Triunvirato agotado

Juan Carlos Schmid, uno de los jefes de la CGT, blanqueó la fractura en la central obrera al vaticinar el fin de ciclo para ese modelo de conducción.

Triunvirato agotado

Juan Carlos Schmid, uno de los triunviros de la CGT, blanqueó la fractura en la central obrera. Foto archivo: bairesenlinea.com.ar.

Nacional Unidiversidad Marcha del #21F / por Unidiversidad / Fuente: Clarín / Publicado el 16 DE FEBRERO 2018

Se rompió la CGT. La fractura entre los gremios existe y ya no se niega. Hay un fin de ciclo. Así lo admitió uno de los jefes del triunvirato de la central sindical, Juan Carlos Schmid, a pocos días de la marcha de Hugo Moyano contra el gobierno de Mauricio Macri, evento que reavivó las tensiones internas del movimiento obrero.

”El ciclo del triunvirato está agotado”, blanqueó el titular del gremio de Dragado y Balizamiento en diálogo con radio La Red. Clarín rescata los principales tramos de esta entrevista a Schmid, quien además dijo que no confía en las intenciones del Gobierno.

Schmid fue categórico al hablar de la crisis (a esta altura terminal) que atraviesa el triunvirato que conforma con Héctor Daer, titular del sindicato de Sanidad, y Carlos Acuña, de los trabajadores de Estaciones de Servicios. “Desde diciembre, cuando la mayoría de los sindicatos grandes desobedecieron el mandato que dio el Triunvirato, se entró en una crisis profunda y me da la impresión de que el ciclo está agotado. Tenemos miradas diferentes de la realidad", sostuvo.

"Si nosotros tomamos decisiones en el colectivo y después las desconocemos, tenemos un problema serio", explicó.

En rigor, ya a principios de febrero las acusaciones entre triunviros no apelaban a metáforas. Cuando Daer anunció que su gremio, y él personalmente, se bajaban de la marcha de camioneros, Acuña lo cruzó sin alegorías. “Algunos dirigentes se creen que son artistas de televisión. Faltan al Consejo Directivo y van a hablar mal de la CGT a la tele. Responden a otros intereses, antes les decían carneros”, lanzó.

Schmid también se refirió a la relación con el gobierno de Cambiemos. "La CGT tiene relación con el Gobierno, tuvimos momentos de tensión y otros de diálogo. Hoy no hay diálogo porque la reforma previsional dio un quiebre importante en las conversaciones”, manifestó.

“El Gobierno no dio confianza y dudo de las intenciones que tiene. En el contexto de la reforma previsional, el ministro de Trabajo discutió la reforma laboral sobre tres pilares antes de las elecciones y después ocurrió algo diferente. O se presentan mal los temas, o se dice una cosa y luego se ejecuta otra", argumentó el dirigente cercano a Moyano, que confirmó además su presencia en la marcha del #21F.

Schmid sostuvo que “hay muchas razones para protestar” y negó que la movilización responda a un deseo de Hugo Moyano de medir fuerzas con la Casa Rosada, en momentos en los que la Justicia comenzó a avanzar en investigaciones que lo comprometen. “La protesta del miércoles tiene una serie de demandas que están en la agenda social y económica, que tienen que ver con el deterioro de los trabajadores. Más allá de la disputa Moyano-Macri, acá hay muchos problemas", agregó, y adelantó que el miércoles habrá problemas y demoras para circular en la ciudad de Buenos Aires.

Cuando Luis Novaresio le consultó si imagina a Moyano como secretario de la CGT, el dirigente respondió: "No creo que Moyano lo esté planteando. De todas maneras, digo que, si el ciclo está terminado, no olvidemos que los mentores del proceso de unidad fueron Antonio Caló, Luis Barrionuevo y Hugo Moyano".

política nacional | marcha del 21f | juan carlos schmid | cgt | fractura