Las almas carnavaleras, tras bambalinas

La magia de Momo tomará el sábado por la noche a las 21:30 el teatro Independencia, donde dos “monstruos” de la murga uruguaya, “Pitufo” Lombardo y “Pinocho” Routin, ofrecerán una función de su aclamado espectáculo teatral musical “Murga Madre”. El espectáculo forma parte de la XV edición del Festival de Teatro del Este mendocino “Todos al Teatro”.

Las almas carnavaleras, tras bambalinas

Foto: Murga en fotos

Cultura Unidiversidad por Emma Saccavino / Publicado el 03 DE MAYO 2013


El berretín de Mendoza con la expresión más cara a los hermanos de la Banda Oriental se verá mañana potenciado en su más tierna esencia, pues recibiremos, nada menos que en nuestra sala mayor, a dos históricos y vigentes cupleteros y músicos que ha dado el carnaval uruguayo. Ellos son Eduardo “Pitufo” Lombardo y Pablo “Pinocho” Routin, y lo que veremos sobre las tablas del Independencia es Murga Madre, su creación más aplaudida y, cuentan, la que más ha llenado sus almas.

 

En el espectáculo, que vio la luz hace once años, los dos cracks se prueban sus trajes de intérpretes y, comandados por el director Fernando Toja, recrean lo que sucede tras las bambalinas de una de las expresiones artísticas más fuertes del Uruguay. Es que, como reza la letra de la canción que da nombre a la obra, también transformada en disco, “es tan grande lo que pasa en carnaval/ que la tierra se confunde con el cielo".

 

En una armónica ligazón de las convenciones murgueras y escénicas, la singular propuesta –que pisó nuestras tierras sólo un año después de su estreno, en el 2003- nacida “de la necesidad de juntar múltiples expresiones artísticas”, según cuenta “Pitufo” Lombardo, invita a recorrer los sonidos populares del país rioplatense y se adentra en el mundo de los seres carnavaleros para desentrañar sus historias. La obra pone su mirada en “lo que no se ve en el escenario. Se ven internas de la murga, como por ejemplo la convivencia”, aclara.

 

La figura del cupletero, alma y nervio de los espectáculos que cada año copan los tablados de Montevideo, es también retratada en profundidad por los protagonistas, que echan, en este punto, una mirada hacia su propia experiencia, y sobre ello reflexiona Lombardo: “Es una figura que no solo se comporta de un modo particular en el escenario, sino que su humor y su desparpajo se plasman también en la vida real”.

 

Conceptualmente “Murga Madre es una metáfora sobre el comportamiento de la condición humana; es, en su esencia, un espectáculo que tiene como pretexto el género murga pero por debajo, el subtexto nos cuenta una historia universal que la trasciende”, explica el autor y arreglador musical de las canciones que componen la propuesta, escritas por su partenaire Routin, también responsable de la construcción dramatúrgica.

 

Pero hay algo que hace que Murga Madre se haya establecido como un referente popular uruguayo, y es su potente banda sonora, en la que, resalta, “participan más de 30 músicos que en estos últimos 30 años nos han enseñado mucho y con los que hemos compartido escenario en otros proyectos. El proceso de creación fue hermoso, pues se juntaron diferentes generaciones que han hecho grande a nuestra música”. Algunos de esos maestros a los que el consagrado “Pitufo” –que ganó su mote a los 17 años, con la enorme Falta y Resto, donde se inició como platillero- hace referencia y que formaron parte del diseño musical del show son nada menos que, entre otros, Hugo Fattoruso, Fernando Cabrera y Jaime Roos, figura con la que Lombardo y Routin tienen un estrecho lazo, pues ambos formaron parte estable de su banda.

 

Dejemos entonces que la magia y el poder del Rey Momo se apodere de nuestro ser y nos impregne de murga, definida por “Edu” Lombardo como “uno de los géneros que más nos identifican. Es una expresión rica en todas sus áreas; hablo de la palabra hablada y cantada, la armonía en un coro, la percusión, la rítmica, el humor, la sátira, el baile, la estética… tiene todo. Es, a fin de cuentas, un género maravilloso, que te enamora, que te atrapa”.