Una nueva matriz productiva hecha a medida

El economista Pablo Salvador explicó que se apunta a las nuevas tecnologías y a la industria del conocimiento, en las que los millennials tienen ventajas. Los pros y los contras de los jóvenes que se mueven en un escenario laboral complejo.

Una nueva matriz productiva hecha a medida

Sociedad

#20 - Legajo Millennial

Edición U

Verónica Gordillo

Publicado el 25 DE JUNIO DE 2017

 

Por Verónica Gordillo

 

Los millennials tienen un punto a favor en el nuevo escenario laboral: la matriz productiva de Mendoza apunta a las nuevas tecnologías, a las industrias del conocimiento y a las culturales, un perfil que prácticamente está en su ADN. Así lo explicó el doctor en Economía Pablo Salvador. Como contrapartida, advirtió que los jóvenes siguen siendo los más afectados por el desempleo.

Las mujeres y los varones que nacieron entre 1980 y 2000 serán un tercio de la fuerza laboral mundial en 2020, y reciben críticas y elogios por igual. Los señalan por tener baja tolerancia a la frustración, por buscar el éxito inmediato, por no ser fieles a ningún rubro ni empresa. Por otro lado, resaltan su flexibilidad para adaptarse a situaciones nuevas, su ductilidad para cambiar de empleo y sus formas de trabajo alejadas de las jerarquías verticales, al tiempo que los describen como verdaderos emprendedores digitales.

En esa misma línea, Salvador, también profesor de la cátedra Economía Laboral de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCUYO, resaltó como una de las mayores ventajas de esta generación el manejo de las tecnologías, herramientas indispensables para cualquier industria de cualquier rubro. Por otro lado, indicó que sus puntos débiles son su falta de apego a cumplir reglas y a permanecer en un mismo empleo por mucho tiempo.

Ese último concepto fue ratificado por una encuesta realizada en 2016 por la consultora de recursos humanos ManpowerGroup (que incluyó a 19 000 jóvenes y a 1500 gerentes de recursos humanos de la misma edad en 25 países del mundo), ya que dos tercios de los encuestados consideró que dos años de permanencia en el mismo trabajo es un lapso suficiente antes de ser promovidos o de buscar un nuevo empleo.  Eso sí: cuando se les preguntó qué necesitan para quedarse en un puesto toda la vida, la mayoría planteó la necesidad de tener capacitación continua, ya que conciben un puesto laboral como un escalón y no como un destino final.

Salvador dejó en claro que esta generación se enfrenta, además, a un escenario complejo. De acuerdo con estadísticas oficiales, el desempleo a nivel nacional es del 9 %, pero ese porcentaje se duplica en la franja etaria que va de los 18 a los 24 años.

 

Cambios en el mundo laboral

En medio de este escenario complejo, existen unas pocas certezas. Salvador explicó que la  fundamental es que el mundo laboral cambió respecto de las generaciones anteriores: no existe más el trabajo para toda la vida, eso de ingresar a una empresa y jubilarse ahí. Ese es uno de los aspectos que tienen en claro los millennials, que buscan en forma constante nuevas oportunidades, más creativas y desafiantes. 

Esa falta de proyección de los nuevos jóvenes en una sola empresa, no obstante, no implica necesariamente la falta de compromiso con el trabajo. Simplemente, cambió la forma de abordarlo.

Si se retoma la encuesta, gran parte de este grupo tiene claro que trabajará por más tiempo que las generaciones anteriores, incluso después de los 65 años. El 27 %  espera trabajar pasados sus 70 y el 12 % dijo que lo hará toda su vida.

También cambiaron los requisitos de los empleadores. Alguna vez se trató de leer y escribir; después, completar el secundario; luego, tener un título universitario y ahora –sostiene Salvador– esa es sólo la base para seguir capacitándose, algo que además aprecia y busca esta generación.

De hecho, la encuesta mundial arroja que los nacidos entre 1980 y 2000 disfrutan de su tiempo en el trabajo, junto con la posibilidad de hacerlo en un ambiente flexible y que les permita desarrollar nuevas habilidades. Casi todos los consultados priorizan tres aspectos a la hora de seleccionar cómo y dónde trabajarán: dinero, seguridad laboral y tiempo libre.

 

Equilibrio entre trabajo y tiempo libre

La encuesta internacional, que incluyó a los jóvenes argentinos, refleja que los millennials trabajan muchas horas al día. El 73 % de los consultados lo hace más de 40 horas a la semana y casi un cuarto invierte más de 50 horas. El 26 % tiene dos o más empleos a la vez. Justamente, debido a que saben que trabajarán más tiempo, quieren tomarse más tiempo libre. Por lo tanto, el 84 % prevé tomar recesos significativos, de más de cuatro semanas.

Sin embargo, a diferencia de anteriores generaciones, para los nuevos empleados el ingreso no se destina sólo a invertir en ladrillos: el consumo varió y los viajes están entre las metas más preciadas de la nueva generación.  Así, cuatro de cada diez jóvenes planea hacer pausas significativas para viajar, tomar vacaciones o relajarse. Mujeres y varones tienen como objetivo priorizar el “tiempo para mí”.

Mendoza, millennials friendly

Pablo Salvador, doctor en Economía y titular de la cátedra Economía Laboral de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCUYO, insiste en que los millennials tienen más oportunidades en las industrias relacionadas con las tecnologías, con el conocimiento y con la creatividad. En los sectores más tradicionales, como la vitivinicultura, se insertan en las áreas técnicas y administrativas, pero muy poco en el trabajo manual.

En este contexto –advierte–, a los jóvenes les favorece el cambio en la matriz productiva de Mendoza, direccionado a las tecnologías, las industrias del conocimiento y las culturales, en las que tienen una ventaja respecto de las generaciones anteriores.

Justamente, la convivencia entre las generaciones anteriores y los millennials fue algo que destacó el profesional. Dijo que la gran oportunidad de los empleadores y de quienes emprendan proyectos propios es complementar las fortalezas de ambas. A modo de ejemplo, comentó que los más jóvenes enseñan a los más grandes a utilizar y entender los beneficios de las tecnologías y a poner en práctica nuevas formas de relación jerárquica, mientras aprenden a trabajar en equipo y a sostener en el tiempo el interés por un proyecto.

Si hay una palabra que se une a esta generación es emprendedora. Salvador dejó en claro que esto es nuevo para Mendoza y para la Argentina, pero que la tendencia está instalada desde hace años en otros países, especialmente en Estados Unidos y algunos de Europa. Y explicó que en la mayoría de los casos, estas iniciativas sólo funcionan cuando tienen alguna asistencia estatal, como un subsidio o un crédito blando que los impulse a comenzar.

Algunos datos

Estos son algunas conclusiones del informe "Las carreras de los Millennials: visión 2020", elaborado por la consultora ManpowerGroup Argentina.

Sin temores

62 % confía en que, si pierde el trabajo, conseguirá otro mejor en un lapso de tres meses.

 

Full time

73 % trabaja más de 40 horas a la semana y casi un cuarto lo hace más de 50 horas.

 

Tiempo libre

84 % prevé tomar recesos significativos (más de cuatro semanas).

 

Rotación

66 % cree que dos años en un mismo puesto son suficientes antes de ser promovidos o de cambiar de empleo.

 

 

Fuente: ManpowerGroup Argentina.

edición u 20 millennials


Legajo millennial

Legajo millennial

La irrupción de los jóvenes de entre 20 y 35 años en el mercado laboral hackeó el modelo. Cómo se ...

Fecha

25 DE JUNIO DE 2017