Las ventas en las librerías cayeron el 50 % en diez meses

Algunas lograron reconfigurarse a partir de los canales electrónicos durante el primer tramo de la pandemia en el país.

Las ventas en las librerías cayeron el 50 % en diez meses

Foto: Pixabay

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Télam

Publicado el 23 DE MARZO DE 2021

Las librerías de todo el país enfrentaron la pandemia, los efectos del aislamiento y el distanciamiento social con una caída de las ventas generalizada que, en algunos casos, llegó al 50 %, aunque lograron reconfigurarse a partir de las posibilidades que ofrecen los nuevos canales de venta electrónicos, según una encuesta desarrollada por la Comisión de Comercio Interior de la Cámara Argentina del Libro (CAL).

El estudio se realizó a través de una encuesta enviada por correo electrónico a 140 librerías argentinas que tomó en cuenta el período comprendido entre diciembre de 2019 y octubre de 2020. Apuntó a conocer las reacciones que tuvieron los distintos actores del sector frente a la pandemia y cómo hicieron para enfrentar las restricciones a la circulación a través de las alternativas de comercio que generaron las distintas etapas de aislamiento y distanciamiento social.

Según el sondeo, la caída de ventas fue generalizada y osciló en rango del 26 % al 50 %, aunque las librerías virtuales sintieron mucho menos ese descenso abrupto de la venta que afectó de lleno a aquellas librerías que solo tenían local a la calle.

"Al igual que en otras industrias y comercios, las librerías tuvieron que permanecer cerradas un largo tiempo. Por ejemplo, las dos cadenas más importantes tienen sus locales en shoppings o  en avenidas que vieron restringida totalmente su circulación", analizó Juan Pablo Pampin, coordinador de la Comisión de Comercio Interior, vicepresidente de CAL y responsable del estudio.

Pampín remarcó también que los libros durante las crisis son un consumo de segundo o tercer orden: "Los consumidores, al ver comprometidos sus ingresos, lo primero que deja de lado son los consumos que consideraban de menor importancia".

De los negocios que respondieron el formulario, el 40 % se encuentra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires, seguidos por las librerías del centro del país. De ese total relevado, el 51 % cuenta con una librería online, de las cuales el 32 % se creó durante la pandemia.

Fue el cambio de modalidad el que las llevó a publicitar y generar más estrategias para redes sociales y así apuntalar el negocio. Las redes más usadas son Facebook (el 88 %), Instagram (el 80 %) y Whatsapp (el 78 %) para las librerías con local a la calle, e Instagram (el 100 %), Whatsapp (el 92 %) y Facebook (el 85 %) para las virtuales.

El comercio electrónico en 2020 pasó a representar casi el 40 % de la facturación de las librerías, lo que implicó un incremento del 144 % con respecto a las operaciones de de ese tipo durante 2019. En esa misma línea, Mercado Libre también aumentó su participación en las ventas: pasó del 7 % al 17 %.

Al respecto, Pampin destacó que la pandemia de COVID-19 implicó, tanto para los libreros como para los lectores, un cambio de percepción sobre los costos: "Todos aprendimos que enviar las cosas cuesta dinero y que, más allá de lo que paguemos, tenemos que esperarlas. En Buenos Aires, estábamos muy mal acostumbrados a que los envíos se hacían de modo gratuito y rápido, porque, si no, corríamos al local más cercano. Todos asimilamos ese aprendizaje ante la imposibilidad de salir de nuestras casas, y definitivamente vino para quedarse", vaticinó. Además, el especialista remarcó que, en la industria del libro, el costo logístico es muy alto en comparación con el precio del producto: un libro promedio y del tamaño de un celular vale $ 950 y un "envío cercano" no vale menos de $ 300.

A su vez, las librerías con un único local tuvieron dificultades para solventar los alquileres, los sueldos y los servicios. A pesar de eso, no disminuyó la cantidad de empleados que tienen.

Pampin cree que esto se debe a que la mayoría de las librerías que respondieron la encuesta son librerías medianas y pequeñas, en gran mayoría atendidas por sus dueños y por familiares directos. "El de librero es realmente un oficio muy noble y de mucha transmisión de conocimientos, que se va dando naturalmente de generación en generación. Cuesta mucho tiempo formar un buen librero", sostuvo el vicepresidente de CAL.

sociedad librebrías pandemia coronavirus covid19 economía crisis ventas comercio on line comercio virtual