Las figuras de 2012

El año que concluye fue de mucha labor legislativa. A diferencia del anterior, los recintos de ambas cámaras se abrieron permanentemente y surgieron leyes de suma importancia. Aquí, como todos los años, rescataremos los nombres de aquellas personas que más se destacaron en el ámbito parlamentario, para bien o para mal.

Las figuras de 2012

Congreso Nacional

Sociedad

Unidiversidad

El Parlamentario

Publicado el 02 DE ENERO DE 2013

JULIAN DOMÍNGUEZ. El titular de la Cámara de Diputados le dio al cargo que ostenta una dimensión bien distinta a la de sus antecesores, con alto nivel de exposición. El legislador bonaerense bajó de su estrado a la banca que le corresponde para exponer sobre temas de importancia superior, como en el caso de la expropiación de YPF, instituyó los Premios Néstor Kirchner, y cumplió su promesa de llevar la Cámara al interior, con reuniones de comisiones que se realizaron en varias provincias y, sobre todo, las audiencias públicas sobre la reforma de los códigos Civil y Comercial, que tomó con especial interés, al punto tal de ejercer una suerte de presidencia paralela de esa bicameral.

CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER. En su discurso inaugural de las sesiones ordinarias habló de dejar atrás los enfrentamientos, pero no evitó cargar muy duro contra Mauricio Macri por pretender devolver los subtes a la Nación. Anticipó también la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, y si bien ese día no hizo anuncios sobre YPF, finalmente alentó su expropiación. Impulsó una reforma del Código Electoral para cambiar el formato del DNI. 

MERCEDES MARCÓ DEL PONT. Al impulsarse la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, la titular de esa entidad estuvo varias veces en el Parlamento, donde presentó la iniciativa como “una norma pensada en función de otro proyecto económico de país”.

CARLOS HELLER. En su condición de titular de la Comisión de Finanzas, el presidente del Banco Credicoop se ocupó de defender varios de los proyectos económicos impulsados a lo largo del año por el kirchnerismo. Tuvo un papel central en la defensa del proyecto para transferir los depósitos judiciales que iban al Banco Ciudad, al Nación.

ANÍBAL FERNÁNDEZ. Se esperaba que en su nuevo rol legislativo, el exjefe de Gabinete tuviera un papel central, y así fue. El hombre ocupó la presidencia de la estratégica Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, pero también se destacó en la presentación de leyes. Fue, en ese sentido, uno de los autores del proyecto para bajar la edad de votación a los 16 años. 

PATRICIA BULLRICH. Desde su banca unipersonal, pero operando muy cerca del Pro y convirtiéndose en una de las cabezas visibles de la oposición legislativa, la líder de Unión por Todos impulsó pedidos de juicios políticos y todo tipo de embestidas contra el Gobierno nacional. No faltó nunca en las presentaciones del Indice Congreso que mide la inflación mensual. Además, fue punta de lanza en las embestidas contra el kirchnerismo por el tema del Vatallón Militante.

AMADO BOUDOU. Desde principios de año quedó en el ojo de la tormenta, por las acusaciones que recayeron sobre él por su vinculación en el escándalo Ciccone. La defensa oficial representó la primera ofensiva seria del kirchnerismo sobre la Justicia. El vicepresidente dio la cara ante la prensa el Jueves Santo defendiéndose de las acusaciones y su contraataque provocó, por ejemplo, la renuncia del entonces procurador General de la Nación Esteban Righi. Durante la pelea judicial el kirchnerismo logró cambiar de juez y luego se impulsó la expropiación de la exCiccone. 

DANIEL REPOSO. El síndico general de la Nación fue el elegido para reemplazar a Esteban Righi al frente de la Procuración General de la Nación, y precisamente por los reglamentos impulsados por Néstor Kirchner, esa designación debió pasar por un período de validación y audiencias públicas, en cuyo marco quedó expuesto gravemente por la confección de un currículum que dio lugar a todo tipo de denuncias, e incluso a la hilaridad general por las referencias allí incluidas. Tras un fallido paso por la audiencia pública, ante la convicción de que el oficialismo no lograría los dos tercios necesarios para imponer su designación, el Ejecutivo decidió retirar el pliego. Fue la única gran derrota legislativa del Frente para la Victoria del año. 

OSCAR ALBRIEU. El presidente de la Comisión de Legislación Penal fue referente en el tratamiento de leyes de gran significación, como la tipificación del femicidio y el límite de salidas para violadores. 

MARIA EUGENIA ESTENSSORO. Con motivo del tratamiento de la expropiación de YPF, la senadora fue protagonista de los debates, en su condición de hija del recordado “Pepe” Estenssoro que encabezó la empresa en su último mejor momento en manos del Estado. A la hora de votar, se abstuvo, y se quejó porque se les exigiera a los legisladores “votar en una semana, a libro cerrado y con los ojos cerrados”.

