Un incendio desató la peor catástrofe en la historia de Grecia

Las autoridades del país helénico declararon el estado de emergencia y pidieron ayuda a la comunidad europea para combatir el fuego. Hasta el momento, hay 74 fallecidos y más de 180 heridos.

Un incendio desató la peor catástrofe  en la historia de Grecia

Una casa es pasto de las llamas en Kineta, cerca de Atenas. Foto: gentileza de AFP.

Internacionales

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 24 DE JULIO DE 2018

La peor tragedia natural en la historia reciente de Grecia dejó hasta el momento al menos 74 muertos y más de 180 heridos, tras el paso de una lengua de fuego por el norte y noroeste del Ática, región que rodea Atenas, la capital griega. Todas las víctimas han sido halladas en el área comprendida entre el puerto de Rafina y Nea Makri. Entre las víctimas hay varios adolescentes y niños que no pudieron escapar por sus medios del lugar del hecho.

Las autoridades helenas, que han declarado el estado de emergencia y pedido ayuda a la comunidad europea, sugirieron que los incendios podrían haber sido provocados.

Además, según informan distintos medios griegos, los servicios de emergencia continúan buscando a un número indeterminado de desaparecidos. Para poder lograr su comentido, las autoridades pidieron a los vecinos que informen si desconocen el paradero de familiares y amigos que residen en las zonas afectadas.

 

Los números hablan por sí solos

Hasta el lunes pasado, el peor incendio en la historia de Grecia se dio en el verano de 2007, cuando el fuego se cobró la vida de 77 personas en el Peloponeso y la isla de Evia. Sin embargo, este lunes cambió la historia. Una lengua de fuego originada en Penteli se extendió hasta la localidad costera de Nea Makri –ubicado a 30 kilómetros de Atenas– y arrasó con todo lo que encontraba a su paso: supermercados, casas, autos, campings y personas.

El hecho de que tuviera un frente bien definido, de solo dos kilómetros de ancho, en una zona de fácil acceso y apenas a 300 metros del mar, eran factores, según los expertos, que favorecían una respuesta eficaz de los bomberos. Pero la fuerza del viento (ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora el lunes) y la brusca y constante variación de la dirección complicaron hasta lo imposible la extinción del fuego –sofocado ya este martes– y el rescate de vidas.

En 2007, en el Peloponeso, se cobró entre 70 y 77 vidas y arrasó 250 000 hectáreas de bosques y cultivos. Pero, a diferencia del de Mati, el kilómetro cero de la tragedia, duró una semana, con un frente inabarcable de 60 kilómetros de ancho que involucró a 147 pueblos y mató a unos 30 000 animales. Si se comparan ambos contextos, el incendio de este lunes supera ampliamente todos los récords en estragos.

incendio catástrofe natural grecia peor historia muertos heridos europa