“Los estudiantes son los primeros demandantes del lenguaje inclusivo”

Así lo sostuvo Marta Abate, de Facultad de Educación de la UNCUYO, que ya permite el uso para sus alumnos y docentes.

"Los estudiantes son los primeros demandantes del lenguaje inclusivo"

Ilustración publicada en rionegro.com.ar

Sociedad Unidiversidad Letra "e" / por Unidiversidad/ Ángeles Balderrama / Publicado el 11 DE NOVIEMBRE 2019

El debate sobre la aceptación o no del lenguaje inclusivo en las instituciones académicas es un hecho. El auge del feminismo y el replanteamiento en la forma de uso del lenguaje generó que en algunas Universidades Nacionales, se tome la decisión de empezar a utilizarlo, a aceptarlo. En el caso de la UNCUYO, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales es una de ellas, y ahora se sumó Educación. Desde Unidiversidad hablamos con Marta Abate quien indicó que es fundamental el reclamo estudiantil.

“La propuesta se generó a partir de una tendencia para trabajar la problemática de desigualdad de derechos y participación social entre varones y mujeres. Nosotros pertenecemos a un Instituto de la Facultad en el que llevamos una investigación sobre la ESI desde el año 2006. Pero en el proceso fuimos avanzando en otras temáticas, como el uso del lenguaje”, expresó la profesora Abate, directora del Instituto de Educación, Sexualidad y Derechos.

Este deseo de investigación y puesta en marcha del lenguaje inclusivo, va en consonancia con lo establecido en algunas Universidades Nacionales que ya aceptaron el uso del mismo en monografías, tesis y trabajos académicos en general.

Infografía: en qué universidades está admitido el lenguaje inclusivo

"Alumnxs", "todes", "les chiques", son algunas de las formas de expresión que tiene el lenguaje inclusivo y que estudiantes de varias universidades del país pueden usar al momento de escribir sus tesis y otros trabajos académicos sin recibir sanciones.

“Aquel alumno que decida producir algún trabajo o examen con utilización del lenguaje inclusivo podrá hacerlo. Esto quiere decir que no es obligatorio. Es importante aclararlo porque este tipo de temas generalmente son controversiales todavía y generan muchas veces temor. Un reglamento como este, no obliga a nadie a utilizarlo”, destacó la docente.   

En este sentido, el pedido de utilización del lenguaje inclusivo fue solicitado, en primera instancia, por los estudiantes, y desde el Instituto de Educación, Sexualidad y Derechos se vehiculizaron sus demandas.

“La propuesta la elevamos hace unos 10 días atrás y recién el jueves pasado (7 de noviembre) fue aprobada por el Consejo Directivo. Aún no hemos tenido demasiado contacto con los alumnos, pero suponemos que en general se vive un clima de agrado y entusiasmo”, detalló Abate.

Del mismo modo, la responsable del Instituto de Educación expresó que, desde el claustro docente, esta implementación ya se venía tratando desde hace un año. Además, a futuro, buscan que esta medida se replique en el área administrativa.

“Esto se viene trabajando desde hace un tiempo largo, tuvimos diferentes reuniones y departamentos. Cuando nosotros informamos a los docentes de nuestra Facultad que habíamos presentado la nota haciendo la propuesta, hemos recibido un número importante de adhesiones. Igualmente, a partir de ahora hay que elaborar un reglamento bien claro de cómo utilizarlo y cuándo”, destacó Marta Abate.

UNCUYO suma lenguaje inclusivo en la Facultad de Educación

El Consejo Directivo de la Facultad de Educación de la UNCUYO aceptó el uso del lenguaje inclusivo y no sexista para aquellas personas que se identifiquen con la práctica cultural. También decidió solicitar que se realice una jornada de sensibilización con una propuesta de reglamentación para debatir el tema y acordar democráticamente su implementación.

Sobre el Instituto

El Instituto de Educación, Sexualidad y Derechos de la Facultad de Educación de la UNCUYO, que comenzó a funcionar en octubre de este año, busca conformar un espacio interdisciplinar de estudio, formación y desarrollo de conocimientos referidos a Educación, Sexualidad y Derechos. Entre sus objetivos principales se puede mencionar contribuir al cumplimiento de lo establecido en la Ley 26.150 y los lineamientos curriculares respectivos a la formación docente y la Educación Sexual Integral en el ámbito de la Educación Inicial, Primaria y Especial.

“En el mes de octubre elevamos la propuesta de su creación, pero en realidad es el resultado de un proceso largo de trabajo porque somos un grupo de docentes, alumnos y egresados que venimos trabajando por la efectiva implementación de la Educación Sexual Integral con investigaciones, cursos y jornadas.  Actualmente, el Instituto está conformado por otras personas que no pertenecen a la Universidad y eso es sumamente importante”, concluyó Marta Abate.