Suarez presentó su proyecto para modificar el funcionamiento de la Suprema Corte

El gobernador busca que, con la modificación, las causas sean asignadas por sorteo a distintos miembros del máximo tribunal, para que pase a funcionar como un tribunal colegiado.

Suarez presentó su proyecto para modificar el funcionamiento de la Suprema Corte

Rodolfo Suarez. Foto. Prensa Gobierno de Mendoza

Provincial

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 06 DE SEPTIEMBRE DE 2022

El gobernador Rodolfo Suarez envió a la Legislatura un proyecto de ley para reformar el funcionamiento de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. El objetivo del Ejecutivo es “otorgarle instrumentos al alto tribunal para que pueda desempeñar con mayor celeridad, transparencia y eficacia el servicio de Justicia que los ciudadanos merecen y reclaman”. Para Suarez, esta propuesta se enmarca en el sendero que inició su antecesor, Alfredo Cornejo, que hizo de las reformas judiciales uno de los ejes de su mandato.

Suarez explicó el espíritu del proyecto: “Resulta conveniente, luego de varios años de aplicación de este modelo, que ha acreditado su éxito, avanzar en la reforma del último estrato en la organización del Poder Judicial, es decir en la organización, la gestión y el funcionamiento de la Suprema Corte de Justicia”. Esto se logrará mediante la modificación de la Ley 4969, que rige desde 1984.

“De esta forma, que todos los miembros del alto tribunal, incluido el presidente, que hoy no cumple función jurisdiccional, entiendan en las causas de todos los fueros, sumando a la equitativa distribución del trabajo, mayor celeridad en las resoluciones y un juez siempre presente para intervenir en la resolución de las causas y dándole a todo el procedimiento mayor transparencia”, sostiene el Ejecutivo en los argumentos del proyecto.

Para esto, Suarez propone que el alto organismo de Justicia se organice y funcione como un tribunal colegiado, o colegio de jueces, en relación con todos los casos que ingresan a la Suprema Corte de Justicia. Esto es pasar de lo que hoy está vigente: la Sala I (Civil y Comercial) y Sala II (Penal y Laboral) a flexibilizar esta estructura burocrática y rígida, y a que las causas sean asignadas por sorteo a distintos miembros de la Corte, como también las causas de competencia originadas de la Suprema Corte de Justicia. A esto se suma que, si uno de los ministros no puede participar en un determinado proceso, la iniciativa contempla que se realice inmediatamente un nuevo sorteo, a fin de no suspender el acto jurisdiccional.

De esta manera, más allá de sus responsabilidades administrativas, se busca que los magistrados tengan similar función y carga de trabajo. Esto responde a las estadísticas que se desprenden del relevamiento realizado sobre las causas ingresadas desde 2018 hasta junio de 2022. Allí se observa que el 75 % de las causas que ingresan anualmente al tribunal están destinadas a la Sala II, es decir, a solo tres de sus integrantes, lo que implica un gran desequilibrio en el funcionamiento y el trabajo.

“En la actualidad, cada una de las salas jurisdiccionales la integran tres jueces, y el presidente de la Corte permanece eximido de funciones en ellas, salvo los casos excepcionales de subrogancia y plenos y que hoy propongo revisar, toda vez que la asignación de materias por sala ha generado una desproporción de trabajo que ha afectado el correcto y esperado funcionamiento del cuerpo, e incluso ha llevado a un uso cuestionado del sistema de asignación de causas originarias”, sostiene Suarez en el escrito enviado a la Legislatura.

Con respecto a las causas donde esté interesado un derecho colectivo o se plantee la inconstitucionalidad de la ley, el proyecto contempla a todos los miembros del tribunal para que sea la Corte en pleno la que decida por la referencia de estos casos.

 

Sin aval opositor

Si bien la oposición, principalmente el peronismo local, aún no ha hecho una comunicación orgánica respecto del proyecto del gobierno, por las publicaciones periodísticas anteriores a la formalización de la iniciativa, se espera que no haya aval a esta iniciativa.

El principal argumento es que el Ejecutivo busca con esta reforma una “mayoría automática” en el principal tribunal de la provincia, ya que cuenta con la mayoría de sus miembros dentro del ala “filorradical”. Así, si la Suprema Corte tuviera que ser dividida con una impronta partidaria, quedaría con 4 miembros con su representación en la UCR y tres miembros con su representación en el PJ.

Si esta representatividad político-partidaria se mantuviera a la hora de votar en un fallo plenario, se impondría siempre el ala “filorradical”.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza

rodolfo suarez suprema corte modificación