Los cuidados por la pandemia generaron algunas demoras en la votación

La organización fue complicada durante las primeras horas. Las personas esperaron en la puerta de las escuelas hasta que les permitían ingresar al interior. El olvido más común fue el de la birome.

Los cuidados por la pandemia generaron algunas demoras en la votación

Las personas acudieron con el barbijo y con alcohol en gel, aunque muchas olvidaron llevar birome. Foto: Unidiversidad

Provincial

PASO 2021

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 12 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Esta es la primera votación de Argentina en pandemia. Quizás por eso, en las primeras horas de la mañana, en algunas escuelas mendocinas costó la organización y eso produjo demoras. Sin embargo, al avanzar la jornada, las medidas se fueron aceitando y eso agilizó el proceso.

Unidiversidad recorrió algunos establecimientos a los que las personas se acercaron a votar en forma masiva a partir de las 10. La imagen se repitió: una fila por número de mesa en la puerta, luego ingresaban grupos reducidos al patio hasta que les tocaba el turno.

Algunas personas llegaron a los establecimientos sin saber en qué mesa votaban, por lo que debieron leer los padrones pegados en la puerta. Incluso, algunos asistieron a la misma escuela que les tocó en elecciones anteriores, pero las autoridades los buscaron en el padrón y los enviaron al colegio que les tocaba.

La mayoría de las personas asistió con barbijo, algunos con alcohol, pero el denominador común fue que no llevaron birome para firmar el acta.

El delegado de la Junta Electoral y director de la escuela Fernando Lorenzo, de Maipú, Daniel Babugia, explicó que comenzaron después de las 8 porque faltaron siete autoridades, de un total de 16, por lo debió concretar el nombramiento para abrir las mesas. Una vez que comenzaron, cerca de las 10 hubo un retraso en el ingreso, ya que cada dos horas realizan una desinfección del edificio.

El director explicó que las personas concurrieron con barbijo, pero lo que se olvidaron muchos fue la birome, por lo que se la facilitaron en cada mesa, previa desinfección.

Pese a que hubo algunos atrasos, Ramona De Alaria y Pablo García consideraron que la organización fue buena y que se respetaron los cuidados para evitar contagios. Como estaba previsto, las personas mostraban el DNI a las autoridades de mesa, ingresaban al cuarto oscuro y, al salir, colocaban en la urna el sobre con la solapa hacia adentro.

En la escuela Democracia, de Maipú, los y las votantes esperaron en fila en el patio y, a medida que los llamaban, ingresaban al interior del edificio donde estaban dispuestas las mesas de votación. El representante de la Junta Electoral en ese colegio, Walter Funes, explicó que comenzaron alrededor de las 8.20 porque tanto las autoridades de mesa como representantes del Correo llegaron sobre la hora de apertura. A eso se sumaron las medidas y la organización para prevenir contagios.

Pese a estos inconvenientes, Isabel Montenegro, Dora Montenegro y Aída Miranda comentaron que votaron sin problemas y que les dieron prioridad. Las tres mostraron las lapiceras y el alcohol y dijeron estar felices de ejercer su derecho, aunque por ley no tenían obligación de sufragar.

Una situación distinta planteó Gabriela Molina, que votó en el mismo colegio. Dijo que notó desorganización, que esperó en el patio 40 minutos y que, cuando la dejaron pasar, las autoridades de mesa le comentaron que hacía rato no había nadie para votar.

Las personas esperaban en las puertas de las escuelas hasta que las autoridades les permitían el paso hacia el interior. Foto: Unidiversidad

 

Prioridad de votación

En algunos colegios no se respetó la prioridad de votación de los adultos mayores, que estaba prevista entre las 10.30 y las 12.30. Ante los reclamos el inconveniente se subsanó.

Carlos Romero, delegado de Junta Electoral en la escuela Paula Albarracín, de Maipú, explicó que, si bien no tuvieron inconvenientes en la organización, no había demasiada claridad sobre la franja horaria en que las personas mayores tenían prioridad de voto. Sin embargo, aceleraron el proceso y, cuando fue necesario, las autoridades de mesa bajaron con la urna a planta para que votaran quienes tenían problemas de movilidad.  

Romero explicó que la mayoría de las personas respetó las medidas dispuesta para evitar contagios, especialmente permanecer con el barbijo y tener a mano el alcohol en gel.

Liliana Amarfil contó que cuando llegó, la cola que había en la puerta era larga, pero agradeció que las autoridades la ayudaron a buscar la mesa que le correspondía y le dieron prioridad a la hora de votar. En el mismo sentido, Paola Álvarez dijo que esperó muy poco y que encontró la escuela en buenas condiciones de higiene.

paso pandemia elecciones covid escuelas demoras