Paso Cristo Redentor: se demorará el control migratorio unificado

Según el acuerdo firmado por ambos países, la medida debía concretarse durante mayo. Se demorará por lo menos 30 días.

Paso Cristo Redentor: se demorará el control migratorio unificado

Paso Cristo Redentor. Foto: Gobierno.

Sociedad

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 26 DE ABRIL DE 2016

Hace cuarenta días, autoridades chilenas y argentinas firmaron un acuerdo en Uspallata para agilizar el tránsito de personas y mercancías por el Paso Sistema Cristo Redentor. Sin embargo, el control migratorio unificado -una de las pocas medidas concretas previstas en el escrito- no se pondrá en marcha durante mayo, como quedó establecido, sino que se demorará por lo menos 30 días más.

El delegado en Mendoza de la Dirección Nacional de Migraciones, Alejandro Diumenjo, aclaró que nunca se estipuló que el control unificado comenzaría el primer día hábil de mayo, es decir el domingo, sino que sería durante el transcurso del mes. De todas formas, estimó que el avance recién se pondrá en marcha unos 30 días después, como mínimo, es decir en junio.

Diumenjo explicó que poner en marcha el sistema de control unificado migratorio –es decir el que atañe a las personas que pasan de un país a otro- es muy complejo. Dijo que el mayor obstáculo es lograr que funcionen en perfecta armonía los sistemas informáticos de ambos países. En este sentido, comentó que hicieron una prueba en el paso Austral –ubicado en el sur de ambos países-, pero se generaron demoras, ya que el servidor que utiliza Chile envía primero los datos a Santiago, desde donde regresan al punto de partida.

Pese a este inconveniente, el funcionario recalcó que los gobiernos de ambos países continúan trabajando para lograr que los sistemas informáticos puedan trabajar en forma coordinada.

Otro punto clave para poner en marcha la unificación del control  migratorio es la capacitación del personal. Diumenjo señaló que la próxima semana especialistas chilenos viajarán a Mendoza para enseñarles a los agentes locales como funciona su sistema y la legislación de su país respecto del tránsito de personas; mientras especialistas argentinos harán lo propio con los trabajadores trasandinos.

El delegado de la Dirección Nacional de Migraciones consideró difícil establecer una fecha exacta en la que se pondrá en marcha esta primera medida para agilizar el tránsito en el sistema Cristo Redentor, pero estimó que recién será en junio.

El punto cinco del acuerdo que firmaron en marzo las autoridades de ambos países, es el que se refiere al control migratorio unificado y donde se estableció un plazo. “Una vez desarrollado el cronograma elaborado por los equipos técnicos de los respectivos países, se proceda dentro del mes de mayo, al inicio del período de marcha blanca del procedimiento de control migratorio simplificado en los complejos Los Libertadores, Los Horcones y Uspallata”, dice el escrito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El acuerdo

El 18 de marzo de 2016, los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina y Chile, Susana Malcorra y Heraldo Muñoz; los del Interior, Rogelio Frigerio y Jorge Burgos, y los embajadores, José Octavio Bordón y José Antonio Viera Gallo; firmaron un acuerdo para agilizar los trámites en el sistema Cristo Redentor y evitar así las demoras.

El escrito contempló medidas a corto, mediano y largo plazo. Entre las primeras, quedó estipulado que durante mayo se realizaría un control migratorio unificado, es decir un solo trámite del lado chileno o del argentino. En cambio, no se previó ninguna medida respecto del control de vehículos y de los que realizan los sistema fitosanitarios de ambos países, es decir, el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) chileno y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), de Argentina.

El acuerdo también determinó la creación un comité interministerial en cada país, en el que estarán incluidos todos los organismos que tienen alguna injerencia en el cruce, que reportarán sus acciones a la Comisión Binacional de Seguimiento.

Otras medidas contempladas fueron: el análisis de mecanismos que se utilizan actualmente para gestionar el paso, la modificación del acuerdo de mantenimiento de caminos internacionales, para que las maquinarias puedan operar indistintamente a ambos lados de la cordillera; la constitución del ente binacional del Paso las Leñas –punto que se concretó- y una evaluación del Paso Pehuenche, con el objetivo de analizar si es posible que se transforme en un cruce alternativo para el transporte de carga.

 

También podés leer:

Paso Cristo Redentor: un acuerdo plagado de buenas intenciones.

paso cristo redentor migraciones tránsito