Mendoza tuvo su “sinfonía" para celebrar la Vendimia 2020

El Acto Central cumplió con todas las expectativas. El Teatro Griego estuvo colmado, el tiempo acompañó, y mendocinos y turistas brindaron en la fiesta máxima de la provincia.

Mendoza tuvo su "sinfonía" para celebrar la Vendimia 2020

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad

Vendimia 2020

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 07 DE MARZO DE 2020

La Vendimia 2020 tuvo en Sinfonía azul para el vino nuevo la celebración perfecta para cerrar el Acto Central y festejar el trabajo de hombres y mujeres de Mendoza que dedican su vida a la industria del vino, en un show de nivel internacional ya instalado como referente de nuestra cultura, como un atractivo turístico sin igual. El Teatro Griego estuvo colmado y, en una noche calurosa, incluso en el piedemonte, se vivió una fiesta que tuvo todos los condimentos. 

El Acto Central comenzó con un homenaje a los históricos hacedores de Vendimia, directores, escenógrafos y artistas que pasaron por la fiesta mayor de la provincia.

Luego fue el turno de la despedida de María Laura Micames, la Reina 2019 que deja su mandato y que, al hablar frente a los miles de asistentes en el Frank Romero Day dijo que es “defensora del agua pura”, lo que logró varios aplausos que bajaron desde las gradas.

A continuación, comenzó el despliegue de cuadros de Sinfonía..., un show que contó los condimentos tradicionales de música, color y un gran despliegue escenográfico. Como ya es una tradición, la música en vivo fue uno de los grandes atractivos para los asistentes.

La obra de Golondrina Ruiz giró sobre la historia de un director de orquesta empecinado en componer una sinfonía, pero a la que le falta la “nota azul”, por lo que entra en una búsqueda onírica n la que las memorias de la tierra lo ayudan en su misión. Finalmente, el director encuentra la “nota azul”, la nota perfecta para componer la sinfonía del vino nuevo en el cuadro final.

Cuadro por cuadro

1. "El director" (Paso de comedia sobre la música): Personaje protagónico que lleva el hilo conductor del relato. Vive el delirio de encontrar “la nota azul” y componer con ella una pretenciosa sinfonía para celebrar el nacimiento del vino nuevo. En el desarrollo de este cuadro, aparecen siete ancianas que representan a la Memoria mendocina y le indican al músico, en cada cuadro, los caminos a seguir para llegar a su objetivo.

2. "Brisa Ancestral" (El aire): El cuadro referencia al pueblo primitivo, su paisaje y sus circunstancias. Una de las ancianas representa la memoria del aire. Indica el comienzo de la cultura del riego y las labranzas, y el legado que, como una consigna ineludible, los huarpes dejan a las generaciones futuras. El quehacer cotidiano de una aldea huarpe, el ejemplo del trabajo y el mensaje final, que hace referencia a la desaparición de esta etnia, imprimen a este cuadro un sentimiento de tristeza y nostalgia por lo que fuimos y dejamos de ser.

3. "Nodriza Elemental" (El agua): El agua es la protagonista central de este cuadro. La anciana que representa a la memoria del agua referencia al elemento desde su nacimiento en los glaciares cordilleranos hasta su destino final en los surcos del riego. Se exalta esta cultura del agua con el anhelo de revalorizar la importancia fundamental de este elemento como sostén de la vida.

4. "Epopeya de Labradores" (La tierra): El trabajo en la tierra es la principal actividad que sostiene la economía de Mendoza. La anciana que la representa cuenta de la epopeya abrazada por miles de labriegos que, jornada tras jornada, mantienen un silencioso diálogo con la tierra madre. Noble oficio heredado del pueblo primitivo.

5. "La Patria" (Los inmigrantes): Es conocida esta virtud del pueblo argentino de abrir los brazos para recibir inmigrantes de otras culturas del mundo y ser generoso en el abrigo cálido y solidario. La anciana que representa a la memoria del hombre menciona cómo se construyó este país, esta Patria que, hoy, sigue cobijando el anhelo y la esperanza de quienes buscan un territorio de paz para sembrar la vida. El cuadro muestra esta circunstancia y, muestra también cómo la suma de voluntades puede transformar la realidad.

6. "Mixtura de Soles" (El fuego): Todos los veranos, de otros puntos lejanos arriban, con sus manos curtidas y sus corazones anhelantes, una miríada de hombres y mujeres que realizan la cosecha de los cultivos: son los peones golondrina. La memoria del fuego cuenta de los rostros morenos que reflejan el color del pueblo y que traen, como un tributo a esta tierra del sol, el reflejo y la claridad de otros soles, de otros paisajes. En sus almas traen también el paisaje musical que acunó sus infancias. El cuadro muestra una suite de música y danzas de las distintas regiones argentinas.

7. "El Refugio de la Fe" (Virgen de la Carrodilla): Todas las empresas que encara el ser humano necesitan del auspicio de la fe, ese mundo interior en el que el ser humano encuentra la fuerza para sus realizaciones y el bálsamo para sus penurias. La anciana de la fe le muestra al músico los detalles de esa fortaleza, que adquiere una importancia suprema para quien la abraza desde la confianza más espiritual, sin la necesidad de enrostrarla con ningún credo ni religión. La fe alimenta a la esperanza y esta se constituye en el apoyo seguro para alcanzar los anhelos más recónditos.

8. "El Vino de la Libertad" (San Martín y Latinoamérica): Un gran sueño del Gral. José de San Martín fue el de terminar sus días en Mendoza, convertido en un labriego más. No pudo ser, pero de alguna manera, él sigue viviendo en el corazón de cada mendocino. Este cuadro muestra a siete granaderos que simbolizan a aquellos que fueron a esperarlo al puerto de Bs.As. cuando repatriaron sus restos y que lo acompañaron hasta el lugar donde ahora descansan. En este caso, los granaderos lo traen a esta tierra en la que él soñó vivir y morir, como el cumplimiento de un deseo muy hondo de su espíritu. El cuadro finaliza con una gran suite latinoamericana que representa la unión de los pueblos crecidos en las faldas de la cordillera de los Andes; símbolo de la emancipación de América del Sur.

9. "Ronda de Varietales" (El vino): El vino posee los rostros que le otorgan las circunstancias; en este caso, muestra, a través de una pequeña suite musical, el origen de cada uno de ellos. El cuadro termina con la irrupción de una murga de Tetra Brick que reclama la inclusión del vino común de mesa en el destacado estamento de los varietales. El vino popular y proletario también se siente con ese derecho natural.

10. "La Nota Azul": El cuadro muestra el final de la historia. La Memoria ha ayudado al director de orquesta a cumplir su deseo más profundo: hallar la nota azul y escribir con ella una sinfonía para el vino nuevo. Destaca también el espíritu hospitalario del mendocino y el lugar preponderante que le otorga a la Vendimia, como una proyección acabada de nuestra cultura hacia el mundo. El final está marcado por la ejecución de la "Sinfonía azul para el vino nuevo".

vendimia 2020 vendimia acto central