Postergan el juicio por la muerte de Luciana Rodríguez

Estaba previsto que hoy se retomaran las audiencias pero se postergaron para el martes 29. Hoy debían presentarse dos testigos más y posiblemente se hubiese cambiado la carátula de la causa.

Postergan el juicio por la muerte de Luciana Rodríguez

Sociedad

Luciana Rodríguez

Unidiversidad

Unidiversidad / Camila Balter

Publicado el 25 DE SEPTIEMBRE DE 2015

El juicio del caso de Luciana Rodríguez, la niña que falleció en enero de 2014 como consecuencia del maltrato sistemático ejecutado por su padrastro, debía reanudarse hoy viernes 25 en virtud del cuarto intermedio que se dictó el pasado 9 de septiembre. Sin embargo, Graciela Cola, representante de la abuela materna de la pequeña, confirmó que se decidió postergar la reanudación para el próximo martes.

El debate que debía continuar hoy posiblemente iba a contar con la presencia de dos testigos más: un médico forense y un empleado de comercio cercano al domicilio de la familia, quien llamó al 911 aquel 7 de enero del desenlace fatal. En tanto, la querella puede seguir sumando pruebas a sus acusaciones y la defensa puede rearmar su estrategia hasta el martes que viene. Además, hoy se hubiera sabido si la Justicia aprobó el cambio de carátula impulsado por la querella.

Semanas atrás la abogada querellante, Graciela Cola, pidió que se caratulara la causa bajo la figura de femicidio agravado por alevosía y ensañamiento. El cambio de calificación se debe a que ha quedado acreditado que Jorge Orellano, padrastro de Luciana, sometía a violencia psicológica y física a todas las mujeres de su familia, incluida Rita Rodríguez, la madre de la pequeña.

El agravante de ensañamiento, que se refiere al acto de hacer sufrir conscientemente a una persona hasta la muerte, se sumó debido a que se demostró que Luciana murió a causa de una violencia prolongada –desde mediados de diciembre de 2013- por parte de Orellano.

Los cambios pedidos también alcanzarían a Rita. En vez de coautora del femicidio, su rol en el crimen sería de participante primaria del delito, agravado por el vínculo. Cola señaló que no se puede acusar de autoría a alguien que no se encontraba presente en el lugar del crimen, ya que se comprobó que Rita no estaba en su domicilio en el momento en el que Luciana fue asesinada. La pena por esta figura también es de prisión perpetua, porque la mujer no actuó en pos del cuidado de su hija aun teniendo conocimiento de la violencia a la que la niña estaba sometida por parte de Orellano. Cola manifestó que espera que estos nuevos “ajustes jurídicos” sienten precedentes para futuros casos de violencia de género y femicidios.
 

El caso

Luciana Rodríguez falleció a sus tres años el 7 de enero de 2014, luego de ser abandonada en una camilla de la Clínica Santa María de la Cuarta Sección, de la ciudad de Mendoza. Luego de comprobarse a través de testigos que la menor era violentada constantemente por su padrastro, Jorge Orellano, éste y la madre de Luciana, Rita Rodríguez, quedaron imputados. El juicio por este caso comenzó el pasado 31 de agosto.

luciana rodríguez femicidio violencia de género