DIANA CONTI. La presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales fue una de las legisladoras más activas a lo largo del año. Más allá de su insistencia con la necesidad de continuidad de Cristina Kirchner al frente del Ejecutivo, la diputada fue una de las presidentas de la Bicameral de Reforma del Código, e impulsó también el polémico proyecto para dejar al Banco Ciudad sin los fondos judiciales. 

JORGE YOMA. El diputado riojano preside la Comisión de Justicia y, como tal, llamó la atención por sus disidencias con el oficialismo que aún integra. La primera disidencia que enarboló fue a crear el Tribunal Nacional de Casación por Arbitrariedad, que le quitaría esa facultad a la Corte. Luego se opuso al proyecto sobre los depósitos judiciales y siempre a una eventual reforma constitucional. Rechazó públicamente la institución del per saltum, pero al final se abstuvo en ese tema. 

MARGARITA STOLBIZER. La diputada fue elegida para encabezar el bloque del FAP, como así también su partido Gen. Fue a lo largo del año una de las piezas clave de la oposición. 

GRACIELA OCAÑA. Fiel a su característica de laboriosidad investigativa, la extitular del PAMI fue una de las que más trabajó en el “operativo demolición” de la candidatura de Daniel Reposo, descubriendo “perlas” interesantes en el CV del síndico, que terminó renunciando a sus aspiraciones.

MANUEL GARRIDO. En su primer año como diputado, el radical también se destacó en la investigación del currículum de Daniel Reposo, a quien le hallaron un sinnúmero de cuestiones que denunciaron. 

SONIA ESCUDERO. Siempre activa en su rol legislativo, la senadora se convirtió sorpresivamente en una de las alternativas que encontró el oficialismo para tratar de acomodar los números en la búsqueda de los dos tercios necesarios para aprobar el pliego de Daniel Reposo. Pero durante la audiencia pública, la senadora salteña fue una de las más incisivas y a la postre dejó clara su postura adversa a la designación del postulante oficial para la procuración general. 

ROBERTO FELETTI. Al presidente de la Comisión de Presupuesto le tocó defender buena parte de las iniciativas económicas enviadas por el Ejecutivo. Desde la reforma a la Carta Orgánica del BCRA, a la pesificación de la economía, pasando también por al reforma bursátil.

JULIO ALAK. El ministro de Justicia tuvo que concurrir varias veces al Parlamento, comenzando por la discusión de los cambios de los códigos Civil y Comercial. Después, al encabezar la embestida contra parte de la Justicia, fue objeto de numerosos pedidos de interpelación y juicio político. 

FACUNDO MOYANO. “Estoy atrapado entre dos lealtades”, dijo el joven diputado, al definir su situación respecto del oficialismo y su pelea con su padre Hugo. Si bien concluyó el año sin alejarse del bloque, formalmente lo está. En las iniciativas que le plantearon mayores complicaciones, optó por retirarse del recinto.

AGUSTIN ROSSI. El jefe de la bancada oficialista de Diputados volvió a contar con una bancada mayoritaria y, por tanto, sin la amenaza de su defenestrado Grupo A. Así las cosas, ganó todas las batallas legislativas emprendidas. 

JUAN MANUEL ABAL MEDINA. El jefe de Gabinete de Ministros asistió varias veces al Congreso para dar sus informes, en los que defendió, obviamente, la gestión kirchnerista. Habló de “crecimiento con inclusión social” y lo contrastó con la situación en Europa, “que no crece o se desploma”. 

MIGUEL ANGEL PICHETTO. El titular de la bancada oficialista del Senado defendió enfáticamente las iniciativas oficiales, sin dejar de atender las necesidades de su provincia, donde en el primer día del año se produjo un hecho conmocionante y trágico: la muerte del gobernador Carlos Soria. Así las cosas, se puso al hombro el PJ rionegrino y se ocupó de los problemas en su provincia. A la postre, terminó enfrentado con el gobernador Alberto Weretilneck. Como broche de oro de un año muy importante, se alzó con el Premio Parlamentario principal en el Senado. 

ALEJANDRA GILS CARBÓ. Tras el fallido intento de imponer el nombre de Daniel Reposo en la Procuración General de la Nación, la entonces fiscal fue nominada por el Ejecutivo en su reemplazo. Contracara perfecta del síndico, la mujer de CV mucho más fuerte y convincente pasó fácilmente el examen del Senado. 

FEDERICO PINEDO. El jefe del bloque macrista de la Cámara baja fue otra de las figuras de la oposición y se perfila para el próximo año como posible candidato a senador por el Pro en la Ciudad de Buenos Aires.

RICARDO GIL LAVEDRA. El titular del bloque radical en Diputados presentó numerosas iniciativas y motorizó las estrategias de la oposición en esa Cámara.

MARCELO FUENTES. El senador neuquino preside la estratégica Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta; por tal motivo encabezó todas las embestidas más importantes que emprendió el kirchnerismo. Co-presidió la Bicameral de reforma de los códigos y sobre el final del año se peleó con los jueces y comandó la pelea contra el Grupo Clarín. 

