La inminente llegada de la segunda ola apura reuniones para evaluar medidas preventivas

El presidente Alberto Fernández y los gobernadores analizan el aumento de casos en los últimos meses y qué estrategias seguir.

La inminente llegada de la segunda ola apura reuniones para evaluar medidas preventivas

Foto: AFP

Nacional Unidiversidad Novedades SARS-CoV-2 / por Unidiversidad / Fuentes: Página/12, Infobae / Publicado el 18 DE MARZO 2021

La llegada de la segunda ola al país ya es un tema que preocupa al Gobierno nacional. Por eso, el presidente Alberto Fernández mantiene desde Olivos una reunión por Zoom con los gobernadores, incluido Rodolfo Suarez, para analizar la situación sanitaria, las estrategias a seguir, como también la campaña de vacunación, aunque se descarta el anuncio de nuevas restricciones.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, ya había admitido que la segunda ola “es una realidad". A su vez, el titular de la cartera sanitaria porteña, Fernán Quirós, advirtió: “Tenemos por delante un escenario de una segunda ola que al día de hoy está muy cerca. No podemos anticipar cuándo será, pero está muy cerca y estamos viendo un aumento leve pero paulatino de casos". Para cerrar la trilogía de discursos que se orientan con el mismo enfoque, el ministro bonaerense, Daniel Gollan, en su conferencia de prensa, aseguró que los contagios continúan en aumento e insistió en la necesidad de “no abandonar los cuidados y la prevención”.

Según el análisis de datos que realiza con detalle el físico Jorge Aliaga, a partir del 8 de diciembre los contagios comenzaron a incrementarse en el país: si el 9 de diciembre había un promedio semanal de 5000 casos diarios, en la actualidad, ese número se eleva a 6000. Soledad Retamar, docente e investigadora de la UTN Regional Concepción del Uruguay, apuntó que el promedio de casos diarios aumentó en la última semana el 11 %, con jurisdicciones como la Ciudad de Buenos Aires, donde el incremento llega al 19 %.

En las últimas 24 horas se reportaron 8304 contagios y 195 muertes, y la curva comenzó a subir. ¿La hipótesis de los especialistas? A la circulación con pocas restricciones, el relajamiento de la sociedad y el impacto por el regreso de las clases, podría sumarse la propagación de nuevas variantes con mayor transmisibilidad.

Lo bueno es que vienen más vacunas: un nuevo vuelo de Aerolíneas Argentinas partió hacia Moscú en busca de cientos de miles de dosis –la cifra no fue confirmada, pero fuentes de Salud informaron a Página/12 que serían entre 300 y 500 mil–. La semana que viene, además, llegarán los 3 millones de dosis de Sinopharm, que se sumarán al millón de dosis que aterrizaron el mes pasado provenientes de Beijing, a las 2 470 540 dosis de Sputnik V ya distribuidas en el país y a las 580 mil Covishield elaboradas por el Serum Institute de la India. Con estas nuevas adquisiciones, Argentina superará los 7 millones de dosis recibidas. Según el Monitor de Vacunación, 2 762 672 fueron aplicadas: 2 253 351 de la primera y 509 321 de las dos.

 

Variantes que preocupan

El Ministerio de Salud de Córdoba identificó la presencia de la variante de Reino Unido en dos casos y la de Manaos en otro. Se trata de personas que ingresaron a la provincia tras viajar al exterior por regiones en las que circulan ambas. Están asociadas a una mayor capacidad de transmisión, por lo que podrían generar un incremento de prevalencia en un breve lapso y promover la chance de una segunda ola en el país, del mismo modo que está sucediendo en otros países de la región. Sin ir más lejos, durante el último mes, los casos diarios se incrementaron el 110 % en Paraguay, el 80 % en Uruguay, el 50 % en Brasil y el 35 % en Chile.

Al respecto, la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbás, expresó: “Es importante señalar que esto no es sinónimo de transmisión de esta nueva variante, sino de detección oportuna, gracias al trabajo constante del equipo de Epidemiología y del Laboratorio Central, donde se viene monitoreando la circulación de estas variantes en todo el territorio cordobés”. Luego enfatizó: “Esto nos va a permitir, por un lado, reevaluar las estrategias de las personas que ingresan del exterior, como así también reiterarle a la comunidad que si vuelven de un viaje del exterior, se hagan el test al ingresar a la provincia, permanezcan en aislamiento estricto durante 10 días y, antes del alta de esos días, volver a realizarse la prueba de PCR”.

