Pichín: la historia de supervivencia de un armadillo

El animal fue rescatado por una familia del ataque de un perro. Hoy, se encuentra en cuarentena, en rehabilitación y al cuidado de especialistas de Conicet.

Pichín: la historia de supervivencia de un armadillo

Prensa Gobierno de Mendoza

Medio Ambiente

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 26 DE MAYO DE 2022

La Delegación de Recursos Naturales de San Rafael se puso en contacto con una familia que rescató a un armadillo del ataque de un perro. Posteriormente el animal fue entregado al Departamento de Fauna de la Secretaría de Ambiente, desde donde lo derivaron a especialistas del CONICET para rehabilitarlo.

Pichín –nombre dado al armadillo por la familia que lo rescató– se encuentra desde hace 12 días en período de cuarentena, a fin de revertir los hábitos y consecuencias a raíz del cautiverio para una rehabilitación que le permita ser reinsertado a su hábitat natural. Este ejemplar de armadillo (Zaedyus pichiy), conocido como “piche patagónico”, “blanquito” o “quirquincho chico”, estuvo seis meses en manos de una familia del Sur mendocino que, con muy buena voluntad, lo rescató y cuidó.

“Luego de esta experiencia, mi mensaje para otras personas que se encuentren con algún animal de la fauna autóctona herido o en problemas es que no sean indiferentes dejándolos tirados, sino dar aviso a las autoridades responsables e intentar custodiarlos hasta poder entregarlo en mano al organismo o especialista encargado”, expresó Analía Vivante, la rescatista del armadillo.

Como informaron las veterinarias a cargo del caso –del Laboratorio de Medicina y Endocrinología de la Fauna Silvestre (Imbecu, Conicet, UNCuyo, CCT Mendoza), esta especie es la principal presa de cazadores furtivos en la provincia de Mendoza. Está categorizado como Casi Amenazado a nivel nacional y global. Si bien se encuentra ampliamente distribuido desde La Rioja hasta el estrecho de Magallanes, incluyendo territorios chilenos, debido a la caza indiscriminada, ya registra extinciones locales en algunas zonas.

El rol de la ciudadanía y el aviso inmediato

Desde el departamento de Fauna –de la Dirección de Recursos Naturales– se encarará una acción de concientización a la población recordando su rol vital: dar aviso inmediato a las autoridades ante presencia de daño o peligro de ejemplares autóctonos, como también sospecha de caza o tráfico ilegal de fauna silvestre.

“En nuestra provincia, sabemos que la ley prohíbe y dicta fuertes penalizaciones a la caza, captura, tenencia o tráfico de fauna silvestre nativa. En este sentido, es mucho lo que estamos haciendo en materia de operativos y controles, pero también es esencial avanzar en las redes de colaboración y compromiso entre la ciudadanía, los especialistas y los organismos gubernamentales”, expresó el director de Recursos Naturales, Sebastián Melchor.

Hoy, el grupo liderado por la doctora Mariella Superina está trabajando para conocer el estado sanitario del animal. Además, las profesionales están intentando inducir la hibernación propia de su especie que debería tener Pichín en los próximos meses. También se le está enseñando a comer insectos, reduciendo su peso y recuperando paulatinamente los comportamientos propios que perdió a causa de la habituación que le generó el contacto prolongado con humanos y animales domésticos.

Como expresaron las especialistas, las alteraciones más comunes derivadas del cautiverio, como las dietas inadecuadas, favorecen rápidamente la obesidad. A su vez, la incapacidad de expresar su comportamiento natural puede dificultar la reinserción del animal a su hábitat. El contacto con animales del hogar, como perros y gatos, es otro problema frecuente, ya que puede predisponer a la transmisión de enfermedades. Por ejemplo, se han registrado infecciones parasitarias internas, como toxoplasmosis, neosporosis, giardisis, parásitos intestinales e inclusive parásitos externos, como pulgas.

Por eso, las autoridades gubernamentales remarcan que el rol de la ciudadanía solo debe circunscribirse a dar pronto aviso a las autoridades o efectuar un rescate solo ocasional.

Más datos sobre los armadillos

Los conocimientos sobre este animal exclusivo de América del Sur son abundantes gracias a los estudios llevados a cabo por la doctora Superina, quien hace más de 20 años investiga desde nuestra provincia la biología y medicina para la conservación de armadillos en distintas regiones.

Por ejemplo, sabemos que el piche es un mamífero solitario principalmente activo durante el día, con dieta variada que incluye insectos, pequeños vertebrados, material vegetal y hongos. Excava cuevas profundas y es el único armadillo del cual se ha confirmado que entra en hibernación en los meses de invierno. Como todos los armadillos, posee rasgos anatómicos peculiares, como por ejemplo la presencia de caparazón y costillas osificadas. Su fisiología también es inusual, ya que tiene un metabolismo reducido, lo cual significa que necesita ingerir menos energía que otros mamíferos de su tamaño, y una temperatura corporal inferior a otros mamíferos. Estas particularidades hacen que para su rehabilitación se requieran conocimientos de biología, medicina veterinaria, zootecnia y ecología.

Cómo dar aviso

Para dar aviso a las autoridades, la población puede llamar al 911 (Base Policía Rural), a través del sistema Ticket del sitio www.ambiente.mendoza.gov.ar o puede acudir a la delegación correspondiente de la Dirección de Recursos Naturales Renovables.

Delegaciones de la Dirección de Recursos Naturales Renovables

Delegación Zona Este: Viamonte 1000 (5570), San Martín. 0263 4420040, drnr-zonaeste@mendoza.gov.ar

Delegación Valle de Uco: Roca 1890 (5560), Tunuyán. 02622 422815, drnr-valledeuco@mendoza.gov.ar

Delegación San Rafael: Independencia 455 (5600) DPV, San Rafael. 0260 4438425  drnr-sanrafael@mendoza.gov.ar

Delegación Malargüe: Av. San Martín Norte 352 (5613), Malargüe. 0260 4470215, drnr-malargue@mendoza.gov.ar

Delegación General Alvear: Av. Alvear Oeste 540 (5620), General Alvear. 02625 422417, drnr-alvear@mendoza.gov.ar.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza

armadillo familia sanrafaelina