Presentan proyectos locales para el acceso igualitario a la gestión menstrual

Durante agosto, el colectivo de Mujeres Socialistas llevó adelante una campaña y presentó iniciativas en más de 30 localidades en todo el país para regular el acceso a productos de gestión menstrual. Se suman a la iniciativa de otros sectores.

Presentan proyectos locales para el acceso igualitario a la gestión menstrual

Imagen: Mujeres Socialistas Mendoza

Sociedad

Unidiversidad

Julia López / Fuente: Mujeres Socialistas Mendoza

Publicado el 01 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Junto con representantes de concejos deliberantes y legislaturas provinciales, referentes de Mujeres Socialistas (MS) elevaron proyectos para que se regule el acceso y la distribución de productos de gestión menstrual. Las presentaciones se hicieron simultáneamente en 14 provincias y más de 30 localidades. En Mendoza fue en Rivadavia, Godoy Cruz y Guaymallén. 

La propuesta de Mujeres Socialistas acompaña la iniciativa de la organización Economía Femini(s)ta, que trabaja desde 2017 en la campaña “MenstruAcción”, para visibilizar que la menstruación es un factor de desigualdad. Desde allí reclaman la eliminación del IVA a los productos de gestión menstrual y la provisión gratuita de estos insumos en instituciones educativas, cárceles, espacios sociales y comunitarios, etc. Además, recolectan insumos para donar y difunden información sobre las diferentes formas de gestionar la menstruación, el costo mensual y el impacto ambiental de cada una. 

En la exposición ante el Concejo de Guaymallén, Micaela Raffa Barro, de MS, explicó la necesidad de trabajar sobre este tema para que “el acceso a los insumos de higiene menstrual no sea un factor de desigualdad”. Según Economía Femini(s)ta, en 2020, una mujer o persona trans gastará entre 2900 y 3800 pesos para gestionar su menstruación. Si tenemos en cuenta, además, la brecha salarial, la balanza se desequilibra todavía más.

El costo de menstruar: por año, una mujer debe destinar entre $2930 y $3780

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: Economía Femini(s)ta / Publicado el 27 DE MAYO 2020 Este 28 de mayo es el Día Internacional de la Higiene Menstrual y, según estimaciones de la organización Economía Femini(s)ta, actualmente una mujer debe destinar entre $ 2930 y $ 3780 por año para cubrir el costo de insumos de gestión menstrual, lo que constituye un factor de desigualdad para este sector de la población.

A todo esto se suma el pedido de reconocer los insumos de higiene menstrual como artículos de primera necesidad, ya que actualmente entran en la categoría de cosméticos y se agrega el IVA a su costo. “Proponemos que se incorpore a la canasta alimentaria que reparte el municipio algún tipo de producto de higiene menstrual”, destacó Raffa Barro.

El gran costo económico que significa menstruar y el tabú social alrededor del tema incrementan la desigualdad de género, ya que aleja de escuelas y trabajos a muchas mujeres y personas menstruantes. “No es un gasto optativo y muchas personas abandonan sus rutinas escolares o laborales por no poder acceder a estos productos”, explican desde Mujeres Socialistas, y defienden: “Estos proyectos apuntan a poner un poco de equilibrio en ese sentido”.

La integrante de Mujeres Socialistas remarcó que nombrarlo producto de primera necesidad “es una forma de recategorizarlo”, de “abandonar el tabú de la menstruación y que deje de ser algo exclusivamente en el ámbito privado de las personas menstruantes”. Es un tema de salud pública si entendemos que no es evitable y muchas veces, al no poder costear un período menstrual, se utilizan algunos métodos antihigiénicos o no recomendables para la salud. 

Incluso los productos de uso extendido, toallas descartables y tampones son dañinos para el cuerpo. “El 85 % de las toallitas y tampones contienen glifosato”, explica la campaña de Mujeres Socialistas. Además, exige la implementación efectiva de la Educación Sexual Integral para tener educación menstrual y acercar a las personas la información necesaria para que puedan elegir el mejor método para gestionar su menstruación.

Distintas facciones políticas han trabajado en el mismo sentido y con proyectos similares, como es el caso del Frente de Izquierda en Las Heras, Lavalle y Maipú. En Luján de Cuyo, el Concejo Deliberante aprobó un proyecto del Frente de Todos para crear el Programa de Acceso Igualitario a la Gestión Menstrual, para garantizar el acceso a los insumos y promover así los derechos humanos.

Inflación que no se ve: cuánto gastan las mujeres por la menstruación

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Florencia Martínez del Rio / Publicado el 24 DE MAYO 2019 La menstruación, además de seguir siendo un tabú para muchos, es un factor más de desigualdad social y económica. Es que una mujer que menstrúa debe desembolsar una gran cantidad de dinero para acceder a los productos de higiene específicos para este ciclo.

Mes a mes, las mujeres y personas menstruantes gastan principalmente en toallas descartables y tampones por desconocer que existen otros elementos. Esta campaña busca acercar información de opciones más baratas y sustentables ambientalmente. “Hay otros productos, como ropa interior absorbente, toallitas de tela, copas menstruales, que son todos métodos mucho más sustentables”, detalló Micaela Raffa Barro en la sesión del Concejo Deliberante de Guaymallén.

Otro eje fundamental de la campaña es la sustentabilidad ambiental. En su edad fértil, cada mujer o persona trans puede llegar a utilizar alrededor de 14 000 tampones o 12 000 toallas higiénicas, lo que significa 60 kg de desechos por persona, que necesitan entre 500 y 800 años para degradarse.

En su sitio web, Economía Femini(s)ta publica: “Banco de Bosques estima que en un año se destinan 10 140 toneladas de pasta fluff proveniente del desmonte de selva nativa a la producción de toallitas y tampones. Con esto, las 10 millones de mujeres en edad menstrual de Argentina producen 132 mil toneladas de basura no reciclable ni biodegradable anualmente”.

Las iniciativas para garantizar el acceso igualitario a los productos de gestión menstrual buscan no sumar desigualdades a las ya existentes brecha salarial, distribución asimétrica del trabajo doméstico y otras disparidades de género.
 

La brecha salarial persiste en 2020: los varones ganan un 22,9% más que las mujeres

Son datos relevados por la organización Economía Femini(s)ta sobre la base de la Encuesta Permanente de Hogares del Indec. El mercado laboral, los ingresos percibidos, la cantidad de horas de trabajo semanal y la distribución de las tareas doméstica ...

menstruación gestión menstrual salud