Vale destacar que las variantes fueron reportadas a partir del trabajo de vigilancia epidemiológica que realiza el Laboratorio Central provincial, el Instituto de Virología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en el marco del Proyecto PAIS del Consorcio Argentino de Genómica de SARS-CoV-2.

Daniela Hozbor, bioquímica e investigadora principal del Conicet en el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular de La Plata, ofrece precisiones al respecto: “Son variantes de interés epidemiológico. La de Manaos, por ejemplo, tiene una probabilidad de reinfección que va desde el 25 % al 60 %, según las últimas investigaciones. Ambas, tanto la de Reino Unido como la de Brasil incrementan la posibilidad de una segunda ola”. Y remata: “De hecho, la OMS realizó un llamado a redoblar esfuerzos frente a la amenaza que significan estas variantes”.

Al mismo tiempo, las autoridades sanitarias de Entre Ríos aguardan los resultados de análisis enviados al Instituto Malbrán para conocer si un camionero brasileño internado en la provincia está infectado con la variante de Manaos. El caso fue difundido el domingo pasado, cuando el transportista oriundo de Brasil ingresó al territorio nacional vía Misiones y solicitó ayuda porque la fiebre le impedía continuar camino. Una ambulancia lo trasladó hasta el Hospital San José, donde se le realizó un hisopado y dio positivo de COVID-19.

“Ambas variantes ya habían sido detectadas. De hecho, de la de Reino Unido ya se reportó transmisión comunitaria en el país. La de Manaos ya había sido detectada previamente en dos oportunidades: en un viajero que había estado en Brasil y en otro individuo que había sido contacto estrecho de otra persona que había viajado”, destaca Hozbor.

Luego continúa: “Son más contagiosas; en particular, los últimos datos de la variante de Manaos indican que duplicó su capacidad de contagiosidad respecto de lo que era el virus original”. La variante P.1 de Manaos ya había sido identificada en Argentina por el Instituto Malbrán.

A la fecha, aunque su transmisión comunitaria no fue reportada, su estatus podría modificarse de un momento a otro. La variante, originada en la ciudad brasileña, ya circula en más de 25 países alrededor del mundo, es más transmisible y, según se está observando, ocasiona la reinfección de personas que ya se habían recuperado de la COVID-19.

Hace poco, el Gobierno nacional prorrogó la emergencia sanitaria hasta el 31 de diciembre. En el decreto se definieron nuevas restricciones vinculadas a la reducción de los vuelos a distintos países con el propósito de evitar el ingreso de nuevas variantes de Sars CoV-2 y extremar los controles con aquellos individuos que retornan del exterior y deben cumplir una cuarentena estricta.

 

Algunas propuestas en la mira

•Limitar aún más los viajes al exterior y la circulación en los pasos fronterizos por el peligro de las nuevas cepas.

•Restringir la circulación entre provincias.

•Tomar medidas con respecto a los viajes de egresados, después de que un vuelo con estudiantes regresara de Cancún con 44 infectados.

•Científicos con llegada a la Casa Rosada solicitan el cierre de fronteras, pero en Migraciones y en la Secretaría Legal y Técnica lo descartaron.

•Instaurar el “modelo canadiense”, por el que cada pasajero tiene la obligación de pagarse los test de PCR en el aeropuerto y esperar allí los resultados. También se estudia que el alojamiento para el aislamiento en un hotel sea obligatorio.

•Cumplimiento efectivo de rigurosos aislamientos posteriores a los viajes que deberán ser controlados de manera eficiente por las 24 jurisdicciones.

•Retomar algunas restricciones nocturnas, como las que se establecieron en enero.

•Implementar una severa campaña de concientización para volver a los niveles de cuidado y alerta que tuvo la pandemia en su comienzo.

El domingo pasado comenzó a circular una carta impulsada por científicos, científicas y profesionales de diversas instituciones en la que diferentes referentes expresaban su preocupación y solicitaban el control estricto del reingreso al país. El pedido incluyó "el cumplimiento de un confinamiento obligatorio por un lapso de 14 días para todos aquellos que reingresen al país, en hoteles o centros previamente asignados a esta tarea". En el documento, indicaron que estas medidas “deberían ser independientes de los estudios diagnósticos que los viajeros acrediten, atendiendo a que los mismos son incapaces de descartar la existencia de un proceso infeccioso incipiente”.