Sindicatos en Francia advierten que "no habrá tregua" por Navidad

Sindicatos de diferentes sectores sociales llevan ocho días de huelga ininterrumpida en contra de la reforma previsional. Por la presión, el gobierno ya flexibilizó algunos puntos.

Sindicatos en Francia advierten que "no habrá tregua" por Navidad

Foto: Agencias

Internacionales

Unidiversidad

Fuentes: Télam / La Izquierda Diario

Publicado el 12 DE DICIEMBRE DE 2019

En el octavo día seguido de huelga, sindicatos franceses llamaron este jueves a redoblar la protesta contra la reforma del sistema de jubilaciones y advirtieron que "no habrá tregua de Navidad", subiendo la apuesta en su enfrentamiento con el presidente Emmanuel Macron. "La huelga continúa y lo sentimos, porque no lo habíamos previsto de esta manera", aseguró este jueves el secretario general de la CGT de los trabajadores ferroviarios, Laurent Brun, en declaraciones a la cadena de radio France Info.

"Nos hemos dado cuenta de que el gobierno no da su brazo a torcer y esto va a llevar tiempo. No habrá tregua de Navidad salvo si el gobierno entra en razón", agregó. Las declaraciones llegan un día después de que el primer ministro francés, Edouard Philippe, presentara los detalles del proyecto con el que pretenden unificar los 42 sistemas actuales de jubilaciones en uno con el que "todo el mundo saldrá ganando", prometió.

El proyecto es una de las promesas electorales del liberal Macron, que, por la movilización en las calles, se vio obligado a flexibilizar algunos puntos. "Mi puerta está abierta, mi mano está tendida", dijo Philippe, considerando que los anuncios del gobierno eran suficientes para poner fin a la huelga. Sin embargo, los sindicatos llamaron a intensificar la protesta al evaluar que las modificaciones son insuficientes y que el gobierno "cruzó una línea roja".

El gobierno quiere impedir un nuevo estallido social tras la crisis por las protestas de este año del movimiento de los "chalecos amarillos", y por eso intentó tender un puente con los sindicatos, según analistas. "Hay lugar para la negociación", expresó el ministro de Economía, Bruno Le Maire.

Mientras, en ciudades como París, hoy era casi imposible conseguir transporte público para movilizarse y los pocos trenes que funcionaban lo hacían abarrotados de gente, informó France Info. Asimismo, el centro de la ciudad estaba colapsado de vehículos particulares, bicicletas, monopatines y gente de a pie que intentaba sortear la huelga para llegar a sus trabajos.

Está prevista una marcha esta tarde en París y Marsella mientras que se convocó una nueva jornada de movilización nacional para el martes 17 de diciembre, la tercera en menos de dos semanas.

Además, el puerto marítimo de El Havre, el segundo más grande del país, amaneció bloqueado por un millar de manifestantes. "Tenemos bloqueados los ocho principales puntos (de entrada). Vamos a seguir aquí todo el día", aseguró la vocera de la CGT Sandrine Gérard.

Uno de los puntos más cuestionados de la reforma es el aumento de la edad para obtener la jubilación completa de 62 a 64 años. Con la reforma podrán acceder a la jubilación a los 62, aunque solo cobrarán una parte. "Todo el mundo trabajará más tiempo, es inaceptable", sentenció Philippe Martinez, secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), que reclama el retiro del proyecto.
 

Además de la CGT, otras asociaciones expresaron su descontento con el gobierno y amenazaron con endurecer su postura, entre ellas, el Consejo de Colegios de Abogados, los principales sindicatos policiales y los docentes. El gobierno planea presentar el proyecto ante el Consejo de Ministros el 22 de enero para que pase al Parlamento a finales de febrero.

Según publicó La Izquierda Diario, el encargado de hacer la presentación del proyecto fue el primer ministro, Édouard Philippe. El objetivo de la nueva reforma es acabar con los llamados" regímenes especiales", de los cuales existen 42 en Francia, que permiten a trabajadores con tareas penosas, riesgosas o insalubres jubilarse más temprano. Por otra parte, establecería un sistema de puntos, que aún no se sabe como funcionaría, para el cálculo de la pensión, algo que ya era muy cuestionado por la calle. También baja el promedio para el cálculo al no hacerlo sobre los mejores salarios percibidos, sino sobre los sueldos de toda la vida laboral. Uno de los puntos más importantes, sin embargo, es el que aumenta la edad de jubilación a los 64 años. Si bien, el primer ministro anunció que la edad para acceder a una jubilación seguirá siendo de 62 años, lo ciento es que solo a los 64 se podrá acceder a una pensión plena.

internacionales huelga francia reforma previsional navidad