Via Blanca 2017, con el vino en la piel

El carro con los reyes de la Vendimia gay y la reina de Capital, sin el título de anfitriona, fueron los grandes cambios de la noche.

Via Blanca 2017,  con el vino en la piel

Las luces y el color, un sello de la Vía Blanca (Foto: Axel Lloret)

Sociedad

Vendimia

Unidiversidad

Unidiversidad / Ana Vargas

Publicado el 04 DE MARZO DE 2017

Miles de mendocinos y turistas participaron este 3 de marzo por las calles del microcentro en la Vía Blanca de las Reinas, una de las instancias de la Fiesta Nacional de la Vendimia más esperadas. A pesar de los incidentes ocurridos el jueves en el Teatro Griego Frank Romero Day, que conmocionaron a los artistas y pusieron en duda la realización del Acto Central, el clima de la noche estuvo lleno de colores, alegría, música y baile.

Desde temprano las barras de Tunuyán, Tupungato y Maipú hicieron una ruidosa previa en la Avenida San Martín, y al calor de los bombos y trompetas, demostraron el cariño a sus candidatas. Mientras tanto, las veredas se fueron llenando de espectadores ansiosos por ver los carros y, por supuesto, a las reinas departamentales.

 

Ansiedad a la espera de los carros. Foto: Alberto Piazza.

 

Algunos prefirieron disfrutar del tradicional desfile de carros desde los bares y cafés, que adaptaron sus promociones a los distintos bolsillos ($ 40 a $ 45 un café, $ 90 una hamburguesa y aproximadamente $ 150 un plato más elaborado). Otros, en tanto, se ubicaron lo más cerca posible de lo indicado por los policías para seguir de cerca a las candidatas, esperando con entusiasmo que la corte departamental les diera algún obsequio típico.

A diez minutos del comienzo pautado para la Vía Blanca empezó a sentirse la impaciencia de la gente que aplaudía y silbaba. Pasadas las 22, los locutores comenzaron a generar el clima vendimial y lanzaron la previa oficial para que los carros hicieran su paso triunfal por el palco de autoridades alrededor de las 22.30.

 

Como siempre, la Virgen de la Carrodilla fue muy aplaudida por el público. Foto: Alberto Piazza.

 

Al igual que todos los años, la Banda de la Policía de Mendoza dio comienzo con sus acordes a una nueva edición del esperado recorrido nocturno, uno de los pasos previos que forma parte de la Fiesta Nacional de la Vendimia, seguidos muy de cerca por los paisanos de la Federación Gaucha de Mendoza, quienes escoltaron el paso de la Virgen de la Carrodilla, la patrona de los viñedos.

Luego fue el turno de la novedad de la noche: los reyes de la Vendimia Gay, quienes junto a los candidatos y candidatas 2017, desfilaron por primera vez en su propio carro. Pero no lo hicieron solos: Giuliana Lucoski y Rocío Fuster, reina y virreina nacional de la Vendimia, respectivamente, acompañaron este momento que, como había anticipado Gabriel Canci, productor de la Vendimia Gay, estuvo lleno de brillo y glamour. Como era de esperarse, los comentarios sobre este espectáculo fueron variados, aunque cabe resaltar que mayormente se escucharon cosas positivas.

 

Este caballo de 4 metros de altura fue el encargado de abrir la Vía Blanca y dio paso al primer carro, que transportó a los reyes de la Vendimia Gay y la reina y la virreina nacional de la Vendimia 2016. Foto: Alberto Piazza.

 

Detalles de los carros departamentales

El departamento encargado de abrir el desfile nocturno fue Rivadavia. Muy de cerca lo acompañó La Paz y luego fue el turno de Guaymallén, escoltado por su policía vial y ambiental. Después vinieron San Carlos, Maipú, Santa Rosa, Ciudad, Luján de Cuyo, Malargüe, Godoy Cruz, Lavalle, San Martín, Tunuyán, Las Heras, Junín, Tupungato y, para cerrar, San Rafael.

Los grupos musicales a bordo fueron uno de los aspectos destacables de los carros de Maipú, Santa Rosa y Lavalle, mientras que Luján de Cuyo rompió con los parámetros y optó por desfilar con música pop juvenil del momento.

Malargüe, por su parte, fue uno de los departamentos que apostó por un diseño imponente, con un homenaje al General San Martín y a Jorge Luna, un hacedor cultural del departamento. Sin embargo, faltaron en el carro los tradicionales chivitos.

 

Un clásico: picar una "cosita" mientras se disfruta del desfile nocturno. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza.

 

El gran cambio este año fue la participación del carro de Capital con su reina, ya no como anfitriona de Vendimia, sino como aspirante a la corona nacional. Tras la polémica surgida luego de su coronación, un puñado de reinas distritales la acompañaron en su mermada corte.
 

Seguridad para algunos, dolores de cabeza para otros

La seguridad de los funcionarios estuvo muy cuidada, por lo que los palcos frente al Ente Provincial de Turismo estuvieron vallados y las veredas, cortadas. Esta situación, casi inevitable, molestó a varios vecinos de la zona que intentaban llegar a sus casas y debieron dar grandes vueltas para lograrlo.

"Es una vergüenza esto, te estoy mostrando el documento, vivo acá y no puedo llegar por ningún lado", se quejaba Mariana, una vecina, con un policía.

sociedad vendimia vía blanca reinas carros