Por qué debemos hablar de femicidio

La abogada especialista en casos de violencia de género Carolina Jacky insiste en la importancia social del término. Caratular los casos como "femicidio" ayuda a concientizar. Matar a una mujer tiene una connotación más grave.

Por qué debemos hablar de femicidio

Femicidio define a todo caso en el cual se mata a una mujer por su condición en una situación de violencia. Foto: publicada por Clarín.

Sociedad

Femicidios

Unidiversidad

Unidiversidad/ Ana Vargas

Publicado el 13 DE ABRIL DE 2017

La abogada especialista en casos de violencia de género, Carolina Jacky, dialogó con Unidiversidad para intentar responder una pregunta que genera dificultades a la hora de tratar un caso en el que se mata a una mujer: ¿es femicidio o no?

Según explicó Jacky, lo que sucede es que, aunque hay muchas discusiones sobre femicidio y feminicidio, y la aplicación de estos términos tiene implícita una situación social, en nuestro país la palabra "femicidio" caratula a todo caso en el cual se mata a una mujer en una situación de violencia por su condición de ser mujer.  

“Yo digo femicidio, lo que sucede es que el delito de femicidio no está tipificado así en el Código Penal. Es más o menos como la entradera y la salidera, es un robo o un hurto, es un nombre que le puso el periodismo”, compartió la abogada.
 

Cuestiones técnicas del Código Penal

En el artículo 80 del Código Penal, que habla sobre homicidio agravado, se encuentra el inciso 11 que define “el que produce un hombre en un contexto de violencia de género”. Sin embargo, cabe aclarar que la pena es igual en el caso del que se denomina femicidio que en un caso agravado por alguno de los otros incisos. El problema es que la violencia de género no tiene una tipificación exacta del delito porque no cuadra con el tipo penal del tipo de ley.

“La violencia de género no está tipificada en el Código Penal. Incluso la ley que todos llaman 'de violencia de género' es una ley que dice expresamente que protege los derechos de las mujeres para que tengan una vida sin violencia. No aparece la palabra 'género'”, explicó Carolina Jacky. Por lo tanto, cuando se agregó ese inciso para plantearlo como femicidio, se tuvo que buscar el modo de presentarlo y ver cómo se aplicaba. Un autor penalista encontró que la convención de Belem do Pará es la única que utiliza la palabra "género" como sinónimo de mujer. De eso se vale el autor para decir que, como el artículo es igual a lo descrito en la Ley  de Protección Integral a las Mujeres 26485, entonces esto es lo que significa violencia de género.

Todo este entramado complejo de incisos, artículos y leyes es lo que permite generar una condena por femicidio, por matar a una mujer en un contexto de violencia de género. La palabra "femicidio" está traída de otros lugares; en la Argentina no puede haber condena por violencia de género. Lo que hace la ley es darles garantías especiales a las mujeres y a los niños.

Entonces, cuando los periodistas hablamos de una condena por femicidio, en realidad estamos hablando de una condena por homicidio agravado en un contexto de violencia de género. Sucede que todos los operadores en derecho penal están acostumbrados a utilizar todas las otras formas de agravamiento del artículo 80; entonces, aunque la condena sea igual para todos (35 años de reclusión tanto, por ejemplo, si el agravamiento es por el vínculo, por alevosía o relaciones desiguales de poder), caratular la muerte de una mujer como femicidio implica una carga social muy importante.

“En la medida en que se pueda calzar todo como femicidio, que sea el abogado defensor el que se ocupe de sacarle esa carátula, porque lo que pretende la ley, aparte de prevenir, es erradicar. Por lo tanto, cuando se caratulan los casos de femicidio, esto ayuda a que matar a una mujer tenga una connotación social de mayor gravedad. Así se ayuda a darle visivilización, importancia” opinó la abogada Jacky. 

sociedad violencia de género femicidios