Mendoza emitirá un bono de $ 3000 millones para hacer frente a situación sanitaria

El Gobierno provincial publicó en el Boletín Oficial que la medida tiene como objetivo mitigar los efectos económicos agudizados por la pandemia y "descomprimir" las cuentas.

Mendoza emitirá un bono de $ 3000 millones para hacer frente a situación sanitaria

Foto: memo.com

Provincial Unidiversidad Economía / por Unidiversidad / Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza / Publicado el 26 DE MAYO 2021

Este miércoles, el Gobierno de la provincia emitió en el Boletín Oficial el Decreto 174, a través del cual se tramita un bono de emergencia de $ 3000 millones en el contexto de la emergencia sanitaria, social, administrativa, económica y financiera. El objetivo de la medida es mitigar los efectos de la pandemia y pagar los aguinaldos de los trabajadores estatales.

“La emisión del título implicará que Mendoza pueda contar con una herramienta indispensable, mediante la cual se eviten complicaciones en la cadena de pago y un aumento en los costos de adquisición de los bienes y servicios. Asimismo, el diferimiento de los pagos dará tiempo a que decanten las medidas tendientes a nivelar las finanzas del Estado y generará la disponibilidad de recursos necesarios para afrontar los gastos de emergencia por la pandemia de Covid-19”, aclaró el ministro de Hacienda y Finanzas, Lisandro Nieri.

Según explicaron desde la cartera provincial, esta herramienta financiera permitirá a la provincia descomprimir el impacto en las partidas destinadas a infraestructura pública luego de un ejercicio 2020 en mínimos históricos. También hará que se puedan mitigar riesgos de contingencias que dificulten la administración financiera de la liquidez de corto plazo.

El plazo de vencimiento será de 48 meses desde la fecha de emisión y el plazo de gracia será de 12 meses. De esta manera, todos los términos y condiciones específicos, incluida la fecha de emisión de los títulos, se establecerán en la resolución que estará publicada en el Boletín Oficial.

“El impacto de la primera ola afectó el consumo, la producción, la prestación de servicios y la actividad económica en general. Esto generó una caída en la recaudación tributaria de $ 22 000 millones durante el 2020. Asimismo, aumentó considerablemente el gasto público de insumos para la salud y en subsidios sociales, a los efectos de consolidar el sistema de salud pública y ayudar a los sectores más carenciados, afectados por la pandemia”, afirmó Nieri.