Prohibición de salmoneras: una ley que cuida la salud y evita el desastre ambiental

Argentina se convirtió en el primer país del mundo en prohibir la crianza de salmones. Alejandro Valenzuela, investigador de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, explicó la importancia que tiene evitar la producción de estos peces.

Prohibición de salmoneras: una ley que cuida la salud y evita el desastre ambiental

Foto: Greenpeace

Sociedad

Dale!

Medio ambiente

Radio U

Publicado el 01 DE JULIO DE 2021

La legislatura fueguina aprobó por unanimidad este 30 de junio el proyecto de ley que prohíbe la salmonicultura en Tierra del Fuego, actividad que amenaza no solamente al ambiente, sino también a la salud y a la economía de la provincia. La norma, promovida por el legislador Pablo Villegas, del Movimiento Popular Fueguino, puso a la Argentina en los ojos del mundo al posicionar al país como el primero en tomar una decisión de tal magnitud en cuanto al cuidado del ambiente y la salud de los consumidores

En diálogo con Radio U, Alejandro Valenzuela, investigador de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, explicó cómo se inició esta problemática: "Esto comenzó bajo la gobernación de Rosana Bertone, que llegó a un acuerdo con empresas noruegas para hacer una exploración de sitios donde instalar salmoneras. Las salmoneras son grandes jaulas donde colocan millones de individuos". 

"​​Cuando la producción es muy masiva, se generan enfermedades. Para evitar esas enfermedades, se ponen antibióticos en el agua, que son malos para las bacterias naturales del ecosistema. A estos animales hay que alimentarlos, y la comida genera exceso de nutrientes, que a la vez genera anoxia, falta de oxígeno en el agua. Todo termina impactando en el ecosistema. Además, esta producción puede generar escapes de los animales, lo que provoca invasiones biológicas, es decir, especies que no son de un lugar y terminan en otro totalmente diferente", aclaró Valenzuela sobre los impactos en el ecosistema que tienen las salmoneras.

Y puntualizó: "Las salmoneras solo podrían estar en las costas de Tierra del Fuego; en las otras quedan muy expuestas y tienen ciertas características que no son compatibles con las salmoneras. Esta prohibición termina siendo tácitamente en toda Argentina".

En cuanto a la salud, Valenzuela comentó: "El salmón que nosotros podemos consumir, comparándolo con el salmón salvaje, es increíble. Esto es porque este tipo de crianzas, que hace que todos los animales estén juntos en una jaula, sumada a los medicamentos que se les dan, terminen haciendo un producto de consumo que no es bueno para el cuerpo humano". 

 

Que dice la ley

La ley, que fue modificada durante el trabajo legislativo en comisión, prohibirá “el cultivo y producción de salmónidos en aguas jurisdiccionales de la provincia”, con el objeto de “asegurar la protección, preservación y resguardo de los recursos naturales, los recursos genéticos y los ecosistemas lacustres y marinos” de Tierra del Fuego. Hasta un grupo de chefs de todo el país se sumó a la campaña contra la cría de salmónidos, entendiendo “los pocos puestos de trabajo que puede generar en comparación con el impacto ambiental irreparable”.

Los impulsores de la iniciativa citan como argumentos los antecedentes registrados en Chile, donde la instalación de salmoneras derivó en graves problemas para los ecosistemas marítimos. “Hace poco tiempo, en el Fiordo de Comau, se produjo una catástrofe ambiental que generó la muerte de más de 6000 toneladas de salmones y una contaminación sin precedentes en la zona”, mencionó el legislador Pablo Villegas.

 

Escuchá la entrevista completa.

Audio

  • Entrevista a Alejandro Valenzuela.

    Investigador de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego

salmoneras tierra del fuego salmon ley de prohibición argentina crianza medio ambiente