Por qué los comercios se quejan del posnet obligatorio

Los gastos de mantenimiento y los porcentajes que se les quitan a los vendedores por cada compra son dos desventajas por las que no agrada la medida. El horario corrido, otra vez en el foco del debate.

Por qué los comercios se quejan del posnet obligatorio

Foto: Victoria Gaitán / Unidiversidad.

Sociedad Unidiversidad Consumo / por Unidiversidad/ Constanza Sanchez Coveperthwaite / Publicado el 03 DE ABRIL 2018

Como anunció anteriormente la AFIP a partir del presente mes, todos los negocios del país deberán aceptar tarjetas de débito a partir de los 10 pesos. Unidiversidad realizó un sondeo por el centro de Mendoza para saber la opinión de los comerciantes y consumidores.

La consulta abarcó diversos rubros: fotocopiadora, vinería, panchería y minimarket. Entre las opiniones de los consultados, el posnet tiene sus ventajas en cuanto a no manejar plata en efectivo, por los robos, y darle facilidades al cliente. Sin embargo, la negativa está en el costo que tiene para los comercios mantener un aparato de estos, sumado a la facturación y el porcentaje que se les descuenta en cada compra.

Para la mayor parte de los consumidores, esta medida es positiva, ya que no necesitan utilizar dinero en efectivo y además solucionaría el problema del vuelto cuando realizan una compra. Otros compradores, en cambio, no se sintieron atraídos por la medida debido a que prefieren utilizar efectivo y no generar movimientos bancarios permanentes. No fue relevante la implementación del posnet para estos últimos.

Uno de los vendedores consultados y dueño del lugar aseguró que hace bastante que tiene este sistema en su negocio, pero admitió que para ser obligatorio debería ser gratuito, ya que la mantención y otros gastos como facturación, cuenta corriente y descuentos, entre otros, son elevados para el vendedor.

Mantener un posnet tiene un costo aproximado de 600 pesos; a esto hay que sumarle el resto de los gastos mencionados. “En otros países funciona porque es gratuito, acá nos cobran por todos lados. Incluso las tarjetas internacionales, de extranjeros, también tienen un costo adicional”, explicó el comerciante.

La mayoría de los locales aún no contaba con este sistema y tenían ciertas negativas de hacerlo. Otro vendedor, precisamente de un kiosco, explicó que son mínimos los gastos que la gente realiza en estos lugares (minimarkets) y por este motivo, para él no tiene sentido que se obligue a ocupar esta forma de pago.

 

Horario de corrido: sí y no

Sobre el cambio de horario de comercio que se quiere realizar por parte de la Cámara de Empresas Comerciales, Industriales, Turismo y Servicios (Cecitys), también se abrió el debate en Mendoza. La propuesta sería abrir de lunes a viernes de 9 a 18 en invierno inicialmente, o realizar un escalonamiento basado en el ingreso y la carga horaria de los empleados.

Las opiniones son variadas. Hay quienes dicen que es una excelente medida por el frío, ya que la gente no saldrá a la calle después de las 18 y además, porque los turistas no están acostumbrados al horario “muerto” de la siesta en Mendoza. Otros comerciantes aseguraron que los consumidores están acostumbrados al horario partido, es decir, cuatro horas de mañana y cuatro de tarde, por lo que sería difícil que esas costumbres se cambiaran.

En esta línea, otra vendedora admitió tener miedo a que se despida personal con esta medida. Si bien desde el Cecitys explicaron que no afectaría a ningún empleado, la preocupación de algunos empleados de pequeños negocios se hizo notar. “Estaría buenísimo a nivel personal, para poder hacer otras cosas después de las 18, pero no sé si la gente se acostumbre a ese horario”, dijo uno de los kiosqueros.

Dos consumidores consultados aseguraron a este portal de noticias que "es una buena medida para quien trabaja de corrido porque se aprovecha más el tiempo" y reconocieron que la medida es favorable dependiendo del rubro del que se esté hablando.

 

El horario corrido y el posnet obligatorio ponen al comercio en el debate

Desde la AFIP se estableció desde el 1.º de abril la obligatoriedad para los negocios, chicos y grandes, de aceptar tarjeta de débito y ya estallaron las críticas desde el sector comercial. También se propuso que locales del centro abran sus ...