Aunque sin restricciones, la tercera ola ya pone en jaque el funcionamiento en oficinas, comercios e industrias

En Mendoza, dos gremios estatales exigieron que se apliquen burbujas y teletrabajo. El ausentismo laboral por contagios preocupa tanto en el sector estatal como privado.

Aunque sin restricciones, la tercera ola ya pone en jaque el funcionamiento en oficinas, comercios e industrias

Sociedad

Economía

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 07 DE ENERO DE 2022

El récord de contagios de COVID en Mendoza, que este miércoles llegó a 3.282, alertó a dos gremios estatales que reclamaron a que se apliquen los protocolos en los lugares de trabajo y se vuelva al teletrabajo. Es que cada vez son más los casos de contagios y contactos estrechos en las oficinas. Pero la preocupación no solo es de quienes buscan proteger derechos de trabajadoras y trabajadores. Es que tanto en la parte pública como en la privada a nivel nacional, la gran cantidad de  empleadas y empleados enfermos ha puesto en jaque el normal funcionamiento de las actividades por el gran porcentaje de ausentimo en plena licencia por vacaciones.

La variante Ómicron irrumpió en Argentina (y en el mundo) con un nuevo comportamiento que se sentó sobre la base de un alto porcentaje de personas vacunadas en el país, algo que especialistas recalcan como muy positivo para frenar muertes y hospitalizaciones. Sin embargo, el nivel de contagiosidad es tan alto que comenzó a afectar nuevamente -pero de otro modo- al mundo laboral.

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, alertó el miércoles de esta semana por el creciente ausentismo en las fábricas, que durante las últimas dos semanas aumentó alrededor de 20% por la escalada de casos positivos de COVID.

“Las pymes ya estamos con un 20% de ausentismo y se prevé que será mayor en las próximas semanas”, sostuvo el dirigente, quien instó al Gobierno nacional, como también a las administraciones provinciales y municipales, a conformar un Comité de Crisis en una mesa junto con empresarios y sindicatos para evaluar y tomar acciones que eviten una caída en la recuperación de la actividad económica y del empleo privado.

Los reclamos puntuales en Mendoza llegaron de la mano de Sitea, que exigió que se apliquen los protocolos de aislamientos en la Administración Tributaria Mendoza (ATM), y también por el lado de delegados de ATE a la Subsecretaría de Trabajo, solicitando volver al teletrabajo. Desde esa dependencia, el subsecretario de Trabajo de la provincia, Carlos Segura no descartó retomar el trabajo remoto y el trabajo en burbuja si se siguen incrementando los contagios, algo que podrían imitar otras áreas del Estado.

"Solicitamos que se formen equipos de trabajo que puedan turnarse para presentarse a trabajar semana de por medio o habilitar el teletrabajo hasta tanto bajen la cantidad de contagios que se están produciendo en la provincia", resalta la nota que firman los delegados Cecilia Del Brio y Juan Carlos Ovando, dirigida al subsecretario de Trabajo.

Al argumentar el pedido, esos delegados apuntan a que han tenido contagios entre los empleados de delegaciones de esa subsecretaría, y que de extenderse esos contagios se podría resentir el servicio que brindan.

El crecimiento en los contagios de Covid que se registró en las oficinas de la Administración Tributaria Mendoza, también generó reclamos internos y derivaron en una resolución con exigencias puntuales que deberán cumplir los empleados que se consideren contactos estrechos.

En la resolución a la que alude consta que cualquier empleado que sea contacto estrecho de un caso positivo deberá aislarse y podrá hacer sus tareas de forma remota por 5 días.

Pero a la vez le exige a ese empleado aislado brindar datos puntuales de la persona que está contagiada y con la que estuvo en contacto por más de 2 horas. Entre ellas pide aportar nombre, apellido y DNI del contagiado y explicitar el vínculo familiar o laboral que se tenga con él. Además quien se aisle también deberá dejar constancia del domicilio en el que hará esa cuarentena, aportar un contacto telefónico y acompañar a esta documentación con su carnet de vacunación.

Solo cumpliendo con esos requisitos se le darán por justificadas las inasistencias a la hora de pagarle el sueldo.


Obligaciones complejas

Además de los pedidos de gremios, existe preocupación entre empleadas y empleados de distintas áreas que a diario deben convivir con el escenario de la explosión de casos: en Argentina, este jueves, se registraron más de 100 mil contagios en un día. Denuncian que ante la cantidad de personas aisladas por COVID son obligados a trabajar enfermos, a reemplazar turnos de sus compañeros por igual sueldo, a trabajar sin descanso y hasta con descuentos de sueldo por ausentarse en caso de tener coronavirus. A esto se suma la impaciencia de la gente y el maltrato al personal de salud, entre otros, durante las largas colas que hay para testarse.

En este sitio se pueden ver algunas de las quejas laborales que hacen trabajadoras y trabajadores de la gastronomía, del entretenimiento, del área de la salud y la industria, etc. La realidad también impacta en empleadores y empleadoras que se encuentran en medio de nuevas dinámicas para exigir derechos y obligaciones contractuales.

La nueva ola de contagios de COVID-19 está causando serios problemas en los planteles de las industrias en un escenario que tiende a agravarse en los próximos días, según pudo averiguar Ámbito en consultas con empresarios. Se estima que afecta al 20% de los planteles de las pymes pero en algunas llega al 25% del personal, y no solo por contagios directos, sino por contactos estrechos. Los empresarios consultados señalaron que el mayor problema lo están provocando los aislamientos por contactos estrechos en vacaciones. La reducción de lapsos de aislamiento activado por el Gobierno alivió, pero no llega a resolver el problema.

Fuente: Unidiversidad, Ámbito, diario UNO y Télam

tercera ola omicron como afecta el covid al mundo laboral en argentina ausentismo contacto estrecho industria economia