Malnutridos en Mendoza: medirán talla y peso de 3500 chicos y chicas

La agrupación Barrios de Pie realizará hasta fines de mayo un relevamiento nacional, que incluye nuestra provincia.

Malnutridos en Mendoza: medirán talla y peso de 3500 chicos y chicas

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad Unidiversidad Niñez / por Unidiversidad / Publicado el 23 DE ABRIL 2019

La organización Barrios de Pie se propone la detección precoz de la malnutrición en los niños, niñas y adolescentes de 0 a 19 años que asisten a los merenderos y comedores comunitarios. El año pasado, el indicador de malnutrición ascendía al 40 %. Los resultados de la medición de este año se verán en el mes de junio.

Adrián Bonada, referente de la organización en Mendoza, explicó a Unidiversidad que su misión es abordar las diferentes dimensiones de la pobreza, no solo la monetaria. En este sentido es que desde el área de salud proponen construir diversos indicadores para temas como la nutrición, con profesionales que puedan fortalecerla con lo relacionado a la investigación.

“Recibimos 10 000 chicos por semana en los merenderos. La idea es llegar a medir, por lo menos, un tercio de ese número, aproximadamente unos 3500 niños y niñas que asisten a los 200 comedores en los que trabajamos. La franja etaria de 0 a 17 años es la que se ve más perjudicada. Casi la mitad de los menores tiene algún problema de nutrición. El paradigma del problema de la alimentación fue mutando: antes preocupaban más la desnutrición y el bajo peso, pero se fue transformando en sobrepeso y obesidad”, explicó Bonada.

Según Silvia Saravia, la coordinadora nacional del Movimiento Barrios de Pie, la malnutrición infantil se ha consolidado en alrededor del 40 %, con énfasis en el sobrepeso y la obesidad, lo que pone en evidencia la infantilización de la pobreza y la inseguridad alimentaria. “Mendoza no escapa del panorama nacional, los promedios provinciales son parecidos y la predicción es que el indicador de este año sea similar al anterior”, señaló el referente de Mendoza.

“Cuando estamos en una situación económica como la actual, en el barrio se come lo que se puede. Se buscan alimentos que sacien el hambre, como los fideos, que son los más baratos, y en época de crisis es más difícil elegir qué comer. Si bien la malnutrición es un flagelo que atraviesa todas las clases sociales, en los sectores pobres se observa claramente porque no hay mucha posibilidad de elección”, explicó Bonada.

La organización realiza talleres de formación para las vecinas del barrio, siendo las promotoras de salud que tienen acceso al territorio las que pueden levantar los datos de las mediciones de talla y peso. Según la coordinadora nacional, la fortaleza de estas acciones radica en que contribuyen en sus barrios con el diseño de acciones e intervenciones integrales y sostienen transformaciones que impactan positivamente en la calidad de vida.

Con base en los resultados, la organización reclama al Gobierno Nacional una ley de emergencia alimentaria, ya que la preocupación está en que los alimentos que reciben para los comedores no sean con alto contenido de harina y azúcar. Al respecto, Adrian Bonada señaló: “Apuntamos a la reconversión de los comedores escolares, que aborden una dieta saludable. Además, necesitamos políticas públicas que el Estado tiene que llevar adelante en relación con los cambios en la cultura alimentaria”.

El relevamiento de datos se realizará en los comedores, en merenderos que entregan copas de leche, círculos infantiles y postas sanitarias de Barrios de Pie en CABA, Buenos Aires, Misiones, Corrientes, Chaco, Tucumán, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Santa Fe, Neuquén, San Luis, Entre Ríos, San Juan, Mendoza y Córdoba.

 

Más niños y niñas con bajo peso, obesidad y sobrepeso

Son datos de un programa provincial destinado a controlar la salud de los pequeños de nivel inicial y primario. Casi la mitad presentó caries.

comedores | merenderos | nutricion