Recolección diferenciada de residuos: beneficio ecológico, pero lento cambio cultural

El sistema permite disminuir la cantidad de residuos y potenciar la economía circular. Sin embargo, no es simple y muchas personas no separan correctamente. "De 21 camiones que recolectan en Godoy Cruz, solo un 40 % es puramente seco”.

Recolección diferenciada de residuos: beneficio ecológico, pero lento cambio cultural

Foto: laopinion.com

Sociedad

Reciclaje

Unidiversidad

Unidiversidad / Ángeles Balderrama

Publicado el 22 DE JULIO DE 2021

La basura es un problema grave a nivel mundial. En específico, Argentina genera un promedio de 45 mil toneladas diarias de residuos domésticos, es decir, una tonelada de basura cada dos segundos. Con la finalidad de empezar a "hacer algo" al respecto, las municipalidades de la Ciudad de Mendoza y de Godoy Cruz implementaron durante 2020 la recolección diferenciada de residuos, con el objetivo de reinsertar algunos elementos desechados habitualmente a las cadenas productivas. A un año de su inicio, analizamos qué beneficios ambientales generó y cuáles son las principales dificultades.

“En términos generales, el balance es muy positivo porque entre los puntos verdes, las botellas de amor, hemos podido recaudar durante 2020, 278 toneladas (secos) aproximadamente que van a parar a las plantas de clasificación y lo trabajan los recuperadores urbanos. Este año, el municipio está generando unas 8 mil toneladas de residuos sólidos urbanos por mes”, comentó Yamel Ases, directora de Ambiente y Energía de la Municipalidad de Godoy Cruz.

La recolección diferenciada de residuos es un programa de economía circular que se implementó a mediados del 2020 y consiste en separar los desechos húmedos de los secos. De esta manera, elementos que antes eran considerados basura, como papel y cartón, plásticos, vidrio, metal, envases de tetra brik, ropa, telgopor, nylon de packs, film y corchos, ahora forman parte de cadenas productivas.

Para Sebastián Fermani, director de Ambiente de la Ciudad de Mendoza, el balance también ha sido bueno: “Desde que empezó la recolección diferenciada hemos notado una muy buena respuesta por parte de los vecinos, y de la gente que viene de otros municipios también. En relación a la situación previa del programa, hemos incrementado más de 2000 % la cantidad de materiales que antes no eran reutilizados, aproximadamente son unos 450 mil kilos los recuperados”.

Sin embargo, una de las dificultades a las que se enfrentan se relaciona a la falta de concientización o dificultades para gestionar de manera correcta los residuos. En el caso de Ciudad, “las estadísticas muestran que hay una tendencia de disminución de rechazo” y en teoría, todos los vecinos y vecinas deberían sacar sus residuos secos el día jueves. “Es un proceso largo porque implica un cambio de hábitos para las familias. Ahora estamos trabajando bastante en la concientización de las personas”.

“Una particularidad que tiene la Ciudad es la población pendular, la gente que entra y sale pero no tiene su domicilio acá. Aproximadamente, el 80 % de los residuos sólidos urbanos que se generan es a partir de ellos”, dijo Fermani.

En tanto, en Godoy Cruz poseen un mapeo de zonas y barrios que aún no realizan separación de residuos, o no lo gestionan de manera correcta. Por este motivo, desde el municipio se acercan a los barrios para explicar el sistema, y en caso de no cumplir, realizan multas. “Nos damos cuenta cuáles son las zonas por el recorrido del camión, por el olor y la calidad del residuo. El principal desafío es que la gente separe. De los 21 camiones que recibimos los jueves, solo un 40 % de los residuos es puramente seco”.

“En el departamento es obligatorio desde mayo del año pasado, y en septiembre comenzamos a hacer operativos barriales junto a la policía ambiental y el equipo técnico, en donde abordamos barrios y casas determinadas los días miércoles. Hablamos con los vecinos, les explicamos cómo es el sistema de clasificación y les recordamos que los jueves deben sacar solo secos. Además, los jueves en la noche hacemos multas por la mala gestión o la no clasificación de residuos”, explicó Ases.

 

El interés de la recolección diferenciada llega a otros municipios y localidades del país

En reuniones con Godoy Cruz y Ciudad, otros municipios como Guaymallén, Las Heras, Luján de Cuyo y algunos del Este de Mendoza, buscan consultar sobre la implementación, dificultades y resultados obtenidos. “Hemos estado en reuniones y la idea es homogenizar”.

“En el caso de Luján y Guaymallén todavía no van a implementarlo de manera obligatoria pero sí están haciendo campañas barriales de separación de residuos. Si bien no es tan importante la cantidad de acopio, la calidad es mejor porque solo llevan los residuos secos”, indicaron desde la comuna de Godoy Cruz.

Un caso similar se realiza en el departamento de San Martín, quienes iniciaron una campaña para recolectar los residuos secos el día jueves, pero al mismo tiempo buscan avanzar hacia el reciclaje inclusivo. “Estamos comenzando a aplicar un Plan de Reciclaje Inclusivo porque en el departamento hay alrededor de 70 personas que se dedican como actividad laboral a la venta de nuestro residuos para poder vivir”.

“Se trata de armar rutas de recolección, tener un centro verde, postas de recolección en puntos clave, similar al sistema que mantiene Guaymallén”, dijo Bárbara Márquez, Jefa de la Oficina Técnica en Dirección de Planificación y Control Ambiental de San Martín.

Al mismo tiempo, otros municipios por fuera de Mendoza también buscan conocer la experiencia que se lleva a cabo en la provincia. “Nos hemos reunido con municipios pero no solamente de Mendoza, sino también de otros lugares del país que están tratando de iniciar este camino y quieren saber las lecciones aprendidas”, comentó Fermani.

residuos domiciliarios residuos solidos urbanos reciclaje conciencia ciudadana mendoza godoy cruz ciudad