Más del 10 % de los presos que estudian van por un título universitario

Son 220 internos de Mendoza los que buscan un mejor futuro a través del Programa de Educación Universitaria en Contexto de Encierro (PEUCE) de la UNCUYO. Están anotados casi 2000 en los programas de la Dirección General de Escuelas para terminar la formación obligatoria.

Más del 10 % de los presos que estudian van por un título universitario

Las carreras más elegidas son Trabajo Social, Tecnicatura en Gestión de Políticas Públicas y Derecho. Foto: Axel Lloret

Sociedad

#22 - Reinsertar al preso

Edición U

Edición U / Nicolás Nicolli

Publicado el 27 DE AGOSTO DE 2017

“Yo nunca pensé que podía llamarle a mi mamá para decirle que entré a la UNCUYO”, confesó uno de los presos que estudian una carrera universitaria a través del Programa de Educación Universitaria en Contexto de Encierro (PEUCE). Es que el derecho a la educación para las personas privadas de la libertad está contemplado legalmente, de manera igualitaria y gratuita, respetando, por supuesto, las condenas.

“Al principio ven la oportunidad del PEUCE como un beneficio, pero luego aprenden que la educación es su derecho”, contó Melisa Moyano, coordinadora del programa de la UNCUYO. Este surgió en 2008, cuando apenas cuatro alumnos de la cárcel de Boulogne Sur Mer asistían a las clases. Pese al escepticismo inicial sobre su funcionamiento, hoy, casi 10 años después, hay 220 inscritos distribuidos entre Boulogne Sur Mer, Almafuerte y El Borbollón.

Con la curiosidad propia de una estudiante, Melisa se sumó al programa en 2012 como tutora, cuando todavía cursaba la carrera de Trabajo Social. A través de su rol, trasladaría la experiencia del campus universitario a las cuatro paredes donde se lleva adelante el cursado carcelario. Es decir, cómo manejar el programa de la materia, qué actitudes tomar para enfrentar el examen, cómo controlar los nervios, hasta cómo lidiar con cada docente.

Las clases se brindan en áreas diferenciales de las cárceles, que se distinguen por la ausencia de rejas y de personal de seguridad. “Se trata de recrear un aula de la universidad lo más fielmente posible”, explicó la coordinadora del PEUCE.

En sintonía con la composición de la población carcelaria, la mayoría de los estudiantes son varones. De los más de 200 inscriptos, apenas 10 son mujeres y sólo la mitad cursan regularmente. Una gran proporción de ellas son madres. “Si yo puedo estudiar desde la cárcel, ustedes también”, repiten las mujeres privadas de la libertad a sus hijos. Estudiar no es una aspiración personal, sino dar el ejemplo.  

 

Qué carreras eligen los presos

Actualmente, cuatro facultades de la UNCUYO ofrecen sus carreras a los internos. No sólo se debe a la decisión política e institucional de cada unidad académica, sino también a la infraestructura disponible para ciertas demandas; por ejemplo, un taller de radio o una experimentación de laboratorio.

Trabajo Social es la carrera más elegida por los estudiantes, así como la Tecnicatura en Gestión de Políticas Públicas –esta última por su corta duración–. Abogacía es otra de las favoritas, pero la que más se desaprueba. Es que el propósito de los reclusos no es convertirse en abogados, sino tomar conocimiento de herramientas legales en beneficio de sus causas penales. Incluso, los internos dejan de lado los motines y se valen de escritos al juez o al servicio penitenciario para materializar sus reclamos y demandas.

 

Oferta educativa

Facultad de Ciencias Políticas y Sociales

  • Licenciatura en Trabajo Social
  • Licenciatura en Sociología
  • Licenciatura en Ciencia Política y Administración Pública
  • Licenciatura en Comunicación Social
  • Tecnicatura Universitaria en Gestión de Políticas Públicas

Facultad de Derecho

  • Abogacía

Facultad de Filosofía y Letras

  • Licenciatura y Profesorado en Historia
  • Licenciatura y Profesorado en Letras

Casi 2000 internos estudian para terminar la primaria y la secundaria

Son los detenidos que eligen concluir la educación formal obligatoria a través de programas de la Dirección General de Escuelas. Otros realizan cursos y talleres dentro de las cárceles. La mayoría los termina, pero algunos no por \razones ajena ...

edición u 22 cárceles y educación uncuyo estudiantes carreras universitarias