La historia de dos amigos que dejaron todo y salieron a recorrer el mundo en bici

Lucas y Matías comparten desde hace 5 años la aventura de pasear por los lugares más recónditos del planeta. Conocé su historia y cómo superaron las dificultades.

Sociedad Señal U Atardecid@s / Cultura / por Unidiversidad / Señal U / Publicado el 19 DE MARZO 2021

Lucas y Matías son dos amigos de la infancia que dejaron atrás sus vidas profesionales y rutinarias para subirse a sus bicicletas y recorrer el mundo con ellas. Llevan cinco años viajando por varias partes del país y del mundo con el objetivo de conocer en profundidad las maravillas naturales de la tierra.

En una de sus paradas estratégicas, los viajeros dialogaron con Señal U para contar cómo nació esta aventura de recorrer el mundo en bicicleta, cuáles son los inconvenientes que se les han presentado durante el viaje y cómo hacen para costear económicamente esta travesía. Además, los chicos revelaron cuáles son los lugares más lindos que les tocó recorrer y adelantaron cuál es su próximo objetivo en este viaje eterno.

“En este momento, estamos descansando unos días en San Juan, cerca de Jáchal. Nos tocó atravesar varias tormentas difíciles que nos complicaron un poco el viaje. De hecho, hubo varios cortes en la Ruta 40 y tuvimos que parar sí o sí para evitar cualquier tipo de accidente”, explicó Matías.

En primer lugar, los compañeros de viaje contaron cómo nació esta aventura de recorrer el mundo en bicicleta: “Hace más de cinco años que estamos dando vuelta por el mundo. Somos amigos de chiquitos y, hace varios años, se nos despertó esta inquietud y decidimos encarar esta aventura. Ambos dejamos nuestros oficios de lado (Matías es ingeniero, y Lucas, analista programador) para poder dedicarnos de lleno a esta linda locura que compartimos”.

En cuanto a la travesía que emprendieron hace varios años, los viajeros relataron la forma en la que van avanzando de ciudad en ciudad y cuáles son los inconvenientes que se les han presentado hasta el momento: “El viaje lo vamos haciendo de distintas maneras, un poco mochileando, o haciendo dedo, o subiéndonos a un colectivo. Todo recorrido tiene sus particularidades. La idea que tenemos es llegar hasta La Quiaca”.

Por otra parte, los amigos de la infancia contaron cómo hacen para costear económicamente un viaje de estas características, teniendo en cuenta que no están generando ingresos en el día a día: “Al principio, salimos con algunos ahorros que teníamos y la idea es estirarlos lo máximo posible. Nos ha tocado frenar, volver a trabajar, ahorrar y volver al viaje. En ese sentido, la bicicleta te da una mano, ya que el transporte son tus propias piernas y eso te lleva a hacer rendir un poco más el dinero”.

“Estamos viendo si podemos conseguir algún auspiciante que esté interesado en nuestra historia, como para que nos ayude a cubrir los gastos mínimos y poder terminar esta travesía sin problemas”, agregaron.

Finalmente, los chicos contaron cuáles fueron los lugares más lindos que recorrieron hasta el momento en el país: “Hay lugares de Mendoza y de Neuquén que son maravillosos. Cuando los atravesamos, nos miramos y dijimos: ‘No nos podemos ir de acá’. La verdad es que el país tiene rincones naturales que son hermosos y vivirlos desde la naturaleza nos provocó una sensación única, que solo se puede describir si la vivís en primera persona”.