Situación crítica

Así describió la realidad del fuero el titular del 1.º Juzgado de Familia, Carlos Neirotti.

Situación crítica

Neirotti aseguró que a las causas relacionadas con la conflictividad social no se les puede poner un freno. Foto: Ariela Pientro

Sociedad

La pata débil de la justicia

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 27 DE MARZO DE 2020

El titular del 1.º Juzgado de Familia, Carlos Neirotti, consideró que la situación del fuero es crítica, debido al incremento del número de causas, que deben manejar con el mismo personal.

Neirotti, que venía del trabajo independiente y hace nueve años es juez, aseguró que la acordada de la Suprema Corte visibilizó por primera vez una problemática que desde el fuero advierten hace años.

Desde su despacho, ubicado en el edificio de Mitre y Montevideo, Neirotti explicó las razones de la sobrecarga y el modo en que enfrentan lo mejor posible la situación. Aquí, parte de la charla con el magistrado.

Nanclares hizo mea culpa por el modo en que trasladó personal

El titular de la Suprema Corte de Justicia lamentó "haber hecho emplazamientos en 24 horas" y no dialogar con los jueces civiles antes de tomar la medida de traspaso de personal de ese fuero al de Familia. No obstante, defendió la medida.

¿En qué situación se encuentra el fuero?

Creo que el fuero se encuentra en una situación cada vez más crítica en cuanto al aumento del número de causas y a la cantidad de personal que las atiende. Esta situación es la que plasmó la Corte en esa acordada, que visibilizó el problema y generó distintos puntos de vista.

Los jueces civiles se rebelaron frente a esta decisión y la Corte dio marcha atrás. ¿Cuál es su opinión?

Yo no hablo ni opino sobre los jueces civiles, de lo único que hablo es del fuero de Familia, ese es mi único leitmotiv.

¿Cuáles son a su criterio las razones que llevaron a esta situación crítica?  

Hay dos aspectos, por un lado hace ya varios años, por leyes de Presupuesto de la Provincia se restringió el ingreso de personal al Poder Judicial cuando se producían bajas por jubilaciones, ascenso o muertes. Por otro lado, han ido en aumento las causas de cualquier tipo de conflictividad familiar, desde pedidos de actualización de cuotas alimentarias, que por la inflación se desactualizaron, conflictos relacionados con el matrimonio o los divorcios. También hay algo que tiene que ver con la conflictividad social que es multicausal, que son las situaciones de violencia intrafamiliar.

La Justicia familiar busca avanzar sobre la violencia machista

La doctora y exjueza de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) Aída Kemelmajer de Carlucci presentó esta mañana junto a la vicegobernadora Laura Montero un proyecto de ley de procedimiento para la justicia de Familia y Violencia Familiar.

¿Qué causas en relación con la violencia son las que reciben ustedes?

Nosotros atendemos los casos de violencia que se dan en el ámbito familiar, no en el laboral, institucional, ni público. Eso significó un aumento grande de causas, tal como quedó plasmado en la acordada de la Corte, donde se estableció que en el fuero el incremento fue del 60 %.

Divorcios exprés y adopciones ágiles: es ley el nuevo Código Procesal de Familia

Las esperadas reformas al Código Procesal de Familia y Violencia Familiar ya son ley y solo resta que la norma llegue al Ejecutivo para su reglamentación. Este martes, en el Senado, los legisladores avalaron por unanimidad la iniciativa presentada por el gobernador Alfredo Cornejo en julio pasado y que se fue afinando en la Bicameral de Familia, Niñez y Adolescencia.

En la acordada se detalla que cada juez y jueza de Familia maneja 2229 causas. ¿Cómo manejan ese número cuando las problemáticas son complejas?

Como podemos. En realidad, ese número que se plasmó en la acordada de la Corte es un promedio, porque en muchos casos, en la primera circunscripción superamos la media provincial y llegamos a las 3000 causas por año. Esas 3000 causas implican que tienen que haber en proporción personal y funcionarios destinados a gestionar administrativamente esa mayor cantidad de causas, y eso no se da. El problema es que a la conflictividad social y familiar no podemos ponerle un tope, un freno, hay que recibir la causa e intentar dar la mejor respuesta posible. Además, son causas que implican la vida, la integridad, la dignidad de una persona, porque tienen que ver no solo con el derecho a tener tu integridad física, porque estás protegiendo a alguien de la eventualidad de que te maltraten o hasta te maten, sino que también la dignidad en cuanto a tu subsistencia o la cuota alimentaria de tus hijos.

¿Qué implicó la vigencia del nuevo Código Procesal de Familia?

El año pasado se puso en marcha el nuevo Código Procesal de Familia, que prevé los trámites con mayor oralidad, es decir, muchas más audiencias que las que teníamos antes. Ahora la mayor cantidad de trámites dentro de un proceso son orales, lo que es bueno, pero eso implica que el juez tiene que estar de cuerpo presente en el acto y debe cumplir ese acto en un plazo relativamente corto. Entonces, con el aumento de ingreso de causas, el mismo personal de hace años y la aplicación del Código se produce la saturación, el cuello de botella.

justicia familia fuero juzgados corte acordada civil


Agobio y enojo

Agobio y enojo

Así describió la titular del 8º Juzgado de Familia de Godoy Cruz, Daniela Peralta, la situación de ...

Fecha

27 DE MARZO DE 2020