Una mirada filosófica de la amistad: desde Aristóteles a la serie Vikingos

En el espacio de Hijes de la Filosofía, con el profesor Agustín Hernández, repensamos el concepto de la amistad a través de las diferentes épocas históricas. Vikingos, una serie actual que pone en valor esta categoría.

Una mirada filosófica de la amistad: desde Aristóteles a la serie Vikingos

Foto: forocoches.com

Sociedad Radio U Este Lejano Planeta / Día del amigo / / Publicado el 20 DE JULIO 2021

La amistad en la filosofía tiene una fuerte impronta ya que ha sido abordado a lo largo de toda la historia. Se trata de los vínculos que nos permiten acceder al otro, a través de la hospitalidad y el parentesco. En el Día del Amigo, Agustín Hernández, de Hijes de la Filosofía, dialogó sobre las claves de la amistad desde esa disciplina.

“El término amistad proviene del latín ‘amicus’ que desciende de la palabra ‘amare’, es decir de la palabra amor. Es muy loco porque la amistad conlleva en sí misma esa capacidad de amar al prójimo o de amar al otro con una cuestión de hospitalidad, respetando sus diferencias”, dijo Hernández.

Los primeros filósofos que comienzan a hablar de amistad fueron Sócrates y Platón, pero Aristóteles va más allá de la temática en la Ética de Nicómaco, al escribir dos libros completos sobre la amistad. “Aristóteles es el que le da un poco más de vuelta de rosca al tema y escribe los libros 8 y 9”.

“Aristóteles define a la amistad como lo más necesario para la vida y que la amistad solamente es posible entre hombres buenos. Él dice esto porque en la amistad, el amigo es otro que es un reflejo de mí mismo. Es curioso esto porque si la otra persona es un reflejo de mí, yo no puedo ser malo”, explicó Hernández.

En este contexto, las personas buenas, que son capaces de ser y tener amigos, son mesuradas y no se van hacia los extremos. Sin embargo, en la modernidad la temática de la amistad se convierte en un problema.

“Para Immanuel Kant, que va a imponer la razón, que esa razón va a ser individualista y va a sustentar a un sujeto que conoce el mundo, la amistad se vuelve un poco complicada porque es un sentimiento, y los sentimientos se vuelven muy volátiles. Es decir, no es algo recto como la razón. Allí se cambia el término amistad por el de fraternidad, y este pensador lo define como reconocer al otro en la igualdad y la libertad”, indicó el profesor.

Vikingos, una serie de la cultura pop que remarca los vínculos de amistad

La serie que trata sobre las hazañas de Ragnar, un vikingo que rompe con lo establecido y decide viajar hacia el oeste de sus tierras, también destaca un fuerte lazo de amistad. Ragnar, vikingo y pagano, conoce a Athelstan, un monje cristiano, y lo toma como esclavo. Sin embargo, pese a que no compartían a los mismos dioses, su amistad rompe barreras en un mundo en el que paganos y cristianos luchaban por sus creencias.

“En una de las temporadas, cuando hablan sobre la vida eterna, Ragnar le dice a Athelstan que espera que alguna vez sus dioses sean amigos. Cuando veo esa escena me hace pensar en cómo la amistad, y ese vínculo, termina rompiendo barreras metafísicas. Esto hace reflexionar que nos han enseñado a estudiar la historia de los hombres desde las contraposiciones y nunca desde las coincidencias. ¿Cuántas veces pensamos en las diferencias que nos enfrentan y no en en las igualdades que nos terminan hermanando?”, remarcó Hernández.

Escuchá la nota completa.

Audio

  • Columna Hijes de la Filosofía.

    Con Agustín Hernández