Notre Dame: la aguja, el techo y 3 reliquias, parte del patrimonio que se esfumó

Son las pérdidas más visible de la catedral, que se hundió entre las llamas apenas una hora después de iniciarse el incendio.

Notre Dame: la aguja, el techo y 3 reliquias, parte del patrimonio que se esfumó

FOTO: Christophe Petit Tesson, Pool via AP

Internacionales

Notre Dame

Unidiversidad

Unidiversidad/ Fuente: Télam- Agencia EFE

Publicado el 16 DE ABRIL DE 2019

La aguja, el crucero y el transepto norte, dos tercios del techo abovedado y tres reliquias, entre ellas una de las 70 espinas de la corona de Cristo, son parte del patrimonio arquitectónico, artístico y religioso que se perdió tras el incendio que afectó ayer a la histórica catedral parisina de Notre Dame, informaron hoy autoridades locales.

Según informó  el ministro de Cultura de Francia, Franck Riester, "todo apunta a que fue allí donde comenzó el fuego", en una zona donde se habían iniciado obras recientemente y se había instalado un andamiaje de 100 metros de altura.

La aguja había quedado destruida varias veces a lo largo de la historia de Notre Dame, pero la que se desplomó ayer databa de 1859 y había sido diseñada por el arquitecto Eugene Viollet le Duc, reportó la agencia EFE.

En un espacio contiguo también se hundieron el crucero y el transepto norte. Por el hecho,  Riester dijo que hay "una gran inquietud" por la reacción de la bóveda del edificio a causa de la "gran cantidad de agua que recibió de las mangueras de los bomberos".

Asimismo, en el interior de la aguja había tres reliquias que no se pudieron rescatar: la que se considera una de las 70 espinas de la corona de Cristo y otras dos reliquias de san Dionisio y santa Genoveva.

Además, el titular de la cartera de Cultura detalló que los muros de la catedral "quedaron totalmente en pie", pero que "se vinieron abajo dos tercios de la cubierta, lo que significa unos 1.000 metros cuadrados".

En cuanto a los tres rosetones, que representan las flores del paraíso y fueron construidos en el siglo XIII, al mismo tiempo que el resto del edificio, "quedaron afectados, pero aparentemente no sufrieron daños catastróficos", dijo el ministro francés.

A pesar de las pérdidas, muchas otras reliquias se salvaron gracias al trabajo de los bomberos, que preservaron además la estructura del edificio.

Entre los elementos rescatados están las estatuas de los 12 apóstoles y los cuatro evangelistas, que estaban alrededor de la aguja y habían sido retiradas la semana pasada para ser restauradas, y el mayor órgano, uno de los tres que había en la catedral y que se considera uno de los más célebres del mundo, con cinco teclados y cerca de 8.000 tubos. "Ese órgano quedó intacto, pero de los otros dos no tenemos datos fiables todavía", precisó Riester.

Las torres y la fachada, auténticas joyas del arte gótico que albergan el Pórtico del Juicio, esculpido e instalado entre el año 1220 y 1230 a partir del relato del Evangelio de san Mateo, también resultaron ilesas, así como el Tesoro de Notre Dame, donde está la túnica de lino del rey San Luis, del siglo XIII, la corona de espinas y otras reliquias de la Pasión de Cristo, como un clavo de la crucifixión y un trozo de la cruz.

También se salvaron de las llamas alrededor de 50 cuadros conocidos como "Mays", que forman parte de una serie de 76 regalados por la cofradía de los orfebres de París en homenaje a la Virgen María éntre los años  1630 y 1707.

Para finalizar, el ministro de Cultura francés precisó que los daños que se vieron hasta ahora en los cuadros "se deben más al humo que al fuego", y adelantó que serán trasladados al Louvre para su restauración.

francia notre dame incendio reliquias