acá y eso no estimula mucho. Además que técnicamente es un lío mantener el sitio, no solo por el costo, sino por el hosting, el diseño, subir los discos para descargar y tenés que tener cierta firmeza, tiene que ser una plataforma sólida, no que labure día por medio, o un hosting gratuito que anda mal o lento que no se ve en Europa.

¿Corren en desventaja como sello discográfico virtual respecto a las empresas tradicionales?

Las empresas tradicionales tienen un problema mucho más grave que el nuestro porque el costo que tenemos nosotros es más que nada de mantenimiento. Los discos al no tener edición física no tenemos ubicación, entonces prácticamente los hacemos a pedido, no tengo una habitación con 5 mil discos que  si no se venden, están virtual y no genera un costo como el que sería pagar un lugar para guardar los discos. De todas maneras, nosotros tenemos la idea de empezar a vender, o sea, siguen siendo discos virtuales, que se puedan descargar hasta un track pero no el disco completo, y empezar a cobrarlo. Como lo están haciendo algunos netlable que venden discos virtuales o son discográficas que se están trasformando en un híbrido, venden discos pero también venden su versión en mp3. Pero por ahora todo lo que tenemos es de descarga gratuita.

La mejor manera de asesinar un domingo

En esta ocasión contaremos con la histórica visita a Mendoza del artista alemán Oval, conocido también como Markus Popp. A la hora de hablar de Popp, la gacetilla del evento reza: “con un instinto innegable para lo placenteramente irritante, lo drástico y la ensoñación, Markus Popp fue pionero del glitch, clicks & cuts y el microsonido, inspirando y provocando a una generación entera de músicos”.

El historial de este músico alemán está sembrado de grandes nombres. Ha colaborado con artistas como Björk, Ryuichi Sakamoto, Apparat, Tortoise, Squarepusher y Jim O'Rourke. Además, formó parte del proyecto Microstoria (dúo con Jan St. Werner, uno de los integrantes de Mouse On Mars). También ha trabajado en campos como el cine, la danza contemporánea, la publicidad y las instalaciones interactivas.

Para Asolaar, Markus Popp y "otros grandes, son como los Beethoven y los Sex Pistols de este momento”.

¿Qué sentís compartiendo este espacio con Markus Popp?

Tocar con Markus Pop es una satisfacción personal muy grande, me cuesta decirlo en palabras, lo respetamos mucho. Él nos marcó un montón, ha inventado cosas como el glitch y la música basada en errores, aleatoria, él la redefinió hace años y nosotros mamamos mucho de eso. A mí me gusta mucho que venga a Mendoza sobre todo; más que compartir el escenario.

¿De qué se va a tratar el show del domingo?

Markus Popp va a venir a presentar material de sus últimos 3 discos y va a traer un show con visuales. Y va a haber un sonido y unas pantallas alucinantes, traídas especialmente. Es como para ir, estar concentrado, escuchar con atención.

Nosotros presentamos material propio, un disco que lo produjimos el año pasado y un disco nuevo, y Miguel también presenta algo nuevo que es Mezzo. Vamos a tocar unos 15 o 20 minutos cada uno como para calentar un poco el lugar, y él va a hacer un show más largo.

Música electrónica experimental en el desierto de Mendoza.

Muchos emprendimientos culturales, propuestas e ideas agonizan ante la falta de apoyo. A veces no hay machete que corte el pastizal denso que puede llegar a ser la falta de interés en algo que no signifique dinero ni masividad de manera inmediata.

“No tenemos ningún tipo de apoyo gubernamental, ni Cultura de Capital, ni Cultura de provincia, ni Turismo, nadie puso un centavo ni les interesó la propuesta. Para ferias de cachorros si ponen un montón de plata pero para esto no, cero”, rescató Asolaar.

“No nos bonifican ni SADAIC que nos saca $1.200. Nosotros regalamos los discos, el músico es alemán, no tiene ningún derecho sobre lo que hacemos, no estamos inscriptos, es música muy parecida a ruidos, zumbidos, no se puede tabular, no se puede escribir, de todas maneras SADAIC viene y nos piden 1.200 pesos adelantados o van a ir a contar persona por persona, contando invitados y cobrara sobre ese número. Ni siquiera sabemos en concepto de qué nos van a cobrar esa plata, es un dinero que lo va a terminar cobrando Calamaro, Paz Martínez y otros”.

Más tarde agregó, “si yo estuviera inscripto y vendo música que está inscripta, me parece bien par eso me inscribí. O si somos DJ que pasamos temas de Charly; está bien que Charly cobre un poco, pero nosotros tocamos nuestra música y nuestros discos se regalan en una plataforma que yo pago el hosting con mi sueldo. Yo le pago a Markus, le pago el pasaje, tenemos algunos auspicios como el Goethe Institute que pone un poco de dinero, pero el 80% lo pongo de mi bolsillo. Para que te des una idea tengo 8 mil pesos de técnica y pantalla, porque es una técnica de primer nivel, y a Cultura ni le importó qué clase de eventos es. Y por estas cosas, es muy difícil hacer cosas culturales nuevas en Mendoza porque estamos en un desierto”.    

Para conocer más del evento ingresá aquí

Y para conocer más de Sincro.