Las librerías barajan y dan de nuevo con el delivery de libros

Son un sector golpeado que, como otros, tuvo que gastar ahorros para solventar los gastos, y todavía les resta un año atípico. Cómo les fue en su primera semana de ventas con envío a domicilio.

Las librerías barajan y dan de nuevo con el delivery de libros

Foto ilustrativa

Cultura Unidiversidad Aislamiento obligatorio / por Mariano Rivas / Publicado el 23 DE ABRIL 2020

No era raro enterarse de casos de librerías que cerraban en los últimos años, por lo que es fácil imaginar lo que casi un mes sin actividad significó para estos comercios. No pudieron concretar ventas en un largo período: desde el 20 de marzo, cuando empezó a regir el aislamiento social, preventivo y obligatorio, hasta el lunes 13 de abril, cuando el sector fue exceptuado para hacer ventas vía delivery. Esta nueva realidad, cuyo término no tiene fecha todavía, trae sus propias dificultades.

Caída del poder adquisitivo y un consiguiente relegamiento de los consumos culturales, por un lado; dificultades para competir con los grandes proveedores, por el otro. Estos son algunos de los factores que juegan en contra de las pequeñas y medianas librerías en los últimos tiempos, a los que se sumó la parálisis económica derivada de las medidas anticoronavirus.

Un mes sin trabajar implicó que las personas detrás de las librerías mendocinas tuvieran que apelar a sus ahorros para poder pagar las cuentas, y los sueldos, en algunos casos. Iván Miszei, que lleva adelante un negocio con su nombre en la calle Garibaldi, manifestó que tuvo que usar todo el capital que tenía para pagar alquileres y a sus empleados.

“En mi caso, no he pagado alquiler y he pasado estos días con mis ahorros. En mi librería trabajo con mi pareja y mi hijo, así que sueldos no tengo que pagar”, contó Claudia Caruso, de Mendieta Libros. “Es un mes perdido que va a afectar económicamente en todos los rubros”, calificaron la situación desde MasBook.

Próxima parada, cuarentena administrada: qué cambiará

El ministro del Interior, Wado de Pedro, adelantó que los gobernadores están de acuerdo con el presidente Alberto Fernández en mantener la cuarentena más allá de las 0 hora del próximo lunes 27, cuando vence la prórroga establecida.

 

Consultas por WhatsApp y delivery: una modalidad que requiere tiempo

Todas las librerías de Mendoza –incluidas las grandes cadenas, poco dadas a dar declaraciones a la prensa– están usando las herramientas de comunicación que tienen a su alcance para divulgar su catálogo, responder dudas y concretar ventas. La mayoría optó por comunicarse por WhatsApp con los clientes; también usan el chat privado de Facebook.

En MasBook, ubicado en calle Patricias Mendocinas 923, contaron que la venta online está yendo muy bien. En la tradicional García Santos, la historia es otra: “Se ha vendido entre el 10 % y el 20% de lo que se vende normalmente, y con ese porcentaje es muy difícil solventar todos los gastos fijos”. Las ventas de Iván Miszei Libros "no son nada"  en comparación con las que tienen cuando la librería está abierta, sostuvo el dueño.

Pero desde las cuatro librerías consultadas coinciden en que su única alternativa para poder comerciar puede ser agotadora. “Es sumamente demandante responder las consultas por internet. Yo creo que tiene que haber una persona especializada en hacerlo porque vender cara a cara no es igual: uno puede mostrar el libro, puede interactuar de otra manera con el cliente”, señaló Miszei.

El peor año en mucho tiempo para las librerías de Mendoza

La crisis obliga a relegar los consumos que no son primarios y priorizar el pago del alquiler, la comida y los servicios básicos. Los libreros y libreras saben de esto; no es la primera vez que enfrentan una caída en las ventas, pero muchos dicen que nunca se tuvieron que ver con una de este alcance.

"Te lleva más tiempo contestar cada mensaje, mandar fotos de las tapas de los libros, ofrecer recomendaciones –explicaron desde la Librería García Santos–. Cuando el cliente visita nuestro local, a lo mejor viene por un libro puntual pero se entusiasma con otros títulos, o viene por un libro determinado y si no está, le recomendás algún otro que le pueda ser útil y se realiza la compra". El ida y vuelta entre cliente y vendedor pierde riqueza con la mensajería instantánea.

Se pueden hacer estimaciones, pero a esta altura, nadie puede saber con exactitud cuándo volverá a la normalidad la vida en sociedad. Eso incluye, por supuesto, la venta al público. Las librerías deberán acostumbrarse y optimizar esta forma de vender si quieren sobrevivir al coronavirus. La estrategia es seguir vendiendo por delivery; en algunos casos, incorporar mejores herramientas de marketing digital, cuestión que las grandes cadenas de librerías tienen mucho más aceitadas. 

Lanzaron una página de ventas online para las Pymes mendocinas

El Gobierno lanzó Origen Mendoza, una plataforma de venta online para que los comerciantes mendocinos puedan ofrecer sus productos durante la pandemia de COVID-19. Las pymes y los emprendedores podrán utilizar esta web de forma gratuita durante los meses de mayo, junio y julio.