Quieren que el caso Próvolo sea una megacausa

La Asociación Xumek, uno de los querellantes, solicitó que se acumulen los expedientes y se debatan en un solo juicio oral.

Quieren que el caso Próvolo sea una megacausa

En noviembre de 2016 comenzó la investigación judicial por abusos sexuales eclesiásticos en la sede local del Instituto Próvolo. Foto: Archivo / Axel Lloret.

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Unidiversidad / Publicado el 17 DE MAYO 2018

Luego de que el fiscal Gustavo Stroppiana elevara a juicio la principal causa judicial por los abusos sexuales eclesiásticos en el Instituto Próvolo de Mendoza, los abogados querellantes por Xumek –Sergio Salinas y Juan Dantiacq– solicitaron a la Justicia que se unifiquen las causas y se realice un megajuicio. Por otro lado, el defensor de uno de los imputados pedirá que se revea la elevación a juicio.

La causa principal sobre el caso del Instituto Próvolo es la que tiene como acusados e imputados a los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho y a los exempleados del establecimiento José Bordón y Armando Gómez por abusos sexuales. Esta es la que el Ministerio Público Fiscal (MPF), de la mano del fiscal Gustavo Stroppiana, elevó a juicio el martes 15. El plazo para la elevación a juicio de esta causa central vencía a fines de mayo, por lo que al letrado se le agotaba el plazo de investigación.

Sin embargo, existen más causas judiciales que implican a otras personas que se desempeñaban en la sede de Luján de Cuyo del Instituto Próvolo: las religiosas Asunción Martínez y Kumiko Kosaka, las exdirectivas Graciela Pascual, Cristina Leguiza, Gladys Pinacca, Laura Gaetán y Valezca Quintana; la psicóloga Cecilia Raffo, el jardinero Apoliano Choque y la cocinera Noemí Paz.

Son 14 imputados en total y estos 11 nombrados están acusados e imputados por ser autores directos e indirectos de lo que sucedía en el Instituto. Por lo menos, se los señala por haber sabido de los delitos cometidos contra los exalumnos y de no haber tomado las medidas necesarias y correspondientes para protegerlos. Debido a que todos los hechos y delitos están relacionados entre sí y han tenido a las mismas víctimas –los exalumnos hipoacúsicos del Próvolo–, además de la cantidad de imputados, es que Dantiacq y Salinas solicitaron que las causas se unifiquen para que se constituya un megajuicio sobre el caso.

 

Argumentos

La fundamentación de este pedido a la Suprema Corte de Justicia se basa en que los letrados de Xumek consideran que, a través de un solo juicio oral, se garantizarían los derechos y un verdadero acceso a la justicia tanto para las víctimas como para los imputados. Sobre todo en referencia a los primeros, los abogados arguyen que es necesario un “ajuste razonable”, principalmente teniendo en cuenta que son niños y niñas que sufren discapacidad, la hipoacusia en este caso. En concreto, la finalidad es evitar la revictimización de estas personas.

Por otro lado, en el escrito presentado por los letrados se fundamenta que la complejidad del caso ameritó que las distintas líneas investigativas fueran unificadas por orden de la jueza de garantías, Alejandra Alonso. Con estos y otros argumentos, los abogados consideran que “todas las investigaciones penales preparatorias en torno al caso Próvolo deberán ser acumuladas en un único debate oral, debiendo garantizarse un debido proceso legal”, finaliza el documento.

El MPF aún tiene determinado el tiempo para elevar el resto de las causas a juicio oral y, si la Justicia da lugar al pedido de Salinas y Dantiacq, sería después de eso que se pondría una fecha para el debate.

 

Medidas

Por el momento, para la causa principal que ya fue elevada se ha iniciado una etapa de notificaciones de las partes y de posibles oposiciones. En ese contexto, el abogado de uno de los imputados, Luis Romano –que defiende a Armando Gómez– pedirá que se revea el requerimiento de juicio. Para él, es necesario revisar algunas cuestiones pocesales. Pedirán el sobreseimiento para algunos de los imputados y que se revean algunas clasificaciones legales. Además, Romano entiende que “no hay pruebas suficientes” para el juicio.

 

Producción: Verónica Gordillo / Redacción: Milagros Martín Varela