Qué pasa si decís 'no' a la política de privacidad de WhatsApp: cronología de una postergación

Desde este 15 de mayo, la aplicación utilizará una nueva política de privacidad, que vuelve al modelo de intercambio de datos de usuarios con Facebook.

Qué pasa si decís "no" a la política de privacidad de WhatsApp: cronología de una postergación

Foto: Ilustrativa

Tecnología

Tecnología

Unidiversidad

Por Unidiversidad / Fuente: Télam

Publicado el 13 DE MAYO DE 2021

WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes, no limitará ni eliminará el 15 de mayo -como había propuesto en enero- cuentas que no acepten su nueva política de privacidad, basada en el intercambio de datos con Facebook, pero le enviará recordatorios a sus usuarios para que revisen esos cambios y luego de un tiempo, si no los aceptan, les restringirá funcionalidades.

"Pasamos los últimos meses proporcionando más información acerca de nuestra actualización a los usuarios alrededor del mundo. Durante este tiempo, la mayoría de las personas que han recibido la actualización la han aceptado, y WhatsApp continúa creciendo", explicó a Télam un vocero de WhatsApp.

Sin embargo, continuó, "para aquellos que aún no han tenido oportunidad de aceptar la actualización, sus cuentas no serán eliminadas ni perderán funcionalidad el 15 de mayo. Continuaremos ofreciendo recordatorios para estos usuarios dentro de WhatsApp en las próximas semanas. Después de varias semanas, el recordatorio pasará a ser persistente", completó.

Un "recordatorio persistente" implica que quien lo reciba tendrá "acceso limitado a las funciones de WhatsApp" hasta que acepte la actualización, explicó WhatsApp.

El acceso limitado implica que los usuarios no podrán "acceder a su lista de chats, pero sí podrán responder llamadas y videollamadas".

Después de unas semanas de funcionalidad limitada, quienes hayan recibido el recordatorio persistente "no podrán recibir llamadas ni notificaciones, y WhatsApp dejará de enviar mensajes y llamadas a sus teléfonos".

En síntesis, si las personas no aceptan la actualización "WhatsApp no eliminará su cuenta", pero tendrán en lo sucesivo un servicio limitado que volverá a esta app casi sin sentido en cuanto a su función de aplicación de mensajería.

En enero pasado, WhatsApp postergó a este sábado sus planes para limitar las cuentas de usuarios, tras un intento fallido de hacerlo el 8 de febrero, por una ola de críticas que despertó el anuncio original: no solo porque era confuso a nivel comunicacional sino, fundamentalmente, porque no tenía opción al rechazo por parte de los usuarios.

Los datos que Facebook suele compartir con WhatsApp cuando usan sus servicios, más allá de esta nueva política de privacidad, son: número de teléfono que la persona verificó cuando se registró en WhatsApp; algunos datos del dispositivo (versión del sistema operativo y de la aplicación, información sobre la plataforma, código de país y de red); además de algunos datos sobre el uso (cuándo se usó WhatsApp por última vez, la fecha en la que se registró la cuenta, la frecuencia con la que se utilizan las funciones y el uso que se le da), según informa su blog oficial.

Lo que se mantiene igual es la seguridad que ofrece el cifrado de extremo a extremo sobre el contenido de los chats: "Ni WhatsApp ni Facebook pueden ver el contenido que compartes con familiares y amigos, incluidos tus mensajes y llamadas personales, los archivos que compartes y las ubicaciones que envías".

La privacidad en WhatsApp y los antecedentes del 2016

El intercambio de datos entre Facebook y WhatsApp comenzó en el 2016, dos años después de que fuera comprada por la empresa de Mark Zuckerberg por 22.000 millones de dólares, cuando la app de mensajería anunció su primer cambio en los Términos de Servicio y la Política de Privacidad, lo que marcaría el primer el antecedente de la nueva actualización de 2021.

"Y al conectar tu número con los sistemas de Facebook, este podrá ofrecerte mejores sugerencias de amistades y mostrarte anuncios que te resulten relevantes --si tienes una cuenta con ellos", explicó WhatsApp en su blog, al anunciar esta actualización el 25 de agosto de 2016.

Por esa modificación, que habilitaba que se compartieran datos entre ambas empresas, la Comisión Europea (CE) le aplicó en 2017 una multa de 120 millones de dólares a Facebook por haber proporcionado "información engañosa" cuando compró WhatsApp, ya que en ese entonces había prometido que no iba a intercambiar datos.

La historia vuelve a repetirse este año: los más de 2.000 millones de usuarios de WhatsApp en el mundo comenzaron a recibir en enero un aviso de actualización sobre las Condiciones y Políticas de Privacidad.

"Al tocar Aceptar, acepta los nuevos términos, que entrarán en vigor el 8 de febrero de 2021. Después de esta fecha, deberá aceptar los nuevos términos para seguir usando WhatsApp. También puede visitar el Centro de ayuda si prefiere eliminar su cuenta ", indicaba el aviso.

Tras este anuncio, hubo un incremento en las descargas de otras aplicaciones de mensajería: Telegram sumó 25 millones de usuarios en solo 72 horas, según confirmó su fundador Pável Dúrov, y Signal tuvo más de 7.5 millones de descargas.

En tanto, las de WhatsApp cayeron alrededor de un 11 % durante la primera semana de enero (en comparación con la semana anterior), según el reporte de Sensor Tower.

whatsapp aplicación facebook política de privacidad tecnología