La saga tóxica de Veladero

El nuevo derrame de la Barrick en San Juan es el cuarto en menos de dos años. Aunque la mina está activa y su proyección de explotación es de por lo menos siete años más, los vecinos y grupos ambientalistas piden su cierre.

La saga tóxica de Veladero

Organismos de las Naciones Unidas recogen muestras del agua en el valle de Veladero. Foto: Minning Press

Sociedad

Especial saga tóxica

Especiales

Unidiversidad / Ana Vargas

Publicado el 30 DE MARZO DE 2017

Entre el 12 y 13 de septiembre de 2015, en Veladero se produjo el mayor accidente minero de la historia del país, cuando millones de litros de una solución con cianuro y otros metales pesados cayeron al río Potrerillos contaminando otros cuatro cursos de agua.

Sin embargo, este no es el único "incidente" contaminante de la minera. Después de un año, cuando parecía que todo estaba funcionando mejor y sólo quedaban recuerdos del trágico desastre ambiental, se produjo, dentro del valle de lixiviación, el desacople de una cañería corrugada de 18 pulgadas con solución de proceso. En esta ocasión la empresa reconoció el desastre unos tres días después, luego de que los vecinos de Jáchal salieran a la calle, incendiaran neumáticos y pidieran mediante manifestaciones el cierre de la minera.

A pesar de que la empresa minera ejecutó la totalidad de las tareas exigidas en el valle de lixiviación, donde tuvo lugar el incidente, incluida la presentación de un plan general de trabajo con medidas de seguridad solicitado, cerca de las 18 de este martes 28 de marzo se produjo un nuevo derrame en la mina Veladero, de Barrick Gold, en San Juan.

La noticia se conoció nuevamente por una cadena de mensajes vía Whatsapp, tal como ocurrió en los casos anteriores y la reacción del gobierno sanjuanino fue la misma desde ese momento: cautela, justificación, medida de suspensión y nueva rehabilitación.

Según lo que difundió la minera, este derrame no contiene líquidos peligrosos, no es una solución cianurada. Sin embargo, se entiende que el material enriquecido posee metales pesados que también son un riesgo para el ambiente.

El incidente puso en alerta a las organizaciones ambientalistas y a la comunidad de Jáchal, quienes luchan por el cierre definitivo de Veladero y la reparación de los daños ambientales. Además luego de los derrames anteriores los sanjuaninos desconfían de las cifras oficiales de la empresa,  que en ocasiones anteriores negó la contaminación y mintió sobre el volumen de los líquidos derramados.

 

 

Lo que se oculta

No obstante, el de septiembre de 2015 no fue el primer derrame. Oficialmente, de acuerdo con información publicada por Infobae, se sabe que hubo al menos tres anteriores que nunca se hicieron públicos, aunque tres exempleados de la empresa aseguraron a ese medio que entre el derrame de septiembre de 2015 y el de septiembre de 2016 hubo no menos de siete fugas.

Por otra parte, la otra mina que tiene Barrick Gold en el país, Pascua Lama, también contaminó sus alrededores. Una investigación reveló que el túnel binacional entre Argentina y Chile que la empresa construyó provocó destrozos en la zona, que constan en una serie informes de Barrick Gold y la consultora Knight Piésold –que trabaja para la minera–.

En su momento, Barrick Gold negó la contaminación pero ocho días más tarde admitió un derrame en esa zona, provocado por un arrastre de sedimentos debido a la crecida del río Turbio por deshielo, y anunció el cierre del túnel.

especial saga tóxica