ELENA CORREGIDO. La senadora chaqueña presentó junto a Aníbal Fernández el proyecto de ley para que se baje la edad para votar. También junto al exjefe de Gabinete presentó un proyecto sobre violencia familiar.

MARCELO GUINLE. El senador chubutense preside la Comisión de Acuerdos y por eso fue el que condujo las audiencias de nominación de los sucesivos aspirantes a la procuración General de la Nación, Daniel Reposo y Alejandra Gils Carbó.

FEDERICO STURZENEGGER. El titular del Banco Ciudad encabezó la resistencia contra el proyecto para transferir los fondos judiciales hacia el Banco Nación, visitando ambas Cámaras y expresando sus argumentos ante los medios. 

AXEL KICILLOF. El viceministro de Economía se hizo conocido para el gran público al defender en el Congreso la expropiación de YPF. Por esos días fue la “figurita” política del momento. Luego volvería para exponer sobre el Presupuesto 2012.

VICTORIA DONDA. La diputada de Libres del Sur tuvo gran exposición a lo largo del año y se transformó en una de las figuras más convocantes del Frente Amplio Progresista.

MARTIN SABBATELLA. El referente de Nuevo Encuentro fue elegido por la presidenta de la Nación para encabezar la AFSCA. Pidió licencia como diputado y luego se volcó a encabezar la pelea central del kirchnerismo contra el Grupo Clarín.

LEANDRO DESPOUY. La decisión del kirchnerismo de resistir su continuidad al frente de la Auditoría General de la Nación fue una de las novelas políticas del año. Su figura creció en ese marco y concitó un fuerte respaldo de todas las fuerzas de la oposición. 

HECTOR RECALDE. El histórico abogado laboralista de la CGT de Hugo Moyano venía resistiendo la situación de dividir sus afectos, hasta que el tratamiento de la Ley de ART derivó en un escándalo público que protagonizó el líder camionero, que terminó condenándolo duramente en el marco de una reunión de comisión que encabezaba Recalde. 

LAURA ALONSO. La diputada del Pro se convirtió en una enfática cuestionadora del oficialismo, con durísimos discursos en el recinto, fuertes críticas en los medios y filosas referencias en su cuenta de Twitter, donde “atiende” cotidianamente al kirchnerismo. 

ELISA CARRIO. La fundadora del ARI y la Coalición Cívica formalizó su alejamiento de la conducción de esa fuerza, aunque al final del año volvió sobre sus pasos y anticipó que el próximo año nuevamente será candidata legislativa por su partido. Del Congreso actual dijo promediando el 2012 en un reportaje: “Nunca he visto tal nivel de ignorancia, de falta de cultura, de guaranguería, de falta de respeto”.

MARIO CIMADEVILLA. Como integrante del Consejo de la Magistratura, fue una de las caras visibles de la resistencia opositora frente a los embates kirchneristas por la Ley de Medios.

OSCAR AGUAD. También fue central su papel en el seno del Consejo de la Magistratura en la pelea con el Gobierno por la discusión del nombramiento de nuevos jueces. En el recinto, mostró fuertes disidencias con el resto de su bloque y jugó muchas veces cerca del macrismo y el peronismo disidente, con quienes integra el GAPU. En el debate por la expropiación de YPF se mostró contrario a apoyar la expropiación, como decidió el bloque radical, y se retiró un minuto antes del momento de la votación.

ANDRES LARROQUE. El líder de La Cámpora ocupó un papel central en la sesión en la que se aprobó el voto joven. En esa oportunidad desató con su discurso una tempestad opositora, que generó el retiro de los diputados de ese sector. Además, la emprendió contra radicales por no poder gestionar, a su juicio, “ni una calesita” y luego deslizó su recordada frase sobre el “narcosocialismo”.

GUSTAVO FERRARI. Mano derecha de su referente Francisco de Narváez, el diputado nacional fue hombre de consulta de los medios para transmitir las posturas de la oposición frente al oficialismo. Autor de numerosas iniciativas, insistió durante el año en la derogación de la figura del avenimiento, en lo cual fue autor de uno de los proyectos. También fue autor de proyectos con los cuales se aprobó el femicidio. Fue consagrado Premio Parlamentario en la Cámara baja. 

SUSANA TRIMARCO. La mamá de Marita Verón es una figura emblemática de la lucha contra la trata. El desenlace del juicio en Tucumán, generó que se incluyera en extraordinarias el tratamiento del proyecto de reforma que contaba con aprobación del Senado pero aguardaba ser abordado en la Cámara baja. 

RICARDO LORENZETTI. El presidente de la Corte Suprema de Justicia es uno de los que trabajó en la modificación de los códigos Civil y Comercial y defendió el tema en las audiencias celebradas en el Salón Azul del Senado.

figuras 2012 labor legislativa congreso balance