Un subsidio para investigadoras busca atenuar desigualdades del trabajo doméstico

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación lanzó un subsidio para quienes son responsables de menores de doce años, de personas con discapacidad o mayores. El apoyo económico puede llegar a los 900 mil pesos. Está especialmente direccionado a mujeres, ya que en 9 de 10 casos hacen las tareas de cuidado.

Un subsidio para investigadoras busca atenuar desigualdades del trabajo doméstico

Lanzan un subsidio para investigadoras que busca atenuar las desigualdades en las tareas de cuidado. Foto: www.freepik.com

Sociedad

Mujeres y ciencia

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 02 DE DICIEMBRE DE 2022

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación lanzó un subsidio para investigadoras e investigadores que realicen actividades científicas y tecnológicas y que tengan a su cargo personas menores de doce años, con discapacidad o adultas mayores. Se trata de una medida contra la desigualdad de género que apunta a beneficiar especialmente a las mujeres, ya que las tareas de cuidado son hechas 9 de cada 10 veces por ellas, según los datos del Ministerio de Economía.

El apoyo económico puede llegar hasta 900 mil pesos para las reuniones científicas que sean presenciales y hasta 300 mil para las reuniones científicas virtuales. Puede beneficiar a investigadoras que participen como expositoras, ponentes, comentadoras, presentadoras de póster, panelistas, conferencistas, coordinadoras, moderadoras, relatoras u otro rol equivalente en reuniones científicas de corta duración.

"Es una alegría estar lanzando este proyecto, es un paso más en esta carrera por la igualdad. No es una norma para las mujeres, sino reivindicar el derecho de los varones en la tarea de cuidado. Tiene que ver con dar pasos hacia la igualdad", aseguró el titular de la cartera, Daniel Filmus, al presentar este instrumento pensado para mejorar las condiciones de desarrollo de las carreras académicas de personas del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI). El subsidio busca atenuar las desigualdades que provoca la distribución desigual del trabajo doméstico, que históricamente recae en mayor proporción sobre las mujeres, personas gestantes e identidades feminizadas, lo que disminuye la cantidad de tiempo disponible para dedicar a su desarrollo profesional.

"No hay ciencias y no hay comunidad sin las científicas de nuestro país, y este instrumento es especialmente importante para las protagonistas de nuestra ciencia, que se escenifican en las reuniones científicas, un espacio muy importante de disputa de lo simbólico, de disputa del poder, por eso me parece que este instrumento es clave", aseguró el presidente de la Agencia I+D+i, Fernando Peirano.

Un informe elaborado en el año 2020 por el Ministerio de Economía de la Nación indicó que las tareas de cuidado son realizadas 9 de cada 10 veces por mujeres, personas gestantes e identidades feminizadas. En simultáneo sostienen las actividades laborales remuneradas y eso produce consecuencias perjudiciales sobre su productividad.

En la presentación del nuevo subsidio, la presidenta del Conicet, Ana Franchi, aseguró que "es la oportunidad, una vez más, para visibilizar esta situación que afecta principalmente a las mujeres, que están a cargo de cuidados, y estos tiempos afectan su trabajo de investigación". "La participación en congresos, actividades de ciencia y tecnología deben contar con paridad de género, es algo que desde el Consejo estamos aplicando a diferentes áreas, por ejemplo, los jurados y comisiones evaluadoras", aseguró.

El apoyo económico consta de hasta un subsidio por reunión científica, cuyo monto máximo dependerá de la modalidad de la reunión: hasta 900 mil pesos para las reuniones científicas que sean presenciales y hasta 300 mil para las reuniones científicas virtuales. También contempla los gastos vinculados a tareas de cuidado por un máximo de cuatro días por reunión científica.

La investigadora Dora Barrancos señaló que este nuevo instrumento económico parte del "cambio de época por el que se han amplificado los movimientos feministas y de diversidad" e instó a "una concatenación del sistema académico y que las universidades se acoplen".

Según los datos del Programa Nacional para la Igualdad de Géneros en Ciencia, Tecnología e Innovación del MINCyT, en 2022 solo el 31 % de los puestos directivos de los organismos de ciencia y tecnología son ocupados por mujeres, a pesar de que estas son mayoría en los cargos de investigación (el 59,5 %). Todo evidencia el fuerte impacto en la dedicación a las tareas científicas y tecnológicas y en el acceso a cargos jerárquicos y de toma de decisión. "Siempre se habla del porcentaje de acceso de las mujeres a puestos jerárquicos en organismos o instituciones, por eso es importante atender a los problemas que las personas tienen desde el inicio de su trayectoria académica porque se trata de un problema estructural", aseveró la subsecretaria de Evaluación Institucional del MINCyT, Gabriela Dranovsky.

Fuente: Télam

tareas domésticas ciencia igualdad de género