"La palabra amigos cubre una serie de expectativas que son individuales"

Florencia Chiófalo, especialista en neuropsicología, habló con Atardecid@s sobre el valor de la maistad.

Sociedad

Atardecid@s

Día del amigo

Señal U

Unidiversidad/ Atardecid@s

Publicado el 26 DE JULIO DE 2021

La amistad auténtica es una de las cosas más maravillosas que nos pueden ocurrir en esta vida. Tener a alguien fiel en quien confiar y divertirse, contar con su apoyo en los altibajos y los reveses de la vida o poder confesarle nuestras preocupaciones vale su peso en oro. Como dice el refrán popular: “quien tiene un amigo tiene un tesoro”. Sin embargo, no siempre es fácil iniciarlas o mantenerlas. En este sentido, para entender cuál es la importancia de las amistades en la vida, y qué puedes hacer para cultivarlas y fomentarlas Atardecid@s dialogó con Florencia Chiófalo, especialista en neuropsicología.

“La amistad tiene sus beneficios que los podemos llamar vínculos reforzantes. La palabra amigos cubre una serie de expectativas que son individuales para cada persona o grupo. Poseer amigos fomenta el sentido de pertenencia a estos grupos, lo cual aporta un gran valor emocional a la persona, ya que sentirnos integrados en nuestro entorno más próximo suele estar directamente relacionado con un aumento de la autoestima y la motivación”, expresó Chiófalo.

A su vez, dijo la especialista, “poder confiar en tus amigos, contándole aquella información íntima y privada que deseas compartir con ellos, en la mayoría de los casos, contribuye a un alivio del estrés. Sentirse escuchado, comprendido y/o querido suele ser un buen “calmante” para el dolor emocional. De modo inverso, percibir que la otra parte de la relación comparte contigo sus intimidades, preocupaciones, logros, emociones, etc, te puede hacer sentir valorado, y también querido, lo que se relaciona con una mejora del autoconcepto de la persona que escucha”.

Por otra parte, según Chiófalo, los amigos pueden ayudarte a cambiar hábitos de vida perjudiciales para tu salud. “Existen algunos estudios que demuestran que, en muchos casos, son los amigos los que motivan al cambio ante hábitos de vida poco saludable como, por ejemplo, dejar de beber, dejar de fumar, hacer más ejercicio físico… Un amigo que se preocupa por el estado de salud de la otra persona puede favorecer una toma de conciencia con este problema en aquel que lo sufre, ya que en ocasiones puede resultar complicado darse cuenta por uno mismo. Asimismo, también sirve como fuente de motivación iniciar un plan de acción juntos, por ejemplo, salir a hacer ejercicio físico”, detalló la especialista.

 

atardecids florencia chiófalo neuropsicología amistad