Se define el Caso Chacón: la defensa pidió la absolución de Luque

María del Carmen Aguilar dijo que no hay pruebas contra el imputado.

Se define el Caso Chacón: la defensa pidió la absolución de Luque

Mariano Luque fue trasladado desde Almafuerte hasta tribunales, donde se desarrolla el juicio en su contra. Foto: Ariela Pientro.

Sociedad

Johana Chacón

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 15 DE NOVIEMBRE DE 2018

La defensa de Mariano Luque, imputado por el homicidio de Johana Chacón, solicitó su absolución y desacreditó las dos pruebas centrales que hay en su contra: el testimonio de la Beatriz Chacón (hermanas de la víctima) y el informe de los científicos que determinaron que los restos hallados en la finca en 2012, son huesos de un ser humano.

El juicio por el crimen de la adolescente lavallina, de la que nada se sabe desde la tarde del 4 de septiembre de 2012, comenzó el 19 de septiembre e ingresó en la etapa final. Este jueves, la defensa de Luque concretó su alegato y los primeros días de diciembre el tribunal colegiado, presidido por Rafael Escot, dictará la sentencia.

Luego de escuchar los alegatos del fiscal, Alejandro Iturbide y de los querellantes, hoy fue el turno de la defensa en manos de María del Carmen Aguilar, quien aseguró que no existen pruebas contundentes en contra del acusado.

Caso Johana Chacón: las señales de alarma que el Estado no vio

Johana Chacón y sus cuatro hermanos vivieron en una situación de extrema vulnerabilidad social y económica, una situación que no se modificó pese a las intervenciones estatales que buscaron sostener a la familia y que se transformaron en el escenario ideal para que alguien los dañara.

 

Contra las pruebas

La defensora desacreditó dos pruebas clave: el testimonio de Beatriz, quien aseguró que el hombre ahorcó a su hermana, quemó su cuerpo y lo enterró; y el informe de los científicos del Instituto de Arqueología y Etnología de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCUYO, quienes determinaron que restos óseos rescatados de la finca en 2012, son humanos y que se corresponden con un metatarso de una persona de entre 11 y 18 años.

En cuanto al testimonio de la joven, Aguilar dijo que miente, que los informes psicológicos oficiales demostraron en dos oportunidades que tiene una personalidad histriónica, que busca llamar la atención y que puede mentir con fines gananciales. Explicó que si bien fue una persona que vivió situaciones muy difíciles desde niña, que es una víctima, esto no cambia -recalcó- la situación que mintió en reiteradas oportunidades ante la Justicia.

Aguilar dijo que el testimonio de Beatriz no fue espontáneo, que se fue mejorando con el tiempo de acuerdo a los intereses de la causa y le pidió al tribunal que no olvide que existe una recompensa para quien brinde datos certeros que permitan esclarecer el hecho.

Beatriz Chacón volvió a acusar a Luque

Durante el juicio por el homicidio de su hermana Johana, la joven desestimó una grabación aportada por la defensa y ratificó que el hombre ahorcó a su hermana. Se tomaron las muestras para un cotejo de ADN.

Para la defensora tampoco es creíble el desarrollo de los hechos que contó. Dijo que es inverosímil que Luque asesinara a su hermana delante de ella, cuando tenía 12 hectáreas para hacerlo, y mucho menos que quemara su cuerpo, cuando esto alertaría a los vecinos. Por eso, recalcó que no es creíble ni la testigo, ni lo que declaró.

Respecto del informe de los científicos sobre los restos óseos, aseguró que es un “disparate” que asegure que los restos son humanos, que el resultados “espectacular” que se mostró no es tal y que por ende no tiene ninguna validez. Y explicó sus razones: dijo que los profesionales confrontaron los huesos con los de animales, pero no con restos humanos, y que llegaron a su conclusión sólo porque determinaron que no eran de perro, que tienen un gran parecido con los de un ser humano.

La tercera prueba que refutó fue un cotejo de ADN que se hizo en base a una remera secuestrada en 2012, y que durante el juicio Beatriz Chacón explicó que si bien era de ella, se la dio a una hermana porque no le quedaba bien debido al embarazo. Aguilar recalcó que el análisis dio positivo para Luque y para Beatriz y aseguró que eso sólo comprueba que mantenían una relación de pareja, tal como aseguró siempre su defendido.

Son humanos los huesos hallados en la finca donde vivía Johana Chacón

Así lo aseguraron dos científicos del Instituto de Arqueología y Etnología de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCUYO, ante el tribunal que juzga a Mariano Luque por el homicidio de la adolescente.

Una visión falaz

Aguilar aseguró que el fiscal planteó una situación falaz en su alegato, cuando describió que tanto Johana como Beatriz vivían en la finca sometidas al poder de dos varones, es decir Luque y su padrastro, Luis Curallanca. Consideró esa visión como tendenciosa e injusta y dijo que le cuesta creer que no se advierta que lo único que buscaba Curallanca era ayudar a los hermanos, porque nadie se ocupaba de ellos, ni siquiera sus padres.

“Esta es una visión despiadada e injusta de estas personas, es no entender que el señor Curallanca, al haber pasado serias necesidades en su niñez, lo único que intentó es cuidar y proteger a las niñas para que nada les pasara”, fueron las palabras de la letrada.

Aguilar recordó varios de los testimonios que se dieron en el juicio, en el que las personas reconocieron que tanto las niñas, como los hermanos varones, estaban mucho mejor desde que se quedaron en la finca, que se los veía cuidados y que asistían con regularidad a la escuela.

La defensora negó que su defendido abusara de Johana. Dijo que durante el juicio una sola compañera dijo que la niña le contó esto y que su mejor amiga aseguró no saber nada de ese tema.

La hipótesis de la trata

Aguilar también refutó el planteo del fiscal, de que la niña ingresó a la finca aquella tarde de 2012. Dijo que todos los testigos recordaron que la vieron encarar hacia la tranquera, pero que nadie la vio ingresar efectivamente. Es más, recordó que desde el primer minuto que buscaban a la pequeña, José Añazco, declaró que vio a una niña esa misma tarde en las inmediaciones de la finca, y que nunca se tomaron en cuenta esos dichos.

Caso Johana Chacón: la hora de la sentencia

El tribunal dará a conocer en breve su veredicto contra Mariano Luque.

La hipótesis que planteó la profesional es que la niña esperaba a alguien, y que esa persona se la llevó con engaños, por lo que abonó nuevamente la teoría de que Johana fue captada por una red de trata con fines de explotación sexual. Y en este sentido, recordó que fueron dos los testigos que dijeron ver a la niña, primero en un prostíbulo de calle Mitre y luego en Colombia.

La defensora explicó que si bien el “tejido social” considera a Luque culpable, esto se debe a información tendenciosa y a informes y pericias que no dicen lo que se comenta en voz alta. Por eso, pidió al tribunal que evalúe cada una de estas inconsistencias y que recuerde que para condenar a una persona la certeza debe ser total.

Luego fue el turno del fiscal, Alejandro Iturbide, quien refutó algunos de los cuestionamientos de la defensora. Ahora, la última palabra la tendrán los integrantes del tribunal, que darán a conocer su fallo los primeros días de diciembre.

 

 

 

 

chacó desaparición lavalle tres de mayo luque homicidio