Proyecto El Azufre, cronología del centro de esquí que abrió la polémica en Mendoza

Armamos una línea de tiempo desde la cesión de las tierras de la Superintendencia Nacional de Fronteras a Mendoza, en 1991, hasta la actualidad, con los propósitos de la entrega de tierras en Malargüe en debate.

Proyecto El Azufre, cronología del centro de esquí que abrió la polémica en Mendoza

Foto: Nevasport

Provincial

Unidiversidad

Emilio Murgo

Publicado el 07 DE MARZO DE 2022

Por la Ruta 226, en el sur de Mendoza, pocos kilómetros antes de llegar al paso Vergara que comunica con Chile, se proyecta el centro esquí más grande de Sudamérica: El Azufre. En los últimos meses, la iniciativa privada tuvo una pausa en su avance, dado que generó gran polémica la cesión de tierras desde el Gobierno provincial.

El proyecto es impulsado por tres socios: Alejandro Spinello, Daniel Alejandro Nofal y José Beccar. Ellos buscan desarrollar, en la inhóspita tierra malargüina, un centro de esquí sin precedentes en Argentina, que, según promocionan, sería autosustentable y de los más grandes del continente.

El eje del debate es por qué se asignaron 12 mil hectáreas, por decreto, para emprender este megaproyecto. Este punto es particularmente recriminado desde el PJ de la provincia.

Desde Unidiversidad, armamos una línea de tiempo para graficar cómo ha ido evolucionando la iniciativa del centro de esquí, cuyo futuro, hoy, parece incierto. También dialogamos con Alejandro Spinello, director audiovisual de MediaHub y uno de los desarrolladores del proyecto El Azufre.

 

 

Cambio climático, el origen del centro de esquí más profundo de la Cordillera

Nuestra provincia siempre se jactó de tener un turismo invernal privilegiado en Sudamérica. Grandes centros de esquí ha tenido Mendoza, como Vallecitos, Penitentes y Las Leñas, aunque el mayor problema de cada uno fue el cambio climático, que afectó las nevadas en alta montaña y llevó a reconfigurar toda la infraestructura montada en ellos.

“El Azufre se ubica en el departamento de Malargüe, en el corazón de la cordillera mendocina. Es un lugar donde nieva en cantidad y su conservación permite nieve durante 5 meses (junio a octubre). Esto es fundamental, ya que extiende la perdurabilidad en el tiempo y permite a la provincia posicionarse como uno de los mayores polos de turismo invernal”, destacó Spinello.

Por este motivo es que surge en la mente de los emprendedores desarrollar un centro de esquí que pueda producir energía de forma renovable, principalmente, a partir de la energía solar (a través de las baterías de litio) y los tanques de hidrógeno.

“Lamentablemente, el cambio climático se ha ‘comido’ los centros de esquí de Mendoza. Vallecitos, hasta hace 30 años, era una joya, y hoy ha quedado en el olvido; Penitentes también desapareció como centro de esquí y en Las Leñas cada vez más cuesta que nieve de buena manera”, continuó.

Hace 40 años, la variable del cambio climático no se tenía la importancia que tiene hoy. Por este motivo, no había interés en meterse cada vez más adentro de la cordillera, ya que se contaba con lugares más accesibles y que estaban a 60 kilómetros de la ciudad de Mendoza. “La realidad marca que, cuando un se adentra más profundo en la cordillera, más complejos se vuelven el acceso, la energía, etc. Por eso, a raíz del cambio climático, hemos tenido que reconfigurarnos y pensar en nuevas zonas para desarrollar”, finalizó.

Fuente: Nevasport / Diario UNO

de qué se trata el proyecto el azufre en malarg?e centro de esquí cambio climáticos alejandro spinello sociedad