Polémica por proyectos que abordan el cambio de función docente

En la Legislatura hay dos iniciativas oficiales que buscan regular el trabajo de maestros que debieron dejar el aula por problemas de salud. El SUTE ya expresó su enojo y habrá una asamblea el sábado 27.

Polémica por proyectos que abordan el cambio de función docente

En la provincia hay 3200 docentes en cambio de funciones. Foto: Mendoza Post.

Sociedad

Ítem aula

Unidiversidad

Juan Stagnoli / Unidiversidad

Publicado el 21 DE AGOSTO DE 2018

La senadora del PRO Cecilia Páez presentó un proyecto que busca crear la figura del preceptor docente en el nivel primario. Sin embargo, no es la única iniciativa que circula por estos días por la Legislatura. Es que Mariana Caroglio (senadora UCR) realizó lo propio para encuadrar las actividades de estos profesionales que, por problemas de salud de diversa índole, debieron dejar el aula. Si bien los proyectos están en comisiones, el SUTE ya expresó su rechazo.

Los textos de ambas legisladoras están en la comisión de Educación. La propuesta radical, además, deberá analizarse en las comisiones de Legislación y podría pasar por Presupuesto. “Es una forma de reglamentar los roles prácticos de muchos docentes cuya tarea quedó trunca y este proyecto quiere revalorizar la tarea realizada”, explicó la senadora Caroglio a Unidiversidad.

En la provincia hay 3200 personas que dejaron las aulas por diversos problemas de salud y, luego de pasar por una junta médica, realizan otras funciones en la escuela. Algunos docentes son administrativos, otros se desempeñan como asistentes en bibliotecas o se mantienen en áreas directivas ayudando a secretarios. La idea de Páez propone directamente crear la figura del preceptor docente, que no existe en la actualidad, y que en un lapso de cinco años todas esas personas realicen esa actividad.

“La idea es poder reutilizar los recursos valiosos de los docentes expertos y poder darles la posibilidad a las nuevas generaciones que, por diversos motivos, debieron dejar el aula”, explicó la legisladora del PRO, quien especificó que hay un sector que dio el visto bueno, dado que no existe esa figura en el ámbito primario. “Hay que incluir a los docentes, no excluirlos”, arremetió Páez.

“Hay situaciones en las que los docentes no pueden volver al curso porque tienen diagnósticos por psiquiatría, pero no son todos. Algunos tienen años de experiencia en cambio de funciones y pueden seguir aportando al sistema”, añadió la legisladora.

 

Reparos del SUTE

El secretario del SUTE, Sebastián Henríquez, aseguró que parte del proyecto de Caroglio quedó sintetizado en la paritaria, en la que se establecieron los aspectos no salariales de la negociación. Al mismo tiempo, consideró que estos proyectos no abordan el problema del cambio de funciones desde el ámbito de la salud y en ese punto no se protegen los derechos de los docentes que están enfermos y no saben qué pueden hacer y qué no.

Por otra parte, agregó que el proyecto de Páez apunta a reemplazar a los profesionales de carrera que se capacitaron, por ejemplo, para ser preceptores o bibliotecarios. “Este proyecto no puede servir para tapar baches y que las personas terminen haciendo más tareas por su actividad”, sentenció el gremialista, quien dijo que ya hay una comisión paritaria que evalúa la salud laboral.

En el corto plazo, habrá una reunión el sábado a las 10 en la sede central del SUTE. “Nosotros queremos tratar este y otros temas en la paritaria”, sentenció.

Desde la Dirección General de Escuelas no quisieron opinar de estos dos proyectos hasta tanto no los hayan leído en profundidad.

Proyecto preceptor docente de Unidiversidad

 

Proyecto para cambiar el sistema de cambios de funciones de Unidiversidad

educación proyectos legislatura caroglio sute páez