Piden la renuncia de Netanyahu tras la difusión de un nuevo caso de corrupción

El primer ministro israelí está sospechado de obtener una cobertura favorable del gigante telefónico Bezeq a cambio de favores. La semana pasada, la Policía israelí recomendó al fiscal general que impute al premier en dos causas de corrupción, conocidas como Caso 1000 y Caso 2000, por cohecho, fraude y abuso de confianza.

Piden la renuncia de Netanyahu tras la difusión de un nuevo caso de corrupción

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Foto: archivo cnn.com.

Internacionales Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: Télam / Publicado el 20 DE FEBRERO 2018

Los pedidos de renuncia del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu por parte de líderes opositores crecieron en las últimas horas tras la difusión de un nuevo caso en el que se sospecha que obtuvo cobertura favorable del gigante telefónico Bezeq a cambio de favores, y luego de la detención de un asesor de comunicación cercano al premier.

"Israel se merece un primer ministro a tiempo completo y no uno que esté enredado en otras cosas. Que decida él qué prefiere. Si no quiere dimitir, que se declare incapacitado", dijo Yair Lapid, líder del opositor partido centrista Yesh Atid (Hay Futuro, en hebreo), según publicó el diario Maariv. Lapid presentó este lunes 19 una moción de confianza en el pleno del Congreso y sugirió que el jefe del Gobierno nombre a un sustituto interino de las filas de su partido, el Likud, hasta que la sucesión se resuelva en las urnas.

Por su parte, el líder del bloque de partidos de izquierda Unión Sionista, Avi Gabay, también se expresó en el mismo sentido. "Netanyahu se ha convertido en un lastre para los ciudadanos de Israel. Un líder con escándalos diarios, con casos de corrupción y con una obsesión enfermiza por 'el qué dirán' y lo que divulga de él la prensa", dijo, según recoge el mismo rotativo citado por la agencia de noticias EFE.

La semana pasada, la Policía israelí recomendó al fiscal general que impute a Netanyahu en dos causas de corrupción, conocidas como Caso 1000 y Caso 2000, por cohecho, fraude y abuso de confianza. El tercer caso, que está aún en etapa de investigación, es conocido como el Caso 4000 o Caso Bezeq y sigue la presunta relación entre Netanyahu y el propietario de Bezeq y el sitio de noticias Walla.

El lunes por la noche finalizó la orden de no informar sobre el caso de corrupción que involucra a la empresa de comunicación. En consecuencia, la Policía reveló que el domingo arrestó a siete personas en el marco de la pesquisa: dos colaboradores muy próximos a Netanyahu y dos ejecutivos de la compañía, además de su dueño, Shaul Elovitch, junto a su esposa e hijo. Además, fue arrestado otro asesor de comunicación cercano al premier, informó la emisora israelí Kan, sin confirmar la identidad del detenido.

La investigación se centra en un posible intercambio de favores entre Elovitch y Netanyahu, quien había logrado una cobertura favorable de la popular web de noticias Walla a cambio de favores a Bezeq que le habrían hecho ganar millones. Las otras dos causas por la que la Policía busca imputar al primer ministro investigan la recepción de lujosos regalos por los Netanyahu a cambio de favores (Caso 1000) y el intento de pactar con Arnon Mozes, el dueño del diario con mayor circulación en Israel, el Yediot Aharonot, para conseguir noticias favorables a cambio de iniciativas para reducir la difusión del periódico rival (Caso 